Mercedes 190 E Stadtwagen: el abuelo del Clase A

Mercedes 190 E Stadtwagen

Hoy se presenta la nueva generación del Mercedes Clase A, la cuarta del modelo, pero siendo honestos, la segunda después de la gran transformación que sufrió. Nacido como un monovolumen del segmento B, en 2012 la marca decidió cambiar su concepto por completo, dándole forma de compacto del C y marcando un punto de inflexión para toda la compañía.

Mercedes Clase A 2018: publicadas las primeras imágenes

Y es que este Clase A dio un vuelco a la imagen de Mercedes, la rejuveneció y aportó un nuevo lenguaje de diseño al que uno tras otro se han ido sumando todos los modelos de la marca. A toro pasado es fácil calificar el movimiento como éxito, aunque en su día su puso un movimiento arriesgado.

Lo que muchos no sabrán es que la idea de la firma alemana de entrar en el terreno de los compactos no es algo nuevo, ni siquiera algo que se estrenase con el Clase A original en 1997. Las cabezas pensantes de Mercedes llevaban para entonces más de década y media dando vueltas a tal movimiento, aunque la única prueba de ello que queda es el Mercedes 190 E Stadtwagen.

Mercedes 190 E Stadtwagen

Tenemos que retrotraernos a principios de la década de los 80, una época donde el fabricante destacaba por la calidad de sus productos, el lujo y el aire premium que despedían. Cualquiera diría que lo que menos pegaba a la marca de la estrella en aquel entonces era entrar a competir en el segmento de los utilitarios, pero es algo que se valoró hasta el punto de realizar un prototipo completamente funcional.

Desvelado el sistema de infoentretenimiento del Mercedes Clase A 2018

El Mercedes 190 E Stadtwagen fue desarrollado con el objetivo de competir en el mundial de rallys, como versión de calle para cumplir con las reglas de homologación de la época. Pero finalmente la firma de retiró de la competición, por lo que el ‘Coche de ciudad’ (así se traduce ‘Stadtwagen’) no llegó a buen puerto… o sí.

Solo fue conceptual

El modelo no llegó a producción, pero todo lo aprendido con su desarrollo se trasladó al W201 que vería la luz en 1982. Utilizaba la misma plataforma que este, aunque acortada al punto de medir menos de cuatro metros de largo y que su distancia entre ejes fuera de solo 2.220 mm. De hecho, dada su naturaleza de prototipo, muchas de las piezas que empleaba eran idénticas a las de las mulas de la marca en aquella época, tales como el frontal o la parrilla negra con listones horizontales. Lo único que le distinguía como un Mercedes eran las llantas y el volante, ambos elementos con el logo impreso. Hay que destacar el interior, espartano a más o no poder, hijo de la época de la que data.

Mercedes 190 E Stadtwagen

Por lo que respecta al apartado mecánico del Mercedes 190 E Stadtwagen, montaba un motor 2.0 tetracilíndrico que desarrollaba 122 CV e iba asociado a una caja de cambios automática de cuatro relaciones para mandar la fuerza al eje trasero. Se desconoce su aceleración en el 0-100 km/h, pero si se sabe su velocidad máxima declarada: 175 km/h.

Fuente e imágenes: Ranwhenparked

1 Comentario

  1. …”Hay que destacar el interior, espartano a más o no poder, hijo de la época de la que data”…
    No creo estar de acuerdo…Busque Usted en dicha época (lógicamente), y si encuentra un salpicadero e interior mejor acabado que el de el “prototipo” en cuestión me lo dice, y a ser posible me lo enseña…

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.