La década de los 80 y 90 no se entendería sin la Game Boy. Millones de jóvenes y no tan jóvenes de todo el mundo pasaron horas y horas jugando al Tetris, Super Mario Land y muchos otros videojuegos. Pero, en el siglo XXI, hay gente que está dando usos muy diferentes a la famosa videoconsola portátil. Por ejemplo, de velocímetro. Pero también, y es lo peor, para robar coches. Y el Hyundai Ioniq 5 se ha convertido en el nuevo objetivo de los ladrones de la Game Boy.

En los últimos dos años se han producido varios robos de vehículos utilizando la famosa videoconsola de Nintendo, aunque no es exactamente así. Al principio, los ladrones iban a por vehículos básicos, pero ahora están realizando ataques más sofisticados para llevarse vehículos eléctricos como el Hyundai Ioniq 5 (prueba).

Una herramienta de pirateo

En realidad, se trata de una herramienta de pirateo, disfrazada de Game Boy. Según publica InsideEVs, consiste en un emulador y está compuesto de numerosos hardware de transmisión por radio, introducidos en una carcasa de la videoconsola. Funciona una vez que el coche se activa tocando el tirador de la puerta, dando la bienvenida al conductor. Entonces se activa un programa en el emulador que empieza a interactuar con el coche.

El dispositivo engaña al coche haciéndole creer que se trata de una llave legítima mediante un algoritmo específico que acaba calculando el código correcto, normalmente en segundos. Si tarda un poco más, el ladrón puede colocarse el dispositivo en el bolsillo y esperar a que vibre para indicar que ha encontrado el código y lo ha almacenado para su uso.

Encuentran 16 coches robados valorados en 3 millones en un granero

A continuación, el dispositivo desbloquea el vehículo y puede utilizarse como llave para arrancar. Una vez que está lejos del escenario del crimen, el ladrón puede quitar los módulos de conectividad del coche para inutilizar el GPS y el seguimiento a través de la aplicación.

Los ladrones de la Game Boy se ceban con el Hyundai Ioniq 5 y otros modelos del grupo

hyundai-ioniq 5-ladrones-game-boy

Este dispositivo existe desde hace unos años, pero los modelos de Kia y Hyundai se han convertido en objetivos de los amigos de lo ajeno.  Según revendedores del dispositivo, el Hyundai Ioniq 5, el Kia EV6 y el Genesis GV60 se pueden robar en cuestión de segundos. Hay otros modelos que también son susceptibles de sufrir este tipo de ataque, pero requieren que se genere un PIN único utilizando el número de bastidor del coche, que es visible desde el exterior del vehículo.

En los últimos tiempos hemos visto cómo los ladrones se las ingenian para robar vehículos con técnicas muy sofisticadas. En este caso, vimos cómo robaban un Rolls-Royce Cullinan utilizando una antena de cable para clonar la señal. También existen dispositivos que parecen llaveros o incluso teléfonos móviles. Lo único que impide que estos dispositivos lleguen a las manos de todos es su precio, ya que pueden costar entre 16.000 y 30.000 dólares en Estados Unidos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.