El mítico DeLorean DMC-12 (prueba) se caracteriza por varias cosas. Una de ella es su carrocería de acero inoxidable. Otra son sus puertas de ala de gaviota y cómo olvidar su salto al estrellato tras ser protagonista en la trilogía de ‘Regreso al futuro’. Sin embargo, su motor no es uno de sus puntos fuertes. El V6 de 2.8 litros de origen Peugeot-Renault-Volvo apenas generaba 132 CV de potencia, y esto no era suficiente para un coche que siempre ha aparentado más de lo que en realidad era. Al menos hasta ahora y con este ejemplar en particular. Este DeLorean está equipado con un V6 de KIA y una transmisión Porsche, lo que lo convierte en una de las unidades más potentes del mundo.

DeLorean DMC-24, el proyecto del DeLorean sedán que nunca existió

El coche pertenece a Nick Reid, con sede en San Diego (California, Estados Unidos), y ha sido diseñado por Otsuka Maswell Design. El DeLorean ha recibido un swap (un cambio de motor), así como una nueva transmisión manual, lo que lo convierte en el deportivo que debería haber sido. Además, se tratado de conservar el aspecto original de la carrocería, mientras que “el interior aún no se ha abordado”, como explica el propio Reid a The Drive en una entrevista reciente.

Este DeLorean está equipado con un V6 biturbo de KIA

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de @lamborfuckinghini

Empecemos por el plato principal. El motor es un V6 biturbo de 3.3 litros adoptado directamente del KIA Stinger GT (prueba). Esta mecánica genera originalmente 370 CV de potencia, pero en este caso particular, ha recibido una serie de modificaciones que elevan su rendimiento a un nuevo nivel. El propulsor se había utilizado con anterioridad en un coche de drift y, tras los buenos resultados ofrecidos, se decidió realizar el trasplante al DeLorean.

Entre las modificaciones realizadas se encuentra unos intercoolers artesanales que tienen la misma capacidad de disipación de calor que los del Ferrari F40 (prueba). Un nuevo colector de admisión, un nuevo sistema de inyección de combustible de alto flujo y una pareja de turbocompresores gemelos Garrett. También se han llevado a cabo multitud de adaptaciones, especialmente a nivel de electrónica en un clásico con un motor moderno.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de @lamborfuckinghini

Tras realizar una medición en un banco de pruebas, el DeLorean DMC-12 con motor V6 de KIA entregó 487 CV de potencia. Esta cifra ya supondría un aumento de casi 120 CV, pero Reid recuerda que en este banco un Ferrari 458 registró 405 CV, frente a los 570 CV que desarrolla originalmente. Una serie de cálculos concluyen que el DeLorean debería ofrecer alrededor de 630 CV y 665 Nm de par máximo.

Y una transmisión manual de Porsche

Para evitar que la transmisión original explote al tratar de gestionar una potencia cinco veces superior a la original, Reid y el equipo de OMD han instalado una caja de cambios manual de seis velocidades adaptada directamente de un Porsche 996. Según las mediciones realizadas, el DMC-12 ahora puede alcanzar los 100 km/h desde parado en unos 4,0 segundos y completa el ¼ de milla en 11,8 segundos 236 km/h.

Otros aspectos en los que se ha trabajado han sido a nivel dinámico. OMD reforzó partes de la suspensión e instaló un kit de coilovers de la marca KW. Para frenar se han instalado unas pinzas de un Ferrari 348 Challenge y discos de AP Racing. Como curiosidad, la presión de soplado de los turbocompresores es de 0,6 bar, lo que ofrece un amplio margen de mejora. Sin embargo, Reid no necesita más potencia. “No estamos buscando más potencia, el chasis se maneja muy bien a este nivel y es increíblemente divertido en todas las marchas, en línea recta y en curvas”, explicó a The Drive.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de @lamborfuckinghini

Fotos: lamborfuckinghini (Instagram)

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.