¿En qué coches merece la pena invertir?

En qué coches merece la pena invertir

Cualquiera que siga con mediana asiduidad el periodismo del motor estará en mayor o menor medida harto de ver noticias de subastas de vehículos. Los clásicos, las rarezas e incluso coches más modernos se encuentran en una burbuja, se llegan a pagar cantidades astronómicas por según que modelos, lo cual puede llevar a más de uno a plantearse entrar en el negocio del coleccionismo. Pero, ¿en qué coches merece la pena invertir?

Subastan 24 coches de la colección privada de Carroll Shelby

Antes que nada hay que considerar estamos en un momento de ligero estancamiento en los precios e incluso bajadas de mayor o menor importancia en determinados modelos. Esto no es malo, puesto que ha estabilizado el mercado, pero conviene que lo tenga en cuenta quien pretenda hacer millones a base de compra/venta de vehículos. Si a pesar de ello seguís interesados en introduciros en el mundillo, allá vamos.

Invertir en coches

Los expertos consideran que este impasse que se ha producido no durará siempre, y el motivo principal es el cambio generacional que se está produciendo. Afecta sobre todo a las grandes subastas de coches cuyo valor es muy elevado, pero acabará teniendo su reflejo en los mercados más asequibles. La generación del Baby Boom está dando paso los Millenials, que llegan con dinero e interés renovado en adquirir vehículos, lo que ocasionará un repunte de los precios.

Y hablando de precios, por muy obvio que resulte, antes de acometer esta empresa hay que asegurarse de tener suficientes ceros en el banco. Ya no solo para llevar a cabo la adquisición, sino también para poder soportar el mantenimiento y arreglos del modelo que se adquiera, que será mucho más caro y habitual en vehículos de hace dos o tres décadas que en los coches actuales.

En qué coches merece la pena invertir

Esto también se debe a que las motivaciones de compra de vehículos clásicos ha variado. Como apunta Donald Osborne, tasador con muchos años de experiencia, en referencia los coleccionistas que adquirían coches solo para tenerlos parados: “Eso no pasa hoy en día. La gente busca coches que provean experiencias únicas al volante”. Es algo en lo que concuerda Craig Jackson, de la conocida casa de subastas Barrett-Jackson: “Compra un coche pro amor y no como una inversión. Determina para que usarás el coche, si cubre alguna necesidad y si es algo que quieres conducir”. En resumidas cuentas, aunque se entre en el mundo de las subastas como medio de inversión, ser un apasionado del motor y disfrutar de las adquisiciones resulta capital.

A subasta un Porsche 911 S de 1976… cubierto de musgo

También resulta capital no fiarse por completo de lo que diga en la ficha técnica o lo que rece la hoja de la casa de subastas, por mucho que vayan a vender un buen producto, puede que hayan pasado algo por alto o que lo oculten de manera deliberada. La solución pasa por contratar un perito, un experto que pueda revisar el modelo de arriba abajo para encontrar el más mínimo fallo. Nadie quiere dejarse una suma de dinero considerable en un coche que luego no esté a la altura.

Pero, ¿en qué coches merece la pena invertir?

Quitando el aspecto emocional del que ya hemos hablado y de que lo más lógico es hacerse con un coche para disfrutarlo antes de revenderlo e intentar sacar dinero, sí que hay ciertas tendencias en el mercado que señalan algunos modelos con interesantes revalorizaciones y otros cuya caída en el mercado está bastante clara.

Varían en función de a qué experto se pregunte, pero las opiniones de unos y otros están fundadas en el historial de ventas y pujas que se han ido acumulando en los últimos tiempos.

En qué coches merece la pena invertir

Así deportivos como el Ferrari 288 GTO, el Corvette C2 de finales de los 60, el Lancia Stratos o el Ferrari 275 GTB son valores relativamente seguros; pero tampoco hace falta irse tan atrás en el tiempo, con los Toyota Supra de los 90 y las unidades de primera generación del Mazda MX-5 y el Audi TT (originales) siendo también buenas apuestas.

¿Y los coches de los que hay que huir? Modelos como el Lamborghini Countach, el Mercedes 190 SL o el Jaguar XK120 ha acusado pérdidas de valor de más del 15%, por lo que no se presentan como una buena inversión. Tampoco es muy sabio apostar por coches cuya producción fuera amplia puesto que el mercado está copado de unidades de segunda mano.

Subastan un Lamborghini Diablo GT de 1999 con tan solo 276 km

Fuente: Robb Report.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.