Cuando salió la primera película de ‘A todo gas’ pocos pensaron que la saga pudiese estirarse tanto. Los coches de ‘A todo gas’ han marcado a varias generaciones, y aunque la época de tuning pasó a mejor vida y los vehículos de ‘Fast& Furious’ son ahora diferentes, muchos seguimos soñando con algunos de los primeros modelos. Ya van ocho largometrajes y muchos automóviles diferentes que hemos visto en la pantalla. ¿Quieres saber cuáles son los coches de ‘Fast & Furious’? Pues vamos a hacer un repaso a través de las dos primeras entregas.

PRUEBA: Ferrari F40

Los coches de ‘A todo gas’

Toyota Supra

coches a todo gas toyota supra

El Toyota Supra es uno de los más destacados coches de ‘A todo gas’, no solo de la primera entrega, sino de la saga en general. En la ficción es conducido por Brian O’Conner -interpretado por el malogrado Paul Walker- y llega a perderlo en una carrera con el otro protagonista, Dominic Toretto -Vin Diesel-.

Dodge Charger

coches a todo gas dodge charger

El Dodge Charger R/T de 1970 de Toretto es el otro gran protagonista de los coches de ‘Fast & Furious’, y se enfrenta al Supra de O’Conner al final de la primera película. Es un caballo desbocado e inicialmente Toretto no se atreve a conducirlo, algo lógico viendo el final del pique entre O’Conner y él…

Mazda RX-7

coches a todo gas mazda rx-7

Nunca, nunca se puede pasar por alto un Mazda RX-7, uno de los mejores deportivos que ha creado la marca japonesa en su historia y que esconde un motor rotativo debajo del capó. Es uno de los primeros coches de Dominic Toretto en ‘A todo gas’ a pesar de su predilección por los clásicos americanos.

Honda Civic

coches a todo gas honda civic

La actividad del Honda Civic de ‘A todo gas’ no es muy ética, ya que los protagonistas lo utilizan para robar. Pero eso no quita que el coche sea una maravilla tanto mecánica como estética. Un coupé de dos puertas que sigue enamorando a día de hoy y cuyo precio en el mercado de coches de segunda mano no es para nada barato.

Volkswagen Jetta

coches a todo gas volkswagen jetta

El propietario del Volkswagen Jetta de ‘A todo gas’ es Jesse, personaje interpretado por Chad Lindberg. Es uno de los coches de ‘Fast & Furious’ más característicos debido a su decoración tunera. En el año 2016 la unidad que apareció en la película fue subastada y su precio llegó casi a los 40.000 euros.

Los coches del Grupo S, los grandes olvidados

Los coches de ‘A todo gas’ 2, 2 Fast 2 Furious

Mitsubishi Eclipse Spyder

coches fast & furious mitsubishi eclipse spyder

El Mitsubishi Eclipse Spyder le toca por casualidad a Roman Pearce, que en la realidad es Tyrese Gibson. Al principio no está muy por la labor de colaborar con Brian, pero cuando ve que su misión la llevará a cabo sentado al volante de este cabrio, le cambia la cara. Su decoración es cuanto menos llamativa.

Mitsubishi Lancer Evolution

coches fast & furious mitsubishi lancer evo

Otro japonés de la misma marca, en este caso un Mitsubishi Lancer Evo VII amarillo, es la ‘montura’ de Brian para luchar contra el mal junto a Roman. Su escena cumbre llega cuando circula por una autopista marcha atrás esquivando a los demás coches de la vía, pero aun yendo normal no pasa mucho desapercibido.

Dodge Challenger

coches fast & furious dodge challenger

El Dodge Challenger aparece entre el parque de coches de ‘A todo gas’ 2 precisamente cuando Brian y Roman se juegan sus dos modelos japoneses en una carrera nocturna. Para eso tuvieron que derrotar a este americano y a un Chevrolet Camaro, cosa que fue de todo menos sencilla.

Chevrolet Camaro

coches fast & furious chevrolet camaro

Un Chevrolet Camaro SS de 1969 es otro de los grandes destacados entre los coches de ‘2 Fast 2 Furious’. Su momento cumbre llega, precisamente, en el momento en el que están en peligro tanto el Eclipse de Roman como el Lancer Evo de Brian debido a la carrera. Al final acaba en manos de los protagonistas por muy poco.

Nissan Skyline

coches fast & furious nissan skyline

Y el que posiblemente sea el mejor coche de ‘A todo gas’ 2, para el final. El Nissan Skyline es toda una institución entre los coches de ‘Fast & Furious’ a pesar de que su pintura no es tan llamativa como la de otros modelos de la saga. Ni falta que le hace. Eso sí, incorpora unas luces de neón azules en los bajos.

El brutal y aerodinámico Nissan GT-R de Franco Scribante Racing

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.