Este año, Audi Sport celebra su 25º aniversario desde que, en 1994, el Audi RS2 Avant (prueba) viera la luz. Con motivo de tan señaladas fechas, el museo de la compañía en Neckarsulm cuenta hasta finales del próximo mes de enero de una exposición conmemorativa donde se muestran los 25 modelos RS de producción que Audi ha lanzado hasta la fecha, así como algunas rarezas únicas, entre los que se encuentra el Audi RS 8 Prototype.

Audi A8 2017: presentada la nueva y avanzada generación

La gama Audi RS nunca ha llegado a contar entre sus filas con el modelo más emblemático de la compañía, el Audi A8 (prueba), un modelo cuya variante más prestacional y exclusiva ha sido el Audi S8. Sin embargo, esto no significa que la división antes conocida como Quattro GmbH no haya intentado dotar al A8 de ese extra de deportividad que caracteriza a los modelos RS.

Audi RS 8 Prototype

Audi RS 8 Prototype, la primera (y única) aproximación del A8 a territorio RS

En 2013, Audi Sport trabajó en un prototipo del Audi RS 8 que evaluaría la posibilidad de que la tercera generación finalmente contara con tan ansiada variante de alto rendimiento. La base para el desarrollo del RS 8 Prototype sería su hermano pequeño, el S8, al que añadieron una serie de elementos exteriores e interiores, mejoras en el apartado dinámico y, cabría esperar, un extra de potencia.

Las fotos publicadas por la compañía revelan que el Audi RS 8 Prototype fue equipado con un parachoques de corte más deportivo, con un splitter en la sección central inferior, dos grandes entradas de aire en los extremos con una sección específica que ayuda a la refrigeración de los frenos delanteros, una parrilla central de panal de abeja en negro brillante y unos faros ligeramente rediseñados.

Audi RS 8 Prototype

El RS 8 también ganó en anchura y presencia, con unas nuevas aletas delanteras que contribuían a enmarcar el nuevo ancho de vías, unas llantas RS en negro brillante y aluminio pulido, espejos retrovisores de fibra de carbono y un tratamiento de pintura en negro mate. Aunque no disponemos de fotos de la zaga, es de esperar que la sección posterior esté protagonizada por un difusor aerodinámico, una pareja de salidas de escape ovaladas (un elemento que incluyen todos los Audi RS) e incluso un pequeño spoiler de carbono sobre la tapa del maletero.

El apartado dinámico del S8 fue también mejorado, con un sistema de frenos carbonocerámicos con discos perforados y unas enromes pinzas de freno de al menos seis pistones en el tren delantero bañadas en pintura naranja. Se esperaría también un reglaje deportivo de la suspensión y la dirección.

Imponente, y también más prestacional que nunca

Mientras tanto, Audi Sport no pasó por alto el lujoso interior del Audi A8, por lo que lo equipó con una dosis generosa de fibra de carbono visible en el salpicadero, la consola central y los paneles de las puertas, una palanca para el cambio automático rediseñada y cubierta de carbono, tapicería de cuero y Alcantara presente los asientos, los paneles de las puertas y el revestimiento del techo, así como un nuevo volante de fondo plano con Alcantara y las mismas costuras en naranja presentes en todo el interior. Llama la atención la sección del airbag en el volante de color negro brillante.

Audi RS 8 Prototype

Audi fue algo precavido al ofrecer datos acerca de sus prestaciones. Si miramos al S8 en el que está basado este prototipo del Audi RS 8, descubrimos que la tercera generación equipaba un motor V8 biturbo de 4.0 litros con 520 CV de potencia y 650 Nm de par motor, junto a un cambio Tiptronic de ocho velocidades y un sistema de tracción total quattro. Mientras tanto, el Audi RS 7 Sportback, lanzado también en 2013, ofrecía el mismo motor, transmisión y sistema de tracción, pero con 560 CV y 700 Nm de par. Sería de esperar que el Audi RS 8 Prototype estuviera equipado con esta mecánica, o quizás adelantara las prestaciones del Audi RS 7 Sportback Performance y alcanzara los 605 CV y 700 Nm de par motor.

Audi SQ7 TDI 2020: la bestia con motor V8 se renueva

Por el momento, estos datos son todo un misterio, pero lo que sabemos es que la división de vehículos deportivos de Audi se atrevió a dar al A8 ese tan ansiado tratamiento RS que le permitiría rivalizar de tú a tú con el Mercedes-AMG S63. Será cuestión de tiempo, pero la cuarta generación de la berlina ejecutiva de Audi podría bendecirnos finalmente con un RS 8… o tal vez no llegue nunca.

Fotos: Audi Forum Neckarsulm (Facebook)

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.