El Volkswagen Beetle -conoce su historia- es uno de los modelos más importantes para la compañía alemana, a la par del Volkswagen Golf. Esto significa que se han lanzado diferentes versiones y ediciones especiales a lo largo de los años, incluyendo al New Beetle que vio la luz en el año 1998. Hoy nos paramos en el radical Volkswagen Beetle RSi de 2002, la versión más deportiva y extrema que se haya comercializado del Escarabajo.

El Golf eléctrico y la Elektro-Multivans que Volkswagen probó en una ‘isla eléctrica’ a principios de los 90

Obra de Ferdinand Piëch, el proyecto del Beetle RSi se dejó ver por primera vez en el Salón de Detroit de 1999. Un concept car basado en los modelos de la New Beetle Cup fue el centro de todas las miradas en el stand de Volkswagen. Sin embargo, a pesar del revuelo y las expectativas, la compañía no tenía claro si lanzar una versión comerciable de este prototipo.

Volkswagen Beetle RSi (2002): el Escarabajo de 225 CV y edición limitada

volkswagen beetle rsi 2002

La decisión se toma dos años más tarde, cuando Volkswagen, supuestamente, mueve ficha en su estrategia para tratar de reactivar las ventas del Beetle. Para el desarrollo del modelo de calle, Piëch recurre a la experiencia de Volkswagen Motorsport, inmerso en ese momento en una copa monomarca con el New Beetle como protagonista. El modelo estaría influenciado por la versión de competición y se comercializaría como una edición limitada exclusiva para el mercado alemán.

Así, los diseñadores deciden pulir las formas del concept car del Volkswagen Beetle RSi que se había presentado en 1999. Un completo kit de carrocería estaba disponible, con guardabarros más grandes que permitían aumentar en 80 mm la anchura del Beetle original. También se modificó el ancho de vías y se instaló un parachoques delantero con grandes entradas de aire para refrigerar el nuevo motor.

volkswagen beetle rsi 2002

Por último, un paragolpes trasero nuevo con dos salidas de escape integradas, descansaba bajo un alerón situado sobre la puerta del maletero y un segundo spoiler en el techo. El conjunto lo remataban unas llantas OZ Racing de 18 pulgadas con neumáticos en medida 235/40. Además, los ingenieros instalaron una serie de refuerzos de carbono en la carrocería y un sistema de escape fabricado a medida por el especialista Remus.

Un interior inspirado en el mundo de la competición

El interior del Volkswagen Beetle RSi de 2002 también presentó una larga lista de modificaciones. Se eliminó cualquier rastro de ese estilo amigable que hacía tan carismático al New Beetle y, en su lugar, se equiparon unos asientos baquet firmados por Recaro con estructura de carbono y rematados en cuero de color naranja, material que también estaba presente en los asientos traseros.

volkswagen beetle rsi 2002

El color negro baña los plásticos del salpicadero y las zonas cubiertas con Alcantara, mientras que los detalles en aluminio adornaban diferentes zonas del salpicadero y los paneles de las puertas. Había algunos relojes de medición adicionales, nuevos tiradores en las puertas hechos de aluminio, un nuevo cuadro de instrumentos e incluso paneles de las puertas de fibra de carbono.

El Beetle más potente, deportivo y exclusivo de la historia

Otro de los cambios más importantes llegó bajo el capó. Volkswagen decidió equipar una versión mejorada del motor VR6 de 2.8 litros y aspiración natural que impulsaba a los coches de la New Beetle Cup. Básicamente, la compañía aumentó la cilindrada hasta los 3.2 litros y creó el motor que más tarde llevaría el Volkswagen Golf R32.

volkswagen beetle rsi 2002

En esta ocasión, el bloque generaba unos respetables 225 CV de potencia y un par máximo de 317 Nm. El New Beetle RSi estaba disponible únicamente con un cambio manual de seis velocidades, ligado a un sistema Haldex de tracción total. A nivel de prestaciones, el RSi pasaba de 0 a 100 km/h en 6,4 segundos y registraba una velocidad máxima de 220 km/h. Por último, Volkswagen Motorsport puso a punto la suspensión para ofrecer una configuración más deportiva.

En total, la producción del Volkswagen Beetle RSi de 2002 se limitó a tan solo 250 ejemplares. El modelo, que tan solo estuvo disponible para su venta en Alemania, llamó tanto la atención que los coches se vendieron rápidamente, a pesar de que tenía un precio de 50.000 euros por unidad.

2 Comentarios

  1. Esas fotos de un RSI cabrio, son reales??
    Son oficiales?
    Son de un RSI al ke han cortado el techo??
    Son de alguien ke le ha puesto los paragolpes de un RSI a un Beetle cabrio???
    O es photoshop???

  2. Hola Javier,

    El Beetle RSI Cabrio es un one-off oficial de Volkswagen. Al parecer solo existe una unidad en todo el mundo y la tiene la marca en su colección. Puedes ver algunas fotos extra en la cuenta oficial de Instagram de Volkswagen Classic (@volkswagen.classic.de).

    Un saludo.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.