La firma japonesa quiere rejuvenecerse, sacar de nuevo su lado más emocional. Para ello ha comenzado ha desarrollar productos más deportivos, de esos que en épocas pasadas tantas alegrías dieron a sus clientes. El primero de ellos fue el (prueba) Toyota GT 86, un coupé de propulsión con un motor bóxer de 200 CV. El segundo, el Toyota Yaris GRMN, la edición limitada con motor 1.8 de 212 CV con compresor rotativo Magnus Eaton, autoblocante, suspensión rebajada y estética inspirada en el Yaris del WRC. El tercero, el GR Supra, la quinta generación de uno de los modelos más queridos de la historia de la automoción. Y cuarto, y no por ello menos importante, el Yaris GR Sport, una versión híbrida de 100 CV con aspecto deportivo.

Pues bien, la compañía ha sacado estos vehículos del concesionario y los ha llevado al circuito en la segunda Toyota Gazoo Racing Experience, celebrada en el circuito del Jarama. Y es que es en la pista donde quiere que los fans de la marca y los futuros clientes prueben sus deportivos, puesto que es el escenario más adecuado -en cuestión de dos o tres meses tendrá lugar en los circuitos de Valencia, Cataluña y Andalucía, aunque próximamente recorrerán toda España-. Es toda una experiencia, aunque por ahora solo está enfocada a medios de comunicación -quieren ver la acogida que tendría por parte de los concesionarios y de los clientes-.

10 curiosidades sobre Toyota que quizá no conocías

Con estas experiencias, Toyota quiere enviar el mensaje de que ha vuelto y de que lo ha hecho con nuevos coches que despiertan el espíritu más emocional del conductor.

Nosotros hemos podido asistir a la segunda Toyota Gazoo Racing Experience, celebrada en el trazado madrileño. Respecto a la edición anterior, la mayor novedad es el Yaris GR Sport, que es el protagonista en un pequeño circuito Mickey Mouse que sirve para comprobar su agilidad, pero también la eficiencia de su suspensión rebajada con amortiguadores Sachs Performance y la respuesta de los neumáticos Bridgestone Potenza. También de admirar su estética deportiva, conseguida con la pintura bi-to con detalles en negro brillante, con las llantas de aleación de 17 pulgadas o con los asientos y el volante deportivo.

Fernando Alonso prueba el nuevo Toyota Supra en circuito

En la otra de las pruebas de la Toyota Gazoo Racing Experience es el Toyota GT 86 el que se lleva el papel de actor principal. Pista deslizante, controles desconectados y a comenzar a derrapar en círculos. Es el monitor el que con sus consejos ayuda a mantener, o por lo menos intentarlo, el coche de costado. Muy divertido.

Y la última de las pruebas es sacar la quintaesencia de los coches allí presentes -GT 86, Yaris GRMN, Yaris GR Sport, Aygo de la Copa Kobe y GT 86 que participa en el Campeonato de España de Rallye de Tierra, aunque modificado para asfalto- sin límite de velocidad, en uno de los mejores y más míticos circuitos del mundo.

La Toyota Gazoo Racing Experience es toda una oportunidad para probar los mejores coches de la compañía oriental. Una experiencia 100% recomendable, sin duda, y todo ello inmortalizado gracias a un despliegue audiovisual de película.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.