Ya os adelantamos que en las siguientes líneas os encontraréis más de una vez con términos como “brutal”, “espectacular”, “exclusivo” o “único”. Y es que, los protagonistas del siguiente vídeo son todo eso, pero multiplicado por varios dígitos. Estos superdeportivos a prueba en una Drag Race tienen mucho y nada en común, pues el rendimiento les une pero otros apartados les diferencia con margen.

Los 10 mejores Ferrari de la Historia

Superdeportivos en una Drag Race

El primero de este trío de superdeportivos es el Ferrari 812 Superfast (prueba), un Gran Turismo que jubiló al Ferrari F12 berlinetta y que cuenta con nada menos que 800 caballos de potencia. Su motor es un V12 de 6.5 litros que desarrolla 717 Nm de par. Su tracción es en las ruedas posteriores, y a pesar de ello es el más pesado de los tres.

El segundo contrincante, el Lamborghini Aventador SVJ, llega desde tierras italianas, al igual que el del “cavallino rampante”. En este caso, el de Sant’Agata Bolognese recurre a las cuatro ruedas para impulsarse, unas ruedas que tendrán que transmitir al suelo la fuerza bruta de otro V12 de 6.5 litros de aspiración natural con unos increíbles 770 caballos de potencia.

Para terminar, y rompiendo este plato mediterráneo, contamos con un Porsche 911 Turbo S, el último Turbo S que llega con la friolera de 650 caballos de potencia para transmitir a las cuatro ruedas (prueba Porsche 911 Carrera 4S Coupé 2019). Hablamos del motor bóxer de seis cilindros con 3.8 litros, un corazón que cuenta con la mitad de cilindros que los que tiene el Ferrari o el Lamborghini y que también cuenta con un precio notablemente inferior. ¿Cuál se llevará la victoria?

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.