En el Gran Premio de Hungría sucedieron muchas cosas memorables. De la memorable actuación de Alonso para asegurar la victoria de Esteban Ocon a la descalificación de Vettel que abrió el podio a Carlos Sainz. Pasando por los mareos de Lewis Hamilton a causa de las secuelas de la covid-19. Pero ha habido un momento (extradeportivo) que casi les roba los focos a todos. Hablamos del vídeo en el que un reportero de la televisión británica Sky Sports repasa los vehículos que los pilotos han usado para desplazarse por Hungaroring y alrededores… incluido el sorprendente coche con el que se ha movido Fernando Alonso. Un reportaje que ha corrido como la pólvora en redes sociales.

En la mayoría de los casos, como cuenta el periodista, Ted Kravitz (que a simple vista no parece familia de Lenny), se trata de coches alquilados. Y, en otros (como los Ferrari SF90 Stradale de Carlos Sainz y Charles Leclerc, o los Aston Martin DBS Superleggera (prueba) y DBX de Vettel y Stroll), proporcionados por las propias marcas.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Sky Sports F1 (@skysportsf1)

Por lo general, vemos coches bastante potentes, aunque no sean superdeportivos. Por ejemplo, tanto los pilotos de Red Bull como los de AlphaTauri conducen Civic Type R (pues ambas escuderías emplean motores Honda).

Lo que sorprende un tanto más son algunos de ‘perfil bajo’. Y ahí el rey es Fernando Alonso, que lleva… ¡un Renault Espace! Y no, no aquella gloriosa locura de la Espace F1. Qué va, el de Oviedo reivindica a este gran superviviente de la era de los monovolúmenes conduciendo la última actualización de su quinta generación. O, como dice el reportero, recordando días de gloria. Pues, aunque ahora todo esto parezca lejanísimo, en 1984 este fue un modelo revolucionario. Y, por descontado, se convirtió en un auténtico superventas para la marca francesa. Que, hoy, por desgracia, se rumorea que pronto podría dejar de fabricarse, al igual que el Scénic.

Sorprendente coche Fernando Alonso Espace

Su compañero de equipo, Esteban Ocon, es algo más convencional, con un Alpine A110 parecido al que la firma francesa les ha regalado a ambos. Kravitz precisa, sin embargo, que se trata de una unidad distinta de la suya. Otros pilotos que prefieren la sobriedad son Lando Norris, que opta por un Volvo S60, o Daniel Ricciardo, a los mandos de un Volkswagen Touareg. No sabemos si es que McLaren se desentiende de ellos o es que prefieren algo más práctico para el día a día que un superdeportivo.

Pero, en cualquier caso, si el español mereció el título de Driver of the Day por su actuación en el circuito, fuera de él es el sorprendente coche con el que se ha movido Fernando Alonso el que se merece algún premio. Genio y figura.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.