El Volkswagen Amarok Aventura 3.0 V6 TDI de la prueba es un auténtico gigante en todos los sentidos. Primero, porque con 5,32 metros de longitud y casi dos de ancho tiene unas dimensiones exteriores imponentes. Segundo, porque gracias a los 258 CV y 580 Nm que desarrolla su mecánica 3.0 V6 TDI es el pick-up más poderoso del mercado. Y tercero, porque tiene un equipamiento y un comportamiento muy cercano al que podemos encontrar en un SUV.

Jeep Gladiator 2019: el esperado pick-up basado en el Wrangler

Pero la estrella del Amarok es su motor, el archiconocido 3.0 V6 TDI. Una mecánica común a todas las versiones de la gama que se ofrece en tres niveles de potencia: 163, 204 o 258 CV. Un propulsor más potente, elástico y silencioso que los bloques de cuatro cilindros y 2.0 litros con los que estaba disponible anteriormente el modelo. Y lo mejor es que aunque hayan cambiado los cuatro cilindros por un V6 esto no supone un incremento notable el consumo de combustible, que prácticamente no varía.

Volkswagen Amarok Aventura 3.0 V6 TDI trasera

Gracias a sus datos de rendimiento, el Volkswagen Amarok Aventura que pruebo supera a su rival más directo. Me refiero al Mercedes Clase X 350d 4Matic, que desarrolla también 258 CV pero con algo menos de par, 550 Nm. Unas cifras que permiten que este coloso de 2.393 kg de peso se mueva con mucha soltura en vías rápidas, con una capacidad de aceleración notable y una velocidad máxima que supera con holgura los 200 km/h.

Unas características que hasta hace poco resultaba imposible asociar a un pick-up. Porque no hace mucho tiempo, se destinaban principalmente al trabajo y eran considerados lentos y hasta torpes. Pero hoy en día, por prestaciones y equipamiento, se asemejan más a un SUV que a un vehículo industrial al uso. Y esto es especialmente evidente en este Volkswagen Amarok Aventura 3.0 V6 TDI que pruebo.

Una receta clásica con toques modernos

Volkswagen Amarok Aventura 3.0 V6 TDI delantera

Con eso no estoy diciendo que a nivel técnico estén a la misma altura. Porque básicamente todos los pick-up del mercado usan un esquema que lleva empleándose en el segmento desde hace más de 50 años: un chasis de largueros con una suspensión independiente delante y un eje rígido con ballestas detrás. Hay excepciones (concretamente, el Nissan Navara, el mencionado Clase X y el futuro Ford Ranger Raptor), pero la mayoría continúa usando este esquema, incluido el Volkswagen Amarok de la prueba.

Por tanto, aunque estéticamente no tengan nada que envidiar a un todocamino de grandes dimensiones, a nivel técnico no son tan parecidos. Por suerte, la tecnología permite que esto casi no sea perceptible cuando te pones al volante de uno de ellos. A pesar de su gran tamaño e importante peso, el Volkswagen Amarok Aventura 3.0 V6 TDI es ágil y su enorme distancia entre ejes hace que sea extremadamente estable en vías rápidas.

Volkswagen Amarok Aventura 3.0 V6 TDI lateral

Además, el hecho de que cuente con un robusto chasis de largueros y travesaños y un eje rígido con ballestas detrás proporciona otras ventajas. Porque este esquema es ideal para aguantar un trato duro, para llevar mucha carga (hasta 985 kg) o para tirar de un remolque pesado (hasta 3.500 kg). Y también es idóneo para el campo, pues tiene una gran rigidez torsional y el eje rígido posterior proporciona una altura libre al suelo constante independiente de la carga que transportemos.

Aquí hay que hacer un pequeño matiz. Porque mientras que la inmensa mayoría de pick-ups apuestan por un sistema de tracción total conectable con reductora, el Volkswagen Amarok Aventura 3.0 V6 TDI de la prueba tiene tracción 4Motion. Un sistema de tracción permanente a las cuatro ruedas con un diferencial central Torsen capaz de bloquear el reparto de par entre ambos ejes y que, en condiciones normales, envía un 60% de la fuerza a las ruedas traseras.

Volkswagen Amarok Aventura 3.0 V6 TDI designación

Sí, el Amarok Aventura 3.0 V6 TDI no tiene reductora. Pero tranquilo, no te lleves las manos a la cabeza todavía. Porque lo palía gracias a que viene equipado de serie con una caja de cambios automática de ocho velocidades con una primera velocidad algo más corta de lo habitual. A eso hay que sumar el colosal par motor que desarrolla el motor (580 Nm), la posibilidad de montar opcionalmente un diferencial trasero bloqueable al 100% desde un botón en la consola central (600 euros) y el hecho de que disponga de un asistente para el descenso de pendientes o de un programa específico para el control de estabilidad y el ABS.

Seguro que algún cliente desearía disponer de una reductora aunque fuera en opción y más sabiendo que su rival más directo, el Clase X 350d 4Matic, sí dispone de ella de serie. Pero si no tienes pensado circular habitualmente por terrenos muy complicados, no debería ser un problema por lo anteriormente mencionado. Además, con su amplia batalla y considerable voladizo trasero, el Volkswagen Amarok o los pick-up en general no son vehículos ideales para superar trialeras.

Prueba del Volkswagen Amarok Aventura 3.0 V6 TDI: así se comporta este gigante

Volkswagen Amarok Aventura 3.0 V6 TDI curva

La ventaja de contar con un esquema de tracción permanente a las cuatro ruedas es que proporciona mucha seguridad. Me explico. Los pick-up están pensados para llevar mucha carga sobre el tren trasero, por lo que el tarado de la suspensión tiene que ser duro. Y la mayor parte de los rivales del Amarok, como el Toyota Hilux o el Ford Ranger (prueba), se tiene que conformar con la tracción trasera sobre asfalto seco al no disponer de un diferencial central capaz de digerir la diferencia de giro entre el eje delantero y posterior en curva.

Con el generoso par motor que desarrollan sus motores diésel, no es difícil que las ruedas traseras tiendan a patinar cuando van descargados. Algo que no pasa en el Volkswagen Amarok Aventura 3.0 V6 TDI 4Motion de la prueba. Es capaz de trasladar toda su potencia y par al asfalto sin que se produzcan pérdidas de tracción. Y esto es así incluso cuando no llevamos nada en su caja de carga.

Algo que es de agradecer, ya que dado el equipamiento del acabado Aventura, este Volkswagen puede ser una alternativa razonable a los tan populares SUV. Y más desde que se aumentó la limitación de velocidad máxima hasta los 120 km/h en junio de 2017, pues hasta entonces los pick-up podían ir como máximo a 90 km/h, como un camión.

Volkswagen Amarok Aventura 3.0 V6 TDI detalle delantera

De hecho, conducir este Amarok Doble Cabina con motor V6 TDI no es muy diferente a llevar un SUV. La acertada combinación de motor y caja de cambios permite que se mueva con mucha soltura siempre que su tamaño no juegue en su contra. La dirección, de asistencia hidráulica, transmite confianza y las ballestas traseras, aunque algo duras, nunca llegan a resultar incómodas.

Durante la prueba del Volkswagen Amarok Aventura 3.0 V6 TDI he realizado más de 1.300 kilómetros en los que este pick-up se ha enfrentado a todo tipo de situaciones. Desde vías rápidas circulando a velocidades de crucero elevadas, pasando por caminos e incluso, a reviradas carreteras de montaña. Y en ninguna circunstancia ha desentonado.

Volkswagen Amarok Aventura 3.0 V6 TDI interior

Más bien al contrario, diría que es capaz de hacer muy bien todo lo que te propongas siempre que tengas en cuenta su tamaño. El gasto de combustible, por su parte, varía mucho en función de factores como la velocidad o la cantidad de carga que transportemos. En mi caso, en esos más de 1.000 km recorridos siempre han viajado dos personas a bordo con algo de equipaje y el consumo medio combinado se quedó en 10,2 l/100km. Es más que los 8,4 l/100 km que anuncia oficialmente la marca, pero dado su rendimiento, tamaño y peso, no me parece excesivo.

Precio y equipamiento del Volkswagen Amarok Aventura 3.0 V6 TDI

Volkswagen Amarok Aventura 3.0 V6 TDI caja carga

El equipamiento de serie es muy amplio en este acabado. Incluye elementos como unas llamativas llantas de aleación de 20 pulgadas, un adorno aerodinámico sobre la caja de carga con el logotipo Aventura, unas estriberas de acero inoxidable, un protector para la caja de carga, unos faros bixenon con luces diurnas de ledes, iluminación exterior de cortesía de ledes, un cuadro de mandos con pantalla a color, un sistema de información y entretenimiento con pantalla táctil, climatizador de dos zonas, volante de cuero con levas para manejar el cambio automático, tapicería de cuero Nappa, asientos eléctricos y calefactados delante o unos pedales de acero inoxidable, por nombrar unos pocos ejemplos.

La lista de opciones también es amplia y permite adaptar el Amarok a tus necesidades. Personalmente, destacaría el diferencial trasero bloqueable que incrementa notablemente la capacidad de tracción. El resto de elementos te pueden resultar útiles o no en función del uso que vayas a dar al coche, ya que por ejemplo, incluyen varias configuraciones para la caja de carga en función de lo que tengas pensado transportar.

Volkswagen Amarok Aventura 3.0 V6 TDI frontal

Claro que para disfrutar de todo lo que ofrece el Amarok Aventura primero debes disponer de los 46.080 euros que pide la marca. Y esa cantidad no incluye el IVA ni el transporte, por la que la suma total se eleva en realidad hasta los 55.815 euros sin descuentos aplicados. Una cifra elevada pero que sitúa a este en una posición ventajosa frente a su principal rival, el Mercedes Clase X 350d 4Matic, que a igualdad de equipamiento es unos 5.000 euros más caro.

A destacar A mejorar
Prestaciones Precio
Caja de cambios automática de 8 velocidades Ausencia de reductora
Tracción permanente a las cuatro ruedas Suspensión trasera dura sin carga
Ficha técnica Volkswagen Amarok Aventura 3.0 V6 TDI 4Motion
Motor Cilindrada 2.967 cc
Cilindros 6 en V
Potencia Máxima 258 CV / 3.250 – 4.000 rpm
Par Máximo 580 Nm / 1.400 – 3.000 rpm
Transmisión Caja de Cambios Aut, 8 velocidades
Tracción Total
Suspensión Delantera Paralelogramo deformable, Resorte helicoidal, Barra estabilizadora
Trasera Eje rígido, ballestas
Dimensiones Longitud 5.321 mm
Anchura 1.954 mm
Altura 1.834 mm
Distancia entre Ejes 2.097 mm
Alimentación Tipo de Alimentación Inyección directa por conducto común, turbo de geometría variable e intercooler
Peso Peso 2.393 kg
Prestaciones Velocidad Máxima 205 km/h
Aceleración 0-100 km/h Nd.
Consumos Urbano 9,3 l/100 km
Extraurbano 7,9 l/100 km
Combinado 8,4 l/100 km
Emisiones Emisión CO2 221 g/km
Precio Precio final 55.815 euros

Imágenes: Álex Aguilar.

Valoración
Diseño
9
Acabados
7
Habitabilidad
7
Maletero
10
Motor
8
Consumo
8
Comodidad en marcha
7
Comportamiento
7
Equipamiento
7
Precio
6
Compartir
Artículo anteriorLas mejores imágenes del Essen Motor Show 2018
Artículo siguienteMcLaren 720S Spider, así es el nuevo descapotable de McLaren
Nacho de Haro
¿Un coche? Grande, pequeño, deportivo, práctico, de tracción, de propulsión, gasolina, diésel, eléctrico... Me gustan todos, así que 'ponme' el que quieras.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.