A día de hoy, o tienes una sólida gama de vehículos electrificados o no estás en condiciones de luchar con tus competidores. Es por eso que Toyota nos ha invitado a conocer de primera mano y a hacer la prueba del Toyota RAV4 Plug-In Hybrid. Se trata, efectivamente, de la variante híbrida enchufable de uno de los SUV más interesantes que ofrece el mercado actual.

En resumen, nos encontramos con un vehículo interesante por eficiencia y etiqueta CERO, por supuesto. Pero también lo es por potencia y prestaciones, así como por un equipamiento de serie muy completo. De todas formas, vamos a entrar en materia y ver en profundidad qué ofrece el nuevo Toyota RAV4 Plug-In Hybrid.

prueba Toyota RAV4 Plug-In Hybrid

Toyota RAV4 Plug-In Hybrid: 75 km de autonomía eléctrica

Sí, has leído bien. La autonomía eléctrica del Toyota RAV4 Plug-In Hybrid es una de las mejores que nos podemos encontrar entre todos los híbridos enchufables que hay en el mercado actual. Cuenta con una batería con 18,1 kWh de capacidad, lo que le posibilita recorrer hasta 75 km en modo completamente eléctrico, según el ciclo de homologación WLTP.

PRUEBA: Toyota RAV4 Hybrid 4×2 2019 

Lo mejor de todo es que si solo se circula dentro de ciudad la cifra puede alcanzar los 98 km. Casi nada. Además, es posible llegar hasta 135 km/h sin que entre en acción el propulsor térmico. Una mecánica de gasolina atmosférico de 2,5 litros de cilindrada que complementa a dos motores eléctricos, uno alojado en el eje delantero y el otro en el trasero.

El de combustión recibe el nombre de Dynamic Force y entrega 185 CV de potencia y un par motor máximo de 227 Nm. Por otro lado, el eléctrico delantero eroga 182 CV y 270 Nm, por los 54 CV y 121 Nm del motor eléctrico posterior. En total son 306 CV los que rinde el sistema motopropulsor, una cifra más que respetable.

prueba Toyota RAV4 Plug-In Hybrid

Tanto es así que sus prestaciones son más que dignas, con una aceleración de 0 a 100 km/h en tan solo 6 segundos y una velocidad punta que llega hasta los 180 km/h. Ahora bien, cualquiera de las versiones va ligada a un sistema de tracción a las cuatro ruedas y a una transmisión automática e-CVT, de variador continuo.

PRUEBA: Toyota GR Yaris

En lo relativo al consumo, probablemente sea lo más interesante de todo. Homologa una media de 1,0 l/100km, por unas emisiones de CO2 de 22 g/km. Mientras tanto, según Toyota la carga de su batería se completa en siete horas y media en un enchufe ‘de casa’, de 230 V y 10 A. Eso sí, con una conexión Wallbox de 32 A el tiempo se reduce hasta las dos horas y media.

Prueba del Toyota RAV4 Plug-In Hybrid: ¿cómo va en marcha?

Como ya te contó mi compañero Nacho en la prueba del Toyota RAV4 Electric Hybrid Black Edition, este SUV es un coche eminentemente cómodo. Esto se debe, en gran parte, al buen filtrado de irregularidades que realiza su suspensión, así como al uso de la plataforma TNGA de la firma japonesa, en su variante GA-K. Podría decirse que, además de ser confortable, cuenta con un notable comportamiento dinámico.

prueba Toyota RAV4 Plug-In Hybrid

Llegados a este punto cabe destacar el buen trabajo de aislamiento acústico que ha realizado la firma japonesa, añadiendo algunos materiales adicionales. Algo a lo que ellos llaman ‘potencia silenciosa’. Y vaya si funciona. El único sonido que se hace patente en el habitáculo es el del motor térmico solamente si le pegas un pisotón al acelerador.

PRUEBA: Toyota Yaris Electric Hybrid

De todas formas, al igual que en la mayoría de modelos con este tipo de sistema de propulsión y una potencia elevada, lo que más llama la atención del Toyota RAV4 híbrido enchufable de esta prueba es el empuje inicial. Nada más rozar el pedal derecho el ‘chute’ de potencia eléctrica te deja literalmente pegado al asiento. Sales disparado.

prueba Toyota RAV4 Plug-In Hybrid

Y aunque es verdad que este sea un vehículo más bien rutero y familiar, está muy conseguido en términos dinámicos. Las baterías, que se encuentran alojadas en el piso pero fuera de la cabina, consiguen bajar el centro de gravedad en 20 mm. De esta forma, el asentamiento a velocidades altas es mayor, lo cual significa también un menor balanceo en el paso por curva sin dejar de lado el mencionado confort.

No soy precisamente un enamorado de las transmisiones de variador continuo, pero esta e-CVT da un muy buen resultado. Resulta muy silenciosa a cualquier velocidad y solo saca su carácter si hundes el pie derecho. Pero rápidamente se auto regula y vuelve a la poca rumorosidad de siempre. Eso sí, las levas que puede equipar y que se encargan de simular las marchas sirven de más bien poco.

prueba Toyota RAV4 Plug-In Hybrid

Pocas novedades estéticas e interiores

A nivel de imagen, el Toyota RAV4 Plug-In Hybrid de esta prueba se diferencia poco de sus hermanos de gama. No obstante, sí que conviene destacar algunas cosas. Como una rejilla frontal y unas llantas específicas, una moldura metalizada en el paragolpes o ciertos detalles en negro brillante tanto delante como detrás. Por cierto, las salidas de escape están a la vista: punto positivo.

PRUEBA: Toyota C-HR 2020

En el interior cuenta con una tapicería exclusiva para la versión Style Plus. Pero independientemente de eso, las costuras rojas son de serie en todos los acabados. Los materiales son muy agradables al tacto y a la vista, con superficies blandas y tapizadas.

Ahora bien, el habitáculo pierde un poco de espacio en altura para las piernas debido a que hay que dar cabida a la batería, pero salvo que midas a partir de 1,85 metros ni lo notarás. Y el maletero tiene una capacidad de 520 litros, lo que significa que tiene 60 litros menos que la variante híbrida no enchufable. Va sobrado de espacio, en cualquier caso.

prueba Toyota RAV4 Plug-In Hybrid

Precios del Toyota RAV4 Plug-In Hybrid

El Toyota RAV4 Plug-In Hybrid tiene un precio de partida de 49.500 euros sin incluir ningún tipo de promoción o descuento. Esa tarifa es válida para el nivel de equipamiento Advance. Además, también existe el Style Plus, pero se va hasta los 58.350 euros. Sea como fuere, incluye mucho equipamiento de serie para justificar ese precio, así como los beneficios comentados anteriormente (etiqueta CERO, potencia, autonomía eléctrica, etc).

PRUEBA: Toyota GR Supra A90

Aun así, la financiación supone un descuento adicional de 1.750 euros, mientras que si adquieres uno de los paquetes de servicio que ofrece Toyota tendrás 600 euros extra de rebaja. Por otro lado, financiando sale por 375 euros al mes durante cuatro años con mantenimiento y garantía, mientras que si escoges modalidad de renting con Kinto One el precio es de 575 euros al mes más IVA.

Cualquiera de las versiones añade de serie elementos como llantas de 18 pulgadas, pantalla táctil multimedia de 8 pulgadas con el sistema Toyota Touch 2 y conectividad Android Auto y Apple CarPlay, faros de Bi-LED delante y LED detrás, cámara de visión trasera, control de crucero adaptativo con limitador de velocidad, sistema precolisión con detector de peatones y ciclistas, acceso y arranque sin llave, asientos calefactables delante y detrás o asistente de mantenimiento de carril.

prueba Toyota RAV4 Plug-In Hybrid

Eso sí, en caso de escoger la variante más equipada, también contará con llantas de 19 pulgadas, cámara de 360 grados, cargador inalámbrico para dispositivos móviles, pantalla multimedia de 9 pulgadas, techo panorámico practicable, Head-Up Display, levas detrás del volante o apertura y cierre ‘manos libres’ del portón del maletero.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.