No sería descabellado pensar que Tesla es el fabricante que ha inventado el coche eléctrico. No. Lo cierto es que el primer vehículo de estas características data de 1832, ni más ni menos. En España, el primero se produjo en Sevilla en 1946. Y han sido muchas las marcas que han creado sus intentos, aunque no era la hora…

Aunque creo que coincidiremos al pensar que la compañía fundada por Elon Musk sí es la que le ha dado el empujón -protagonismo que podría compartir con el Dieselgate- y la que ha abierto la puerta a su fabricación en masa.

prueba Tesla Model Y Gran Autonomía

Y es que dicen que el que golpea primero, golpea dos veces. Puede ser, porque las ventas de la firma norteamericana son destacadas. Sólo hay que ver que en Europa ha entrado algún mes en el top 10 de ventas con el Model 3 y que en Noruega, el coche de la prueba, el Tesla Model Y Gran Autonomía, es el automóvil más vendido, superando a modelos con motores de gasolina, diesel e incluso híbridos.

Y lo cierto es que no es de extrañar, porque la joven marca ha dado un salto de calidad apreciable. Eso, sumado al lanzamiento de coches que el público demanda, como un SUV eléctrico y espacioso, como es el caso, hacen que este ‘Y’ sea un caramelito apetecible.

Por fuera hay coches eléctricos más atractivos, las cosas como son. El ejemplo más claro lo tienes en el (prueba) Ford Mustang Mach-e. Pero Tesla ha pensado que si el Model 3 es un éxito de ventas, parte de culpa la tiene su diseño. Así que lo han cogido, lo han estirado para arriba y el resultado es este: un coche a caballo entre el ‘3’ y el ‘X’.

Por ello las dimensiones son más amplias que las del compacto. Tiene una longitud de 4,75, una anchura de 1,92 y una altura de 1,62 metros, por lo que es 6 centímetros más largo, 7 cm más ancho y 18 cm más alto. Asimismo, la distancia entre ejes aumenta en 1,5 cm, por lo que suma 2,89 metros.

Ese estirón se nota en el interior, donde cinco pasajeros pueden viajar con comodidad y sin apreturas. Además, el del centro no tiene el incómodo túnel de transmisión, puesto que el piso es totalmente plano, olvidándose de esa tortura que podría ser un viaje largo.

PRUEBA: Tesla Model X P100D

El espacio para las piernas en enorme. Más justo es el de la cabeza, aunque con los cinco dedos que en mi caso la separan de rozar con el techo es más suficiente (mido 1,78 m). Además, la luz que entra por el enorme techo acristalado consigue que parezca un habitáculo más amplio.

Y para amplio, bueno, enorme, su maletero. Según los datos oficiales cubica 854 litros. ¡Espera! Al no llevar ningún tipo de bandeja o cortinilla, Tesla lo mide hasta el techo, por lo que la cifra no es comparable con otros vehículos de la competencia. Sí, has leído bien: no lleva bandeja o cortinilla que cubra los bultos del maletero; la luna tintada hace un buen trabajo, pero no lo esconde por completo.

Lo que sí te digo es que el maletero es muy, muy grande, que tiene formas regulares, un doble fondo en el que puedes meter perfectamente un trolley de viaje y los cables de carga y que equipa los botones para bajar de forma eléctrica los respaldos de los asientos -que vuelvan a su posición requiere una acción manual- y ampliar así su capacidad hasta los 2.041 litros. ¿Que se te queda corto, ‘so’ loco? Pues tienes 117 litros más en el delantero.

Recuerdo la primera vez que conduje un Tesla. Que hubiese pocos botones y casi todo se controlase a través de una pantalla me resultaba de lo más extraño. Necesité un periodo de adaptación. Esta vez, en la prueba del Tesla Model Y, desde el segundo uno ya tengo dominado el puesto de conducción. ¿Será porque cada vez más, desgraciadamente, el resto de fabricantes suprime los botones físicos y tira de pantallas?

interior Tesla Model Y Gran Autonomía

Los asientos son muy cómodos, tanto el respaldo como la banqueta, aunque para su desplazamiento tienes que pulsar un par de botones físicos… Vaya, analógico. Van tapizados en ‘piel vegana’, como lo denomina Tesla, aunque es piel sintética de toda la vida. También lo es la Alcantara que va en alguna zona de los paneles de las puertas y en la superficie donde se dejan los dos móviles, ¡dos! Es la primera vez que veo que un coche pueda cargar de forma inalámbrica un par de smartphone…

Los ajustes han mejorado bastante respecto a los modelos anteriores, y eso que esta unidad de pruebas está fabricada en China -las siguientes se producirán en la Gigafactory Berlin-Brandenburg, que comenzará a funcionar en diciembre-. Y la calidad percibida también se ha visto incrementada. Lo mismo ocurre al tocar los materiales del salpicadero y los paneles de las puertas, que en su gran mayoría son gomosos, y el volante, que tiene un grosor perfecto y un tacto agradable.

‘Odisea 2021’. No, no es una película desconocida de Stanley Kubrick. Es la secuela que puedes protagonizar al no carecer de llave física. Puedes llamarme abuelo -recuerda que tengo 37 años, así que por ello deberías llamarme joven-, pero no me gusta depender de un smartphone, puesto que puede quedarse sin batería. Por este motivo siempre tendrás que llevar la tarjeta, que también funciona como llave, y colocarla en la consola para que el vehículo arranque. No vale tenerla guardada en el bolsillo. Lo siento, pero no me parece un sistema muy práctico.

No existe un botón de encendido como tal, como también ocurre en el ID.3 e ID.4, así que pongo la palanca en modo D y comienzo a rodar. Lo primero que me llama la atención es cómo el sistema de infoentretenimiento muestra lo que leen las doce cámaras, los doce sensores ultrasónicos y el radar frontal: camiones, motocicletas, coches, peatones, semáforos, conos, señales verticales…

PRUEBA: Tesla Model 3 Performance

Lo segundo que me sorprende es el peso de la dirección, que roza casi la perfección. No me lo esperaba, y menos en un vehículo de estas características -da igual el tipo que elijas: Confort, Estándar o Deportivo-. Tampoco que su suspensión mantenga la carrocería firme en curva sin comprometer la comodidad de los pasajeros.

Y esa firmeza junto con el bajo centro de gravedad hacen que el coche se mueva en curva de forma muy eficiente. Otra nueva sorpresa que me llevo. Responde tremendamente bien a las órdenes que le doy a través del volante y cambia de trayectoria con mucha agilidad.

prueba Tesla Model Y Gran Autonomía

Porque su brutal aceleración desde parado no me pilla de nuevas tras haber probado los otros tres Tesla y algún que otro deportivo eléctrico como el (prueba) Porsche Taycan o el (prueba) Audi RS e-tron GT. Presume de un 0 a 100 km/h de 5,0″ y alcanza los 217 km/h. Normal con los 351 CV de sus dos motores y la tracción integral. Y más normal es que recupere de forma soberbia. ¿Adelantamientos en carreteras de un carril por sentido? En un pestañeo está más que superado.

El Tesla Model Y Gran Autonomía de esta prueba está mejor insonorizado que el ‘3’ que probamos, pero a 120 km/h es perceptible el ruido aerodinámico, no así el de rodadura. Pero no resulta para nada incómodo para, por ejemplo, viajar. Y es que es uno de los vehículos eléctricos apropiados para superar estás lides. Y sí, digo superar, porque la posibilidad de recorrer grandes trayectos con un coche con este tipo de propulsión siempre ha sido su hándicap -por no hablar del número de puntos de carga o del mantenimiento de estos-.

El ‘Y’ de Musk declara una autonomía oficial de 507 kilómetros -480 el Performance de 480 CV-, aunque en conducción normal ronda los 420. Ten en cuenta que esa cifra varía según la intensidad de las aceleraciones, si tienes encendido o no el climatizador, la temperatura exterior y la orografía del terreno por el que te mueves con él. Aún así, la firma de Palo Alto tiene en España 260 Supercargadores distribuidos en 38 estaciones -también es compatible con los nuevos Supercargadores V3, que pueden cargar hasta 1.600 km en una hora-. Por cierto, admite corriente aterna (hasta 11 kW) y continua (hasta 250).

juegos Tesla Model Y Gran Autonomía

Lo que me choca al tratarse de un coche de 64.980 euros, que es su precio de partida -70.980 el Performance- es que no pueda equipar ni de forma opcional algún tipo de suspensión adaptativa. También que la paleta de colores sea más pequeña que la del Ford T -tiene cinco y próximamente llegarán dos más-. Pero lo que realmente me asombra es que un automóvil que quiere posicionarse como abanderado tecnológico no traiga head-up display, sobre todo al carecer de cuadro de instrumentos justo en frente del conductor y más aún cuando fabricantes como Volkswagen o Mercedes lo ofrecen incluso con realidad aumentada. Pero bueno, Tesla equipa videojuegos de todo tipo, una aplicación para crear música electrónica y otra para crear música de viento: vamos, lo que viene siendo pedos -por cierto, muy divertida-.

Autopilot

No, aunque Tesla se empeñe, el Autopilot no es un piloto automático, por lo que no puedes leer un libro, echarte un siesta o cambiarte al asiento del copiloto en marcha. Sí, no estoy creando un guión de Ciencia Ficción; estos casos se han dado en Estados Unidos. De hecho, cuando sueltas el volante más de 15 segundos, la pantalla te avisa de que debes volver a cogerlo, y cuando pasan 35, el coche emite señales acústicas y la pantalla parpadea en color rojo. Cualquiera se pone a leer…

En realidad es un sistema de velocidad de crucero adaptativa que frena cuando tiene un coche delante y acelera cuando no lo tiene y que mantiene, o intenta mantener, el coche en el carril. Vamos, lo que es un nivel de conducción autónoma de nivel 2, algo con lo que cuentan casi todas las marcas, incluso generalistas y en coches de 15.000 euros. Es cierto que durante la prueba del Tesla Model Y Gran Autonomía hemos comprobado que funciona bastante bien, aunque creo que no es el mejor del mercado.

pruebas Tesla Model Y Gran Autonomía

Y si con el nombre de la versión del coche no se han roto la cabeza, tampoco con los dos paquetes que amplían la capacidad del Autopilot: el ‘Piloto automático mejorado‘, con el que por 3.800 euros puede cambiar de carril al activar el intermitente -algo que ya hace un Audi A8 TFSIe-, aparcar el coche de forma automática al pulsar un botón -función que ejecuta la generación anterior del KIA Sportage- y aparcar el vehículo desde fuera, con el móvil -acción que ya realizaba el BMW Serie 5 desde la llave hace cuatro años-. El otro es la ‘Capacidad de conducción autónoma total‘, que por 7.500 euros se para ante una señal de stop o un semáforo en rojo o decelera al encontrarse con un semáforo en verde, intermitente o que esté apagado.

Pero ademas de ser un coche eléctrico, su tracción total y sus dos potentes motores le premian con una capacidad de remolque de 1.600 kg y la posibilidad de adentrarse en pistas de tierra, ya que, además, su carrocería tiene una distancia al suelo de 167 mm.

PRUEBA: Tesla Model S P100D

El precio de partida de 64.980 euros incluye una garantía que cubre el vehículo durante 4 años u 80 000 km, y durante 8 años o 192 000 km la batería -con un mínimo del 70% de conservación de la capacidad- y la unidad de tracción. También el siguiente equipamiento de serie: Autopilot, control de crucero adaptado, frenado de emergencia automático, alerta de colisión frontal, aceleración evita-obstáculos, control de punto ciego, mantenimiento de carril, asientos delanteros con ajuste eléctrico y calefacción, faros antiniebla LED, techo de cristal tintado con protección ultravioleta e infrarroja y sistema de filtración de aire HEPA con grado médico, entre otros.

pruebas Tesla Model Y Gran Autonomía

Ficha técnica Tesla Model Y Gran Autonomía
Motor Tipo Eléctrico
Cambio 1 marcha
Pares de engranajes
Potencia máxima 351 CV
Par máximo n.d
Autonomía Kilómetros Hasta 507 km
Batería Tipo Iones de litio / 75 kWh
Tipo de carga Corriente Alterna
Corriente Continua
Suspensión Delantera Paralelogramo deformable
Resorte helicoidal
Barra estabilizadora
Trasera Paralelogramo deformable
Resorte helicoidal
Barra estabilizadora
Frenos Delanteros Discos ventilados
355 mm
Traseros Discos ventilados
335 mm
Dimensiones Longitud 4.751 mm
Anchura 1.921mm
Altura 1.624 mm
Distancia entre ejes 2.890 mm
Maletero Volumen Trasero: 854 litros
Delantero: 117 litros
Asientos abatidos: 2.158 litros
Peso Peso 2.003 kg
Prestaciones Velocidad máxima 217 km/h
Aceleración 0-100 Km/h 5,0″
Consumo Combinado 16,8 kWh/100 km
Velocidad baja n.d
Velocidad media n.d
Velocidad alta n.d
Velocidad muy alta n.d
Emisiones Emisiones de CO2 0 g/km – Etiqueta 0
Precio Precio oficial Desde 64.980 euros

Fotografías: Jaime Sainz de la Maza

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.