Salvo contados modelos, pocos pueden sacar pecho por haber nacido en el siglo pasado y ser un superventas en todas y cada una de sus generaciones. Sí lo puede hacer el Renault Clio, que desde 1990 lleva dando guerra. Diecinueve años después ha sido lanzada la quinta generación con muchas, muchas novedades para seguir manteniendo el listón bien alto.

prueba del Renault Clio 2019 RS Line 1.3 TCe 130 EDC7

El utilitario francés presenta una imagen que recuerda muy mucho a la de su predecesor; el aumento de las ventas al final de su vida comercial, tanto en Europa como en España, ha sugerido realizar el menor número de cambios posibles en el diseño, aunque el 100% de las piezas que ven mis ojos son nuevas. También adopta algunos recursos del Mégane como la forma de los grupos ópticos delanteros, que de serie son de LED. Además, como la versión de la prueba del Renault Clio 2019 es la RS Line -con motor 1.3 TCe 130 y cambio EDC7-, su aspecto tiene ciertos toques deportivos con los que gana en atractivo. No pasan desapercibidas las llantas de 17 pulgadas ni los paragolpes específicos, los delanteros con amplias tomas de refrigeración y la parrilla inferior con patrón de panal de abeja y los traseros con una especie de difusor y un escape ovalado y cromado. Además, independientemente del acabado escogido, incorpora una novedosa y inteligente solución: el portón es más pequeño para abaratar costes, tanto de producción como en la póliza del seguro, puesto que es una de las piezas más caras.

PRUEBA: Renault Mégane R.S. Trophy

Esperaba un cambio destacado en el interior, como nueva generación que es, pero no un salto de calidad tan grande, tanto en diseño como en materiales -es cierto que la unidad de pruebas es el Renault Clio RS Line, el tope de gama-. Por ejemplo, la parte superior del salpicadero es acolchada, como también lo son los paneles de las puertas, la zona media del salpicadero, en la que además se ha utilizado un recubrimiento que sigue el patrón de la fibra de carbono; y hasta la parte inferior de la consola central, donde va apoyada mi rodilla, detalle que un DS 3 Crossback, un vehículo catalogado como premium, no me brinda.

Los diseñadores del Clio han cuidado casi todos los detalles, incluyendo un hueco portaobjetos de grandes dimensiones, botones digitales y una pantalla tipo tablet en una zona muy alta para que aparte la mirada lo menos posible de la carretera. Es reseñable que Renault haya prescindido de ese material en negro utilizado en la anterior generación y que parecía un álbum de colección de huellas dactilares. Se suma un cuadro de instrumentos digital con una pantalla de generosas dimensiones que brinda mucha información y clara. Lástima que no se encargue de la navegación… -Sí lo hará próximamente, cuando equipe la pantalla de 10 pulgadas-.

Acomodado en su asiento de corte deportivo, que combina tela y piel, agarro el volante, grueso, rematado con pespuntes en color gris y rojo y con los laterales en cuero perforado. La posición de conducción es buena, y las banquetas, bastante cómodas porque tienen un buen mullido, aunque sí echo en falta algo de regulación lumbar; no así de agarre lateral.

Esa calidad, ese cuidado por los detalles también se aprecia en los botones de los elevalunas, que son negros, pero en la parte superior tienen un borde cromado. Por todo esto que te he comentado, el Clio, por lo menos en esta versión RS line, ha igualado al Mégane. Es más, me atrevería a decir que lo ha superado. Chapeau!

Y después de este repaso, continuo la prueba del Renault Clio V examinando el espacio que brinda está nueva generación a los pasajeros de las plazas traseras. El coche es más corto y estrecho que la generación precedente, pero la nueva plataforma, en la que se ha podido alojar el motor en un hueco menor, ha hecho que los pasajeros puedan disfrutar de un mejor espacio. En la segunda fila son tres dedos los que separan mi cabeza de tocar con el techo (mido 1,78 m) y cinco para que mis piernas hagan lo propio con el respaldo del asiento delantero.

Maletero del Renault Clio 2019 RS Line 1.3 TCe 130 EDC7

Al tratarse de un Clio V con motor de gasolina, el maletero cubica 340 litros, 40 más que su antecesor, cifra que le posiciona el la zona media alta de la tabla del segmento, pero que se ve reducida en 25 litros si equipa un motor diésel debido al depósito de AdBlue que monta. Sea como fuere, es profundo y de formas regulares, aunque tiene una boca de carga alta -inconveniente de haber optado por un portón más pequeño-.

PRUEBA: Toyota Yaris GRMN

Pasada revista es hora de comenzar con la prueba dinámica del Renault Clio 2019 2019 RS Line 1.3 TCe 130 EDC7. El sistema Multisense me permite elegir entre los modos de conducción Eco o Sport. Comienzo con el primero, con el que su motor tiene ciertas limitaciones para ahorrar el máximo combustible posible. A pesar de ello, el coche se mueve bien, sin problemas. De primeras me llama la atención su suavidad de marcha, lo bien insonorizado que está su habitáculo y la buena calidad de rodadura que la compañía del rombo ha conseguido en su utilitario. Además, a ello se suma el consumo medio que he obtenido, 5,6 l/100 km y el logrado en carretera: 4,8.

Prueba del Renault Clio 2019 RS Line 1.3 TCe 130 EDC7

Selecciono el modo Sport y el color del cuadro de instrumentos y de la pantalla torna a rojo. No sólo lo aprecia mi sentido de la vista, también lo hace el del tacto, puesto que la dirección se endurece -menos de lo que me gustaría-. No así la suspensión, que sigue siendo igual de confortable, mantenido la carrocería a raya en curva, pero absorbiendo las irregularidades de la calzada.

Su motor de cuatro cilindros -sí, cuatro, por desgracia una rara avis en el segmento-, desarrollado conjuntamente con Mercedes, le sienta de maravilla. Sube alegre de revoluciones, pero es en la zona media del cuadro donde se encuentra más a gusto. Tiene como fiel y perfecto compañero el cambio EDC de siete relaciones, una transmisión de doble embrague que trabaja de forma muy rápida, aunque te exige andar con tiento cuando se trata de iniciar la marcha desde parado…

Motor y cambio del Renault Clio 2019 RS Line 1.3 TCe 130 EDC7

Y para velar por tu seguridad equipa de serie el sistema de ayuda a la frenada de emergencia (SAFE), la cámara de visión trasera y las alertas de distancia y exceso de velocidad, aunque pasando por caja puedes optar por el regulador de velocidad adaptativo, el detector de ángulo muerto, el asistente a la conducción semiautónoma y la cámara 360º.

PRUEBA: Renault Clio V6 Fase 2

Tampoco podían faltar los gadgets que demandan los jóvenes -y no tan jóvenes- hoy en día como la carga inductiva, el equipo de sonido Bose o la compatibilidad con Android Auto y Apple CarPlay para conectar el smartphone y disfrutar de apps como Waze, Google Maps o Spotify.

Prueba del nuevo Renault Clio RS Line

18.407 euros es lo que cuesta la versión de la prueba, el Renault Clio 2019 RS Line 1.3 TCe 130 EDC7 -la de acceso parte de 12.838 euros-. Un precio bastante justo para este utilitario de diseño atractivo, perfecto para viajar o circular por la ciudad y que, además, ofrece un interior propio de un segmento superior.

A destacarA mejorar
Materiales del interiorCuadro de instrumentos sin información del navegador
Faros LED de serie desde el acabado más bajoBoca del maletero algo alta
Insonorización y calidad de rodadura
Ficha técnica Renault Clio 2019 1.3 TCe 130 EDC7
MotorCilindrada1.333 cc
Cilindros4 en línea
Potencia máxima130 CV / 5.000 rpm
Par máximo240 Nm / 1.600 rpm
TransmisiónCaja de cambiosAutomático, doble embrague, 7 velocidades
TracciónDelantera
SuspensiónDelanteraTipo McPherson / Resorte helicoidal / Barra estabilizadora
TraseraRueda tirada con elemento torsional / Resorte helicoidal
DimensionesLongitud4.050 mm
Anchura1.798 mm
Altura1.440 mm
Distancia entre ejes2.583 mm
AlimentaciónTipo de alimentaciónInyección directa. Turbo
PesoPeso1.233 kg
PrestacionesVelocidad máxima200 km/h
Aceleración 0-100 km/h9,0 seg
Consumos WTLPCombinado5,7 l/100
Velocidad baja8,2 l/100
Velocidad media5,7 l/100
Velocidad alta4,8 l/100
Velocidad muy alta5,6 l/100
EmisionesEmisión CO2130 g/km Euro 6
PrecioPrecio oficialDesde 18.407 euros

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.