No es raro escuchar o leer comentarios de personas que afirman que los coches eléctricos son meros electrodomésticos sin alma. Pues bien, a toda esa gente le recomendaría encarecidamente que probase el Polestar 2 Long range Dual motor Performance Pack para ver si después de conducir este modelo siguen pensando lo mismo sobre los eléctricos.

Porque me ha sorprendido muy gratamente. Y no lo digo por sus prestaciones en línea recta, ni por el rendimiento de su sistema de propulsión, aunque en ambos casos salga bien parado; me refiero a su comportamiento dinámico, que es verdaderamente brillante. No solo es tremendamente efectivo, es que consigue involucrar al conductor de una forma que no había experimentado antes en un automóvil eléctrico.

PRUEBA: BYD Seal Excellence AWD

La culpa de esto la tiene el chasis, la conocida plataforma modular CMA que utilizan otros muchos vehículos del grupo, como el Lynk & Co 01 (prueba). Si bien, este Polestar 2 se desmarca de otros modelos gracias a una puesta a punto específica que, en el caso del Performance Pack que nos ocupa, incluye ingredientes tan apetitosos como unos amortiguadores Öhlins, unos frenos Brembo, unas llantas forjadas de 20 pulgadas…

Minimalismo escandinavo

Prueba Polestar 2 Long range Dual motor Performance Pack trasera

Aunque tiene un diseño exterior e interior minimalista, el Polestar 2 es un coche muy llamativo. De hecho, prácticamente cada vez que he parado con él en un lugar concurrido se han acercado a preguntarme por el coche personas que o bien estaban pensando en adquirir uno o que no lo conocían y les llamó la atención.

La simpleza de sus líneas, unido a detalles de marcado carácter tecnológico, como los faros con su firma lumínica y los pilotos unidos entre sí, hacen que sea un automóvil que en persona resulta agraciado. Al menos en mi opinión, que ya sabemos que esto del gusto por el diseño es algo muy subjetivo.

Prueba Polestar 2 Long range Dual motor Performance Pack delantera

Lo que sí es objetivo es que con una longitud de 4,61 metros, esta berlina de cinco puertas ofrece unas dimensiones exteriores ligeramente más contenidas que sus principales rivales, como un Tesla Model 3 o un BMW i4 (prueba). Y esto se nota en aspectos como la habitabilidad en las plazas de traseras o en la capacidad de carga.

El habitáculo, como sucede con su carrocería, recuerda inevitablemente al que presentan los Volvos de los últimos años. Algo bueno, sin duda, porque tienen una disposición muy acertada en términos de ergonomía y de facilidad de uso. El salpicadero está dominado por la gran pantalla central (de 11,15 pulgadas) en disposición vertical semi-flotante, que está dotada de un software Android y que ofrece un funcionamiento excelente.

Prueba Polestar 2 Long range Dual motor Performance Pack interior

El cuadro de mandos también presenta una pantalla (de 12,3 pulgadas en este caso) en la que se muestran todos los datos relativos a la conducción o a los asistentes de conducción. Ofrece una lectura fácil, por lo que con en un vistazo rápido puedes conocer la información que necesites, lo malo es que no ofrece tantas posibilidades de personalización como algunos de los modelos de la competencia.

Todos los materiales que tengo al alcance de la mano tienen una calidad percibida muy buena así como unos ajustes más que correctos. Mención especial merecen los asientos, que no solo resultan atractivos visualmente, es que además ofrecen un nivel de confort muy alto. El tapizado de cuero Nappa perforado, que incluye ventilación para las butacas delanteras, resulta también muy vistoso, en especial con esos cinturones de seguridad amarillos específicos del Performance Pack.

Prueba Polestar 2 Long range Dual motor Performance Pack asientos

La unidad del Polestar 2 Long range Dual motor Performance Pack probada está equipada con el llamado Plus Pack, que cuesta 4.500 euros extra. Este incluye elementos que a mi modo de ver mejoran sustancialmente la vida a bordo, como el techo solar panorámico fijo, que aporta mucha luminosidad al habitáculo; el equipo de sonido con 600 vatios y 13 altavoces firmado por Harman Kardon; la iluminación ambiental interior; el volante y asientos traseros calefactados; o el portón trasero de apertura eléctrica con control gestual.

Hasta 568 kilómetros de autonomía

Con la introducción de la última actualización, el Polestar 2 ha experimentado grandes cambios a nivel mecánico. Ahora cuenta con nuevos motores e inversores con los que, según Polestar, se ha mejorado sustancialmente el rendimiento y la eficiencia. Las versiones Dual Motor, como la que nos ocupa, adoptan un funcionamiento en el que el motor trasero adquiere un papel protagonista para mejorar la agilidad, pudiendo desactivar por completo el motor delantero cuando no sea necesario para reducir el consumo.

Prueba Polestar 2 Long range Dual motor Performance Pack frontal

Los Polestar 2 con tracción a las cuatro ruedas ofrece 310 kW de potencia (421 CV) y 750 Nm de par frente a los 300 kW y 660 Nm que tenían anteriormente. Con el Performance Pack estos datos se disparan hasta los 350 kW (476 CV) y 740 Nm -las mismas cifras que antes-, que se consiguen sin variar los elementos mecánicos, solo mediante el empleo de un software específico.

Este incluye de serie un control de salida desde parado que ayuda a obtener la mejor aceleración posible. Con él activado, es posible pasar de 0 a 100 km/h en tan solo 4,2 segundos. Algo que puedes corroborar fácilmente gracias a la aplicación específica Performance, que permite visualizar en la pantalla central cuestiones como los tiempos de aceleración o las fuerzas G.

Polestar 4: un SUV coupé eléctrico de altas prestaciones, con hasta 600 kilómetros de autonomía

La batería también es nueva y ofrece una capacidad bruta de 82 kWh, con los que anuncia una autonomía homologada de hasta 568 kilómetros. Es capaz de soportar potencias de carga en corriente continua de hasta 205 kW, por lo que teóricamente podría pasar del 0 al 80% de carga en menos de media hora.

Socios de primera

Como parte del equipamiento específico de este Polestar 2 Long range Dual motor Performance Pack, la marca ha contado con el apoyo de socios como Öhlins o Brembo. Los primeros proporcionan un conjunto de amortiguadores con tecnología Dual Flow Valve (DFV) que determinan en gran medida la brillante dinámica del coche. Esto permite que puedan ofrecer un tarado específico para movimientos a baja o alta velocidad gracias a su sistema de válvulas dobles. Así, en la práctica gozan de un gran compromiso entre confort y control con mejor precisión de guiado.

Prueba Polestar 2 Long range Dual motor Performance Pack zaga

Es la misma tecnología que Öhlins comercializa en su gama de amortiguadores Road & Track y, como en estos, es posible realizar ajustes manualmente para adaptar la respuesta a nuestros gustos o necesidades. Estas variaciones pueden ser realizadas por el usuario en casa o bien acudiendo al servicio oficial, pues con la compra del coche se incluye una puesta a punto gratuita (solo una vez, eso sí).

Ofrecen regulación en compresión en 20 niveles diferentes mediante una ruleta que se sitúa en la parte inferior del cuerpo del amortiguador en el caso del eje delantero, por lo que puedes acceder a ella con solo girar al máximo la dirección. Para modificar la respuesta de los amortiguadores traseros tendrás que levantar el vehículo y desmontar un pequeño panel en la parte superior de los amortiguadores, por lo que es algo más engorroso.

En el manual de usuario, Polestar recomienda los siguientes ajustes, siendo el referido como Nominal con el que viene de fábrica:

Posición Delante Detrás
Track posición 1 posición 2
Nominal posición 8 posición 8
Confort posición 18 posición 20

Prueba Polestar 2 Long range Dual motor Performance Pack curva

Brembo, por su parte, suministra para este Polestar 2 un conjunto de frenos sobredimensionados. El equipo está compuesto por unas pinzas delanteras fijas de cuatro pistones que no solo tienen mayor resistencia a la fatiga que las flotantes de 2 pistones del resto de variantes de la gama, también ofrecen un tacto de pedal más preciso y modulable. Trabajan junto a unos discos perforados y ventilados de 375 mm de diámetro. Detrás se mantienen las pinzas flotantes de dos pistones, si bien, el tamaño del disco se incrementa de 320 a 340 mm.

Otro elemento específico del Performance Pack son las llantas de aleación forjadas de 20 pulgadas. Estas reducen la masa no suspendida al igual que los frenos Brembo, que según Polestar son más ligeros que los normales a pesar de ser más grandes; y trabajan en combinación con unos neumáticos Continetal SportContact 6 con un compuesto desarrollado para este coche y en medida 245/40 R20.

Una dinámica brillante

Prueba Polestar 2 Long range Dual motor Performance Pack curva trasera

¿En qué se traduce todo lo que te acabo de contar? Pues en un comportamiento dinámico excelente, con un compromiso entre confort y agilidad que rara vez encontrarás en coches de producción en serie y menos en este nivel de precio. Es un coche eléctrico, sí, pero te aseguro que cuando lo conduces y buscas sus límites, eso será lo último que pienses.

De hecho, el hecho de que sea eléctrico no solo no resta puntos a la experiencia de conducción si no que aporta ventajas claras, como por ejemplo, una capacidad de aceleración instantánea que te permitirá salir catapultado como alma que lleva el diablo cada vez que exprimas el acelerador.

Prueba Polestar 2 Long range Dual motor Performance Pack cambio

El hándicap que le puedo poner en este sentido es el peso, que con más de dos toneladas, es elevado en comparación con una berlina con un motor de combustión interna. Pero con esa combinación de amortiguadores, frenos y neumáticos, te aseguro que disimula como pocos su elevada masa.

El tren delantero obedece sin titubeos las órdenes que transmito a través del volante y el tren trasero parece estar fijado con pegamento al suelo. Tiene un comportamiento muy neutro, en el sentido de que no se percibe ni subviraje ni sobreviraje cuando buscas los límites, lo que en la práctica me da mucha confianza para ir rápido en zonas reviradas. A esto también ayudan los frenos, que literalmente son inagotables (al menos en la calle).

Prueba Polestar 2 Long range Dual motor Performance Pack morro

Cuando quieres usar el Polestar 2 Long range Dual motor Performance Pack para desplazarte en tus viajes del día a día, de nuevo sorprende. Porque resulta muy cómodo gracias a la superlativa capacidad de la suspensión para filtrar las irregularidades y a esos confortables asientos. Y al mismo tiempo, ofrece una autonomía real lo suficientemente razonable como para que pueda ser el coche para todo de la casa, pues es muy fácil superar los 400 kilómetros de alcance sin esforzarse.

Ficha técnica Polestar 2 Long range Dual motor Performance Pack
Motores Tipo Eléctricos, síncronos de
imanes permanentes
Cambio Pares de engranajes
Potencia máxima Motor delantero: 184 CV (135 kW)
Motor trasero: 292 CV (215 kW)
Rendimieno combinado: 476 CV (350 kW)
Par máximo Motor delantero: 250 Nm
Motor trasero: 490 Nm
Rendimieno combinado: 740 Nm
Autonomía Kilómetros 568 km (WLTP en ciclo combinado)
Batería Tipo Acumulador de iones de litio
Capacidad bruta: 82 kW
Tiempo de carga 28 minutos para pasar del
0 al 80% con 205 kW
Suspensión Delantera McPherson
Resorte helicoidal
Barra estabilizadora
Trasera Multibrazo
Resorte helicoidal
Barra estabilizadora
Frenos Delanteros Discos ventilados, 375 mm
Traseros Discos ventilados, 340 mm
Dimensiones Longitud 4.606 mm
Anchura 1.859 mm
Altura 1.473 mm
Distancia entre ejes 2.735 mm
Maletero Volumen 407 litros con 5 plazas
1.097 litros con 2 plazas
41 litros maletero delantero
Peso Peso 2.180 kg
Prestaciones Velocidad máxima 205 km/h
Aceleración 0-100 Km/h 4,2 segundos
Consumo Combinado 17,2 kWh/100 km
Velocidad baja N.D.
Velocidad media N.D.
Velocidad alta N.D.
Velocidad muy alta N.D.
Emisiones Emisiones de CO2 0 g/km – Etiqueta 0
Precio Precio oficial Desde 61.600 euros

Fotos: Jaime Sainz de la Maza

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.