Primero fue el Polestar 2. Este año, hemos conocido el Polestar 3. Ahora, la marca premium sueca anuncia su nuevo modelo, el Polestar 4. Esta vez, adopta el formato de un SUV coupé eléctrico, con dos niveles de potencia y una autonomía, en el mejor de los casos, de hasta 600 kilómetros.

No llegará hasta el primer trimestre de 2024, pero Polestar ya nos ha mostrado su nuevo modelo, el segundo con carrocería SUV. Se fabricará en la planta de Hangzhou Bay, en China, a partir de octubre. Las reservas se abrirán con anterioridad a través de la web de la marca y el precio estimado rondará los 60.000 euros.

Polestar 4: un SUV coupé muy vanguardista

Si echamos un vistazo al diseño del nuevo Polestar 4, podemos ver que se inspira en el prototipo Precept que vimos en 2020, con unas líneas muy limpias y aerodinámicas, como corresponde a un coche eléctrico. Mide 4,83 metros de largo, por lo que estamos ante un vehículo grande.

Quizá, la parte que más llama la atención, desde el punto de vista estético, es la ausencia de luneta trasera, que se ha sustituido por un panel que se extiende hasta el techo acristalado, tal y como ocurría en el Precept y los ingenieros de Polestar lo han mantenido en el modelo de producción.

Polestar 4

Como ha explicado el CEO de la marca, Thomas Ingenlath, “la eliminación de la luneta trasera es una mejora funcional asombrosa. Por la noche no ves sólo dos puntitos en el retrovisor, ves mucho más. Y también puedes mirar para ver a tus hijos ahí detrás con sólo pulsar un botón”.

Tampoco tiene espejos retrovisores convencionales. En su lugar, cuenta con una gran pantalla de alta definición que proyecta las imágenes de una cámara instalada en la zona posterior, con un campo de visión muy amplio. Otro elemento destacado es el techo acristalado hecho de vidrio fotocrómico, incluido de serie.

Dos niveles de potencia, hasta 600 kilómetros de autonomía

Polestar 4

El Polestar 4 se ofrecerá con dos niveles de potencia: por un lado, un único motor en el eje trasero con 272 CV y, por otro, una versión con dos motores y tracción total, de 544 CV. Según la marca, el Polestar 4 es el coche con la respuesta más rápida que ha producido, capaz de completar el 0 a 100 km/h en sólo 3,8 segundos.

Ambas versiones incluirán una batería de 102 kWh de capacidad bruta (92 kWh útiles) que, obviamente, proporcionará diferentes rangos de autonomía: 600 kilómetros en la variante de un motor y 560 kilómetros en la más potente. La batería se podrá cargar con potencias de hasta 200 kW en corriente continua y 22 kW en alterna, lo que significa que podrá pasar del 5 al 80% en media hora.

Gran despliegue tecnológico

Polestar 4

Como cabe esperar en un coche eléctrico de este nivel, el equipamiento tecnológico del Polestar 4 es muy alto, tanto en materia de seguridad como de ayudas a la conducción, incluyendo numerosas cámaras, un radar y hasta 12 sensores ultrasónicos.

Una de las funciones más destacables del coche es la monitorización del conductor para detectar pérdidas de atención u otros problemas, sin grabar vídeos para garantizar la privacidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.