La versión que todos estábamos esperando finalmente ha hecho su entrada en escena como el segundo modelo 100% eléctrico de KIA. Ponemos a prueba el KIA e-Niro 64 kWh 204 CV, la tercera opción electrificada de la gama del crossover surcoreano que se posiciona como una de las opciones más interesantes en el boyante segmento de los coches de cero emisiones.

Todo está cambiando demasiado rápido. La electrificación entra a marchas forzadas en un segmento donde clásicamente han reinado los combustibles fósiles. Un público más preocupado por la contaminación, unas normativas cada vez más restrictivas y los esfuerzos de muchos fabricantes están teniendo como resultados un desarrollo precoz del coche eléctrico. Y ahora, además, las marcas están dando solución a la principal demanda de los posibles compradores de vehículos eléctricos: más autonomía.

Prueba KIA e-Niro 64 kWh 204 CV

KIA, junto a su marca hermana Hyundai, son dos de los fabricantes que ofrecen actualmente una respuesta plausible a los problemas de eficiencia energética y autonomía eléctrica que tienen los coches con distintivo ambiental Cero. Tras la llegada el año pasado del Hyundai Kona Eléctrico (prueba), era cuestión de tiempo que KIA moviera ficha y pusiera en acción al tercer integrante de la familia Niro.

KIA e-Niro: el eslabón 100% eléctrico

El fabricante asiático puso en producción el KIA Niro HEV en 2016 y su variante híbrida enchufable, el KIA Niro PHEV (prueba), tan solo un año más tarde. Desde entonces, se habían barajado varias fechas para la llegada del modelo puramente eléctrico, que finalmente ha tenido lugar este año.

Prueba KIA e-Niro 64 kWh 204 CV

Un punto a favor del e-Niro es la normalización del modelo eléctrico dentro de la gama. Lejos de optar por diseños radicalmente diferentes, los ingenieros de la marca han optado por modificar la parrilla tiger nose de KIA para integrar el punto de carga; el parachoques delantero, con nuevas entradas de aire, una parrilla activa y los faros de circulación diurna en forma de punta de flecha; y un nuevo juego de llantas de aleación aerodinámicas de 17 pulgadas. Un toque distintivo son los detalles en azul intenso que encontramos en la parrilla delantera y los parachoques.

Un interior reconfigurado

En el interior del Niro eléctrico también encontramos algunos cambios significativos. El principal se identifica inmediatamente en la consola central, la cual ha sido rediseñada para integrar un nuevo selector ‘shift by wire’ para la transmisión, un nuevo panel de interruptores a su alrededor y un freno de estacionamiento eléctrico que elimina el freno de pie clásico del Niro. El panel de instrumentos tipo supervisión con pantalla LCD de 7 pulgadas, el indicador de carga en el salpicadero y los diferentes detalles en azul presentes en costuras, consola central y salidas de ventilación, conforman los cambios de la cabina.

Prueba KIA e-Niro 64 kWh 204 CV

Aunque está basado en la misma plataforma que el resto de la gama Niro, el KIA e-Niro ofrece un aumento de 20 mm en la longitud y otros 25 mm en la altura. Dada la configuración de su sistema de propulsión y la disposición de su paquete de baterías (en el piso, entre ejes), el Niro eléctrico presenta el maletero más grande de la gama, con 451 litros de capacidad (41 litros más que el Niro HEV y 127 litros más que el Niro PHEV. Por último, el e-Niro está disponible en siete colores exteriores y dos tapicerías diferentes: tela mixta y piel.

Chasis reforzado y mejoras específicas para el e-Niro

La plataforma de la gama Niro fue diseñada desde un principio para ser flexible y adaptar cualquier tipo de sistema de propulsión, siempre y cuando éste fuera eficiente. Tras la llegada de la variante híbrida e híbrida enchufable, era el momento de integrar una versión eléctrica con un paquete de baterías más grande. Para ello, fueron necesarios una serie de ajustes en el chasis y la suspensión que hicieran viable esta versión y la protegiera ante posibles daños.

Prueba KIA e-Niro 64 kWh 204 CV

La batería de 39,2 o de 64 kWh está ubicada en por debajo de la carrocería, lo que proporciona al e-Niro un centro de gravedad más bajo que el de otras versiones de la gama, así como una distribución de pesos más razonable. La ubicación de la batería permite que la mayor parte del peso se sitúa entre los dos ejes, una solución que contribuye a reducir el subviraje y a mejorar las sensaciones de conducción.

PRUEBA: Tesla Model X P100D

La rigidez de la carrocería también ha aumentado y la batería se encuentra alojada dentro de una carcasa protectora contra cualquier tipo de golpe o accidente. Para paliar los efectos de los impactos laterales, un punto débil de cualquier carrocería, KIA ha instalado una traviesa de aluminio en ambos laterales para aumentar la protección de la batería.

Prueba KIA e-Niro 64 kWh 204 CV

Pero todos estos refuerzos del chasis suponen un incremento de peso, por lo que los ingenieros han tenido que implementar elementos de materiales más ligeros para contrarrestar este abuso. La suspensión trasera completamente independiente y la delantera McPherson han sido reajustadas para que se adapte a un mayor peso y la diferente distribución del nuevo sistema de propulsión.

Se ha integrado una cremallera de dirección ligeramente más rápida y es la primera versión de la gama Niro con vectorización de par en frenada. Los frenos regenerativos recuperan energía eléctrica para recargar la batería con unos discos de 305 mm y 300 mm, delante y atrás. Por último, también se ha trabajado en la aerodinámica, con un diseño que permite bajar el coeficiente de penetración hasta 0,29 Cx, lo que, a la vez, se traduce una mejora de los niveles de ruido y vibraciones, con un mayor aislante y un cristal laminado en el parabrisas, entre otros.

Dos sistemas de propulsión eléctricos

Prueba KIA e-Niro 64 kWh 204 CV

El KIA e-Niro está disponible con dos sistemas de propulsión totalmente eléctricos. El primero está equipado con un motor eléctrico de 100 kW (136 CV) y 395 Nm que es alimentado por una batería de 39,2 kWh. Esta mecánica homologa una autonomía con una sola carga de 298 kilómetros, según el nuevo ciclo de emisiones WLTP. En un cargador rápido de 100 kW, solo requiere 42 minutos para que el nivel de carga pase del 20% al 80%.

La segunda motorización es un propulsor eléctrico de 150 kW (204 CV) y 395 Nm de par, asociado a una batería de polímero de iones de litio con 64 kWh. Según el ciclo WLTP, esta batería ofrece hasta 455 kilómetros de autonomía con una sola carga. Ambas baterías están refrigeradas por agua y cubiertas por los mismos 7 años de garantía o 150.000 kilómetros que ofrecen para el resto de componentes del vehículo.

Recuperación de energía: cómo conducir un eléctrico

A la hora de ponerte al volante de un coche eléctrico como el nuevo KIA e-Niro debes tener en cuenta unas cuantas funciones que distan un poco de ser una posibilidad en un coche tradicional. La primera de estas funciones es la frenada regenerativa, es decir, la forma en la que el vehículo aprovecha la energía generada durante la frenada para recargar la batería y aumentar así la autonomía final.

Prueba KIA e-Niro 64 kWh 204 CV

La segunda, y más importante, es el sistema de recuperación de energía. Esta función se gestiona manualmente a través de las dos levas que encontramos detrás del volante del e-Niro. Las levas activan o desactivan cuatro niveles de recuperación de energía: Niveles 1, 2 y 3, y ‘One Pedal’. Cuanto mayor sea el nivel de recuperación seleccionado, más energía captará el sistema de frenada regenerativa, aunque sin pesar el pedal del freno.

Esta función permite al conductor aprovechar la inercia del movimiento del vehículo para recargar la batería. Al levantar el pie del acelerador, se genera un efecto de retención moderado para recuperar energía cinética. Esta energía es enviada de nuevo a la batería para su recarga. Puedes gestionar lo agresivo que es esta retención y, si seleccionas el modo ‘One Pedal’, puedes controlar la velocidad del Niro eléctrico con tan solo modular el acelerador. Aunque este no es un sistema eficaz. Ante frenadas de emergencia o una detención más intensa, seguirá siendo necesario pisar el pedal del freno.

Prueba KIA e-Niro 64 kWh 204 CV

Una forma de automatizar esta función de recuperación de energía es mediante el modo automático de regeneración, el cual se basa en las condiciones de circulación y en las cámaras del sistema de control de velocidad de crucero adaptativo. También hay disponible cuatro modos de conducción dentro del Drive Mode Select: Normal, Sport, Eco y Eco+. Cada uno de ellos condiciona la respuesta del acelerador, la recuperación de energía y la dureza del acelerador. Como particularidad, el modo Eco+ es el más restrictivo, limitando la velocidad a 90 km/h y el consumo de energía de los sistemas para prolongar al máximo la autonomía que ofrece la batería.

La seguridad más avanzada

El KIA e-Niro ofrece una serie de sistemas avanzados de seguridad y de asistencia a la conducción. Entre los sistemas disponibles encontramos:

  • Aviso de colisión frontal
  • Asistencia a la frenada de emergencia por colisión frontal
  • Detector de fatiga
  • Asistente de luces de carretera
  • Control de crucero con Stop & Go
  • Sistema de asistencia de mantenimiento de carril
  • Asistente para seguimiento de carril con tráfico intenso

Precios del KIA e-Niro

El nuevo Niro eléctrico está disponible en tres niveles de acabado –Concept, Drive y Emotion-. Estos son sus precios con descuentos ya aplicados:

Versión Potencia Precio
KIA e-Niro 39,2 kWh Concept 136 CV 31.150 euros
KIA e-Niro 39,2 kWh Drive 136 CV 33.355 euros
KIA e-Niro 39,2 kWh Emotion 136 CV 35.855 euros
KIA e-Niro 64 kWh Drive 204 CV 36.855 euros
KIA e-Niro 64 kWh Emotion 204 CV 39.355 euros

Prueba KIA e-Niro 64 kWh 204 CV

No termino nunca de acostumbrarme a pulsar el botón de arranque de un coche y no escuchar nada más que silencio. Los sistemas se inician en mi prueba del KIA e-Niro 64 kWh 204 CV, la versión eléctrica más potente y eficiente de la gama Niro. Conserva los atributos que hacen especialmente interesante al Niro, como su buen espacio interior o un maletero que es el más grande de las tres versiones; y ahora añade un extra de picante a la receta con un interior reconfigurado.

PRUEBA: KIA Stonic 1.6 CRDi Drive

Lo primero que me llama la atención es cómo han solventado la ausencia de palanca de cambios tradicional. En un eléctrico no hay caja de cambios convencional, por lo que los diseñadores han integrado un nuevo módulo de control donde encontramos un selector giratorio y varios interruptores básicos que activan diferentes funciones del vehículo, como los modos de conducción o el freno de estacionamiento eléctrico, el cual sustituye al controvertido pedal de pie que equipan los modelos híbrido e híbrido enchufable.

Prueba KIA e-Niro 64 kWh 204 CV

El cuadro de instrumentos digital no solo da un toque más avanzado y tecnológico al habitáculo, sino que es el engranaje central del sistema de información para el conductor. Además de la velocidad, reúne información del nivel de carga de la batería, su autonomía y diferentes datos del ordenador de a bordo. Para todo lo demás, el e-Niro 64 kWh 204 CV de mi prueba lo reúne en la pantalla táctil de hasta 8 pulgadas del sistema multimedia.

Lo que más me ha gustado es que en KIA no han tirado la casa por la ventana con el diseño de la variante eléctrica. Mediante esta estrategia logran normalizar un vehículo eléctrico dentro de una gama sin que sientas que conduces una nave espacial. Todo está en su sitio, parece un coche y se conduce como un coche. La belleza de encontrar la sencillez dentro de un sistema mucho más complejo.

Prueba KIA e-Niro 64 kWh 204 CV

Al volante del KIA e-Niro 64 kWh 204 CV

Los primeros metros en modo 100% eléctrico siempre son algo raros, aunque ya me haya puesto a los mandos de otros modelos cero emisiones, como mi prueba con el BMW i3 (prueba) o con el potente Tesla Model S P100D (prueba). Sin embargo, me acostumbro a los pocos minutos. Cuanto mayor es la velocidad a la que conducimos, más se disimula el famoso ‘zumbido’ de la movilidad eléctrica.

Me atrevo ahora a jugar con las levas detrás del volante para la recuperación de energía. En el nivel 1, notamos algo de retención, como si pisáramos el freno levemente. Cuando activo el nivel 3, la retención es mucho más acusada, pero no llega a detener el vehículo con suficiente antelación. Al disponer de la opción ‘One Pedal’, la más restrictiva, puedes simular el uso de los frenos del coche sin pisar el pedal.

Prueba KIA e-Niro 64 kWh 204 CV

Conducir un coche eléctrico representa un nuevo giro de tuerca al concepto de conducción que hemos conocido hasta ahora. Dispones de potencia (204 CV) y un par instantáneo de 395 Nm que se vuelve más o menos acusado en función del modo de conducción seleccionado, pero cuando quieras extender al máximo la autonomía de la batería, debes gestionar de manera inteligente tanto la función de recuperación de energía como la anticipación por nuestra parte. De este modo, no solo aumentarás la autonomía, sino que también reducirás el desgaste de los pocos elementos sometidos a estrés, como los neumáticos o los frenos.

Adiós a los falsos mitos

Con la prueba del KIA e-Niro 64 kWh 204 CV queda patente que lejos han quedado los estereotipos que asociaban al coche eléctrico con un vehículo aburrido, para la ciudad, con poca autonomía y largos tiempos de recarga. Con un punto de recarga de 7 kWh, la batería se puede recargar en 5 horas y 50 minutos, menos de lo que dura la jornada laboral habitual.

Prueba KIA e-Niro 64 kWh 204 CV

Además, la autonomía, ese enorme hándicap que suponía un gran lastre para el vehículo electrificado, no es un problema en el KIA e-Niro. Sus 455 kilómetros homologados son fácilmente alcanzables con una sola carga y, si lo conduces en entornos urbanos, es capaz de superar los 600 kilómetros.

Tras mi prueba, mezclando carretera, ciudad y autovía en un porcentaje de 40-20-40, hemos recorrido 130 kilómetros. Al presionar el mismo botón que me trajo silencio al iniciar mi prueba con el KIA e-Niro 64 kWh 204 CV para finalizarla, el nivel de autonomía de la batería aún indicaba alrededor de 300 kilómetros en el modo Eco, habiendo bajado tan solo ¼ el indicador del nivel de batería del cuadro de instrumentos digital.

Prueba KIA e-Niro 64 kWh 204 CV

KIA pone fin a muchos falsos mitos acerca del coche eléctrico con el e-Niro, un vehículo eléctrico para quien busca un coche sin excentricidades, con una autonomía real, un equipamiento muy completo y un precio muy interesante. Además, los conductores del e-Niro disfrutarán de un automóvil con la etiqueta Cero azul de la DGT que le exime de cualquier restricción al tráfico, del pago del 75% del Impuesto de Circulación, del pago del Impuesto de Matriculación, y les permitirá circular por el carril BUS VAO y aparcar en zona de estacionamiento regulado sin pagar.

Ficha técnica KIA e-Niro 64 kWh 204 CV
Motor Tipo Eléctrico
Motor De imanes permanentes
Potencia máxima 204 CV
Par máximo 395 Nm
Transmisión Caja de cambios Automática, 1 velocidad
Tracción Delantera
Suspensión Delantera Tipo McPherson, resorte helicoidal, barra estabilizadora
Trasera Paralelogramo deformable, resorte helicoidal, barra estabilizadora
Dimensiones Longitud 4.375 mm
Anchura 1.805 mm
Altura 1.560 mm
Distancia entre ejes 2.700 mm
Alimentación Batería Litio, 64 kWh
Peso Peso 1.662 kg
Prestaciones Velocidad máxima 167 km/h
Aceleración 0-96 km/h 7,8 seg
Consumos Urbano
Extraurbano
Combinado
Emisiones Emisión CO2
Precio Precio final Desde 35.485 euros (sin descuentos)

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.