En esta ocasión es Arizona el escenario perfecto para realizar la prueba del Jeep Wrangler 2018, uno de su modelos más legendarios y que la marca norteamericana más mima. Por este motivo FCA ha prestado especial atención en todos los detalles, agrandando así, tanto su historia, que empezó en 1941, como la del vehículo, que inició su andadura en 1986.

prueba Jeep Wrangler 2018 Sahara

Y es que el último en llegar ha sido completamente rediseñado. Como te comentaba, la compañía estadounidense ha cuidado todos los elementos que componen el vehículo para modernizarlo y convertirlo en un vehículo aún más práctico. Es el caso del parabrisas abatible, un guiño claro al Willys, que porta un par de anclajes, un juego de herramientas y una mayor inclinación que el anterior, en concreto siete grados, con lo que se ha mejorado la resistencia aerodinámica y, además, minimizando el ruido. El capó también es de nueva manufactura y ha sido realizado en aluminio, restando peso en la báscula. No puede pasar desapercibida la parrilla, que mantiene las siete tomas de refrigeración típicas, aunque en este último, los faros, como homenaje al Wrangler CJ, penetran en sus extremos. Además, su parte inferior es prácticamente recta, pero no así la mitad superior, con lo que se consigue una menor resistencia aerodinámica. Parte de los grupos ópticos han sido trasladados al extremo, sobre los pasos de rueda, y también están formados por ledes.

PRUEBA: Jeep Wrangler Unlimited 2.8 CRD 75 aniversario

Eso en la parte frontal, porque de su perfil destaca su mayor distancia entre ejes, con lo que el espacio para los pasajeros de las plazas traseras ha aumentado, y los guardabarros, que tienen forma trapezoidal y dan la sensación de ser más altos para alojar llantas de aleación de mayor tamaño. Las míticas bisagras de las puertas continúan haciendo su función, como también las manetas, que son de nueva factura. Las ventanillas están situadas más altas y la línea de cintura, más baja. Con ello, además de mejorar la visibilidad de los pasajeros, también se beneficia a la hora de realizar un vadeo -ahora la altura de vadeo es de 76.2 cm-.

prueba Jeep Wrangler 2018 Sahara

Y la zaga… mítica del Wrangler. Mantiene la rueda de repuesto, pero está situada en posición más baja para mejorar la visibilidad posterior del conductor. Asimismo, la luna es más amplia y cuenta con cámara para facilitar las maniobras de aparcamiento. Otro cambio importante de la trasera lo podemos observar en la matrícula, que también se ha alojado más cerca del suelo, en concreto en el paragolpes, evitando así los roces cuando se realiza una conducción off-road. Los pilotos, de ledes, pierden su forma rectangular para poder equipar los sensores del sistema de aviso del ángulo muerto. Por su parte, el portón ha sido aligerado seis kilogramos al utilizar magnesio en su fabricación. Se abre de forma más fácil gracias a su menor peso y ofrece el acceso a una superficie de carga plana, con anclajes y con un doble fondo.

Enciendo su motor pulsando un botón, momento en el que el cuadro de instrumentos, mediante su destacada pantalla central de 7” (la otra es la de 3,5”) nos indica qué versión es en la nos encontramos, acompañada de una imagen del frontal del coche. En mi caso, el coche de la prueba es el Jeep Wrangler 2018 Shara. ¡Excelente estos detalles! El salto dado del cuadro de mandos de la anterior generación a esta es abismal. A los colores y la definición se suma la nueva información dada, como la de los ángulos en los que se encuentra el todoterreno. No me detendría en el volante si no fuese por el easter egg, y no es otro que el embellecedor del centro del volante, que tiene un diseño de tres brazos, como el del Willys; su calidad al tacto y su ajuste en altura y en profundidad es ya de sobra conocido.

prueba Jeep Wrangler 2018 Sahara

La pantalla del sistema de infoentretenimiento es el utilizado por los otros productos de FCA, solo que se ha adaptado a la marca Jeep. Y esa influencia de los vehículos originales también se aprecia en las líneas horizontales del salpicadero, una clara influencia nuevamente del Willyes; en la consola vertical, también inspirada en la del primer modelo de la compañía norteamericana; en las formas trapezoidales y en las tomas circulares del sistema de ventilación. Además, se han utilizado en multitud de áreas y elementos materiales blandos y gomosos, así como metálicos: todo lo que parece metálico, lo es. En general los plásticos son de buena calidad y fáciles de limpiar si se ensucian.

Los espectaculares prototipos de Jeep para el Easter Jeep Safari 2018

prueba Jeep Wrangler 2018 automático
El gatillo de la palanca del cambio está pintado en rojo.

Por tradición, pero sobre todo para facilitar las cosas mientras se realiza una conducción off-road, los sistemas 4×4, 2H, 4H, N y 4L se activan mediante una palanca independiente. Lo mismo ocurre con el freno de mano, que olvida el eléctrico. Por su parte, la palanca del cambio combina metal, aluminio y plástico y en la parte superior lleva impreso, cómo no, el Willys.

Respecto a las plazas traseras, se ha mejorado en calidad, practicidad y espacio. En el todoterreno de la prueba, el Jeep Wrangler JL Sahara, encuentro bolsillos en la parte posterior de los asientos delanteros, conectores USB, toma de corriente y apoyabrazos central. Ahora hay más hueco por lo que dos adultos pueden viajar cómodos, no así tres…

Prueba Jeep Wrangler 2018 Sahara

En la gama están disponibles, por lo menos en Norteamérica, un V6 3.6 y un 2.0 turbo de cuatro cilindros. Eso en gasolina, porque también se incorporará, ya en 2019, un V6 diésel de 3,0 litros. Yo he probado el Jeep Wrangler 2018 Sahara con el 2.0, un propulsor totalmente nuevo que puede ir asociado a una caja manual de seis relaciones o, como en el caso del coche de la prueba, una automática de ocho velocidades. Esta transmisión ha mejorado uno de los hándicap de la anterior generación: el consumo. Además, ayuda en conducción off-road, porque también te permite moverte con en modo manual.

prueba off-road Jeep Wrangler 2018 Sahara

En marcha también aprecio que se ha mejorado otro de los puntos negativos del anterior modelo: el ruido aerodinámico. Está mejor insonorizado y se ha trabajado en la aerodinámica: en concreto en los espejos exteriores y en la inclinación del pilar a. También se ha perfeccionado la suspensión, con lo que ahora se adapta mejor a cualquier terreno, asfalto o tierra, sin tener que utilizar ningún selector como ‘exige’ la suspensión neumática.

PRUEBA: Jeep Grand Cherokee Trackhawk 2018

Prueba off-road Jeep Wrangler 2018 Rubicon

Para la prueba off-road he cambiado a la versión Rubicon. Equipa el sistema Rock-Track 4×4, que incorpora los ejes delanteros y traseros Dana 44. También una reductora (4LO) y los diferenciales con bloqueo electrónico Tru-Lok, todo ello de serie. Antes de moverme entre piedras de grandes dimensiones déjame que te cuente que el nuevo Wrangler tiene un ángulo de ataque de 44º, ventral de 27.8º y de salida de 37º, y que cuenta con una distancia al suelo de 27,68 cm y una altura de vadeo de 76,2 cm.

prueba off-road Jeep Wrangler 2018 Rubicon

Selecciono 4×4 Low, lo pongo en neutral, bloqueo el diferencial posterior y desactivo las estabilizadoras para darle más recorrido a cada una de las ruedas. Sorteando los obstáculos compruebo que la visibilidad ha mejorado mucho. Me enfrento a una subida de poco más de 45º, con muchas piedras, que con paciencia y siguiendo las órdenes del instructor supero sin problemas. El sonido de los golpes en los bajos no me preocupa porque equipa gruesas planchas protectoras realizadas en metal.

Finalizada la prueba del Jeep Wrangler 2018 quiero ver si lo que me han dicho desde la compañía respecto a los techos disponibles es cierto: “livianos, prácticos y fáciles de utilizar”. Lo cierto que la operación se ha simplificado y eso que hemos optado por la versión más compleja. Existe una opción que simplifica a golpe de botón los pasos mecánicos. También se han sustituido las antiguas cremalleras por un nuevo sistema más seguro. Todo es más sencillo, como el proceso de quitar las puertas, que básicamente es el mismo.

 prueba off-road Jeep Wrangler 2018 Rubicon

Fuente: Univisión Autos

Valoración
Puntuación
Compartir
Artículo anteriorLa historia del Mazda RX-7
Artículo siguienteAsí es el Ford GT más especial del mundo
Jaime Gabaldoni
Director en Univisión Autos. Nacido en Lima, Peru. Viviendo el sueño en Miami. Devoto de mi hijo y mi trabajo.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.