El coche de la prueba, el Ford Puma ST, es uno de esos vehículos que te sorprenden para bien cuando te pones al volante. Porque quizá por su condición de crossover compacto no esperas que vaya tan bien, que sea divertido. Pero claro, hay que tener en cuenta que Ford ha fabricado algunos de los mejores utilitarios y compactos deportivos de la historia.

Ford Puma Rally1: el prototipo híbrido que competirá en el WRC 2022

Pensar que el Puma ST iba a ser una excepción por su condición de todocamino ha sido claramente un error. Es un crossover, de eso no hay duda, pero se mueve prácticamente igual de bien que su hermano pequeño, el Ford Fiesta ST (prueba), con el que comparte casi todas sus características técnicas. La principal pega que se le puede sacar en este sentido cuando lo comparo con su hermano pequeño es el precio, pues es unos 5.700 euros más caro.

Pero a cambio de esa cantidad te llevas a casa un coche más versátil y capaz, con un maletero amplio y un interior más espacioso. Vamos, un vehículo más apropiado para aquellos usuarios que necesitan un extra de espacio. También es perfecto para los conductores que valoren positivamente el hecho de que sea más fácil entrar y salir de un turismo elevado como este.

Un deportivo racional

Prueba Ford Puma ST delantera estática

Ford ha demostrado ser uno de los mejores fabricantes de utilitarios y compactos de carácter deportivo a lo largo de los años. Solo hay que recordar modelos como el ya clásico Ford Escort RS Cosworth (prueba) o más recientes, como el Ford Focus RS (prueba). Ahora han decidido desarrollar una variante prestacional del nuevo Ford Puma (prueba), aplicando su fórmula mágica en un SUV compacto. Y el resultado no podría haber sido más satisfactorio.

Porque el Ford Puma ST toma todo lo bueno de coches como el mencionado Fiesta ST y lo combina con un plus de practicidad. El resultado es un vehículo deportivo, sí, pero también familiar y versátil. Una fórmula que no es fácil encontrar y menos en un segmento como este, en el que el Puma ST prácticamente no tiene competencia.

Prueba Ford Puma ST zaga estática

Con respecto a otros Puma, el ST presenta cambios estéticos tanto en el exterior como en el interior. Pero lo más importante de este modelo no es lo que se ve a simple vista si no lo que esconde debajo de esa atractiva carrocería. Porque los ingenieros de Ford Performance han puesto toda la carne en el asador a la hora de firmar su primer SUV compacto, modificando muchos aspectos.

Por ejemplo, han sustituido la cremallera de dirección original por otra un 25% más rápida para mejorar la agilidad. A esto también ayudan los neumáticos Michelin Pilot Sport 4S desarrollados específicamente para este modelo, que incrementan el agarre y mejoran la velocidad de paso por curva. Pero estos no serían tan efectivos sin la presencia de un puente trasero un 50% más rígido, de unos amortiguadores Hitachi sensibles a la frecuencia o de unas barras estabilizadoras más robustas.

Prueba Ford Puma ST llantas

El Ford Puma ST de la prueba equipaba el Paquete Performance, que añade el control de salida, las luces indicadoras de cambio y lo que es más importante, un diferencial de deslizamiento limitado. Se trata de una unidad tipo Torsen firmada por los especialistas de Quaife y es capaz de enviar el par motor a la rueda con mayor agarre. Este trabaja junto con el control vectorial del par de serie, que usa los frenos para mejorar la tracción.

Y ya que menciono los frenos, decir que se tratan de un conjunto con discos de 325 mm delante y de 271 mm detrás. Tienen pinzas flotantes pintadas en color rojo y ofrece un tacto con una puesta a punto específica para garantizar una buena modulación y respuesta.

Prueba Ford Puma ST escape

La lista de ingredientes no estaría completa sin hablar del motor del Puma ST. Se trata de un 1.5 EcoBoost, una unidad de tres cilindros en línea que resulta muy eficiente y agradable de utilizar. Cuenta con bloque y culata de aluminio, inyección directa e indirecta, reglaje variable de válvulas en admisión y escape o un colector de escape integrado para mejorar la respuesta del turbo.

A esto hay que sumar una línea de escape con válvulas activas, que varía el sonido que produce el motor en función del modo de conducción seleccionado. O la tecnología de desactivación de cilindros, con la que puede detener automáticamente el suministro de combustible y el funcionamiento de las válvulas en uno de los cilindros para mejorar la eficiencia. Con todo, desarrolla 200 CV a 6.000 rpm y produce hasta 320 Nm de par, que están disponibles de manera constante entre 2.500 y 3.500 vueltas. Este motor solo puede asociarse a una caja de cambios manual con seis velocidades.

Así de divertido puede ser el Ford Puma ST

Prueba Ford Puma ST curva

Leer la lista de ingredientes del Ford Puma ST ya nos sirve para hacernos una idea de cómo tiene que ir este coche. Pero lo cierto es que en la práctica es incluso mejor. Es un SUV que sorprende gracias a su agilidad, pues cambia de dirección con una facilidad pasmosa. Esto lo logra gracias a una dirección muy rápida.

Pero también gracias a un tren delantero que parece ir sobre raíles ayudado por unos neumáticos Michelin que son sencillamente brillantes. El eje trasero, por su parte, te ayuda a redondear los giros deslizando sutilmente si así se lo indicas ahuecando el gas. Vamos, que su comportamiento dinámico no dista mucho del que puedes encontrar en un buen utilitario deportivo. Se nota que tiene un centro de gravedad más alto, pero no supone un problema gracias al extra de rigidez.

Prueba Ford Puma ST lateral barrido

Me ha gustado mucho el sonido del motor 1.5 EcoBoost. Porque a pesar de ser una unidad de tres cilindros, produce una melodía muy lograda que incluye incluso leves pertardeos en los modos de conducción más deportivos. Son cuatro en total y modifican parámetros como la respuesta del motor, de la dirección o el propio sonido de la mecánica. El primero de ellos se llama Normal y en él todo está configurado para ofrecer un tacto natural.

El siguiente modo es el ECO, que es la primera vez que se incluye en un vehículo de Ford Performance. Como indica su nombre, está pensado para aumentar la eficiencia para lo que cuenta con un mapa específico para la respuesta que ofrecen el motor o el acelerador. El tercer modo es el Sport, en el que la mecánica, el acelerador o la dirección adoptan una configuración más deportiva y las válvulas del escape se abren. Por último, el modo Circuito supone una vuelta de tuerca más con unos ajustes pensados para lograr los mejores tiempos posibles en circuito. En este último se desactiva parcialmente el control de estabilidad.

Prueba Ford Puma ST modo circuito

Durante los días que he pasado probando el Ford Puma ST, he circulado la mayor parte del tiempo o en modo Sport porque es en el que ofrece la respuesta más agradable. El motor se muestra lleno de fuerza en toda la franja de uso y aunque a priori no sea el modo más eficiente, tampoco es difícil lograr muy buenos consumos. De hecho, me he movido en una media muy cercana a la oficial (6,8 l/100km) practicando una conducción mixta.

Otro atributo del Puma ST que creo merece la pena destacar es lo versátil que resulta en comparación con un utilitario tradicional. Tiene cinco puertas (con el portón del maletero eléctrico en opción) y ofrece un interior más amplio en todas las cotas que el del Fiesta. En este sentido llama la atención su maletero, que tiene una capacidad de 456 litros con cinco plazas en uso.

Prueba Ford Puma ST interior

Este último dato lo logra gracias al MegaBox de Ford. Se trata de un cofre de formas regulares que queda oculto debajo del piso habitual del espacio de carga. Dicho suelo puede regularse en varias alturas o levantarse del todo para proporcionar hasta los ya mencionados 456 litros. La Megabox puede por tanto quedar a la vista u oculta y tiene la peculiaridad de estar realizada en plástico y de contar con un desagüe. Esto hace que sea ideal para transportar objetos húmedos o que puedan ensuciar.

Gracias a este hueco, el maletero puede acoger sin problemas el equipaje de los ocupantes. Los pasajeros de la primer afila disfrutan de unas butacas Recaro que sujetan muy bien el cuerpo pero que quizá sean demasiado agresivas para el día a día. No tanto porque sean unos asientos incómodos, porque no lo son, lo digo porque es más difícil entrar y salir del coche. Esto, por suerte, no pasa en las plazas traseras, en las que hay buen espacio para las piernas y dos anclajes ISOFIX.

Con un precio que parte de unos 30.168 euros con todos los descuentos aplicados, el Ford Puma ST no es en absoluto barato. Pero si tenemos en cuenta su rendimiento, su comportamiento dinámico y su amplio equipamiento, esta suma no parece tan desorbitada. Porque de serie este coche viene equipado con elementos como el cuadro de mandos digital, las llantas de aleación de 19”, los faros de ledes, los asientos Recaro, un cargador inalábrico, unos asientos delanteros y volante calefactado, un climatizador automático, los sensores de aparcamiento o con múltiples asistentes de conducción.

En definitiva, es un coche que ofrece lo bueno del Ford Puma y lo combina con una puesta a punto ágil, un motor contundente y un comportamiento dinámico muy divertido. Es uno de esos vehículos que es capaz de cumplir con nota en los trayectos cotidianos y de sacarte una sonrisa si decides disfrutar de la conducción.

Prueba Ford Puma ST faldón delantero

A destacar A mejorar
Prestaciones Precio
Comportamiento dinámico Tacto caja de cambios
Dirección rápida
Ficha técnica Ford Puma ST
Motor Cilindrada 1.496 cc
Cilindros 3 en línea
Potencia máxima 200 CV / 6.000 rpm
Par máximo 320 Nm / 2.500 – 3.500 rpm
Transmisión Caja de cambios Manual, 6 velocidades
Tracción Delantera
Suspensión Delantera Tipo McPherson / Resorte helicoidal / Barra estabilizadora
Trasera Rueda tirada / Resorte helicoidal / Barra estabilizadora
Dimensiones Longitud 4.226 mm
Anchura 1.805 mm
Altura 1.533 mm
Distancia entre ejes 2.588 mm
Alimentación Tipo de alimentación Inyección mixta, turbo e intercooler
Peso Peso 1.358 kg
Prestaciones Velocidad máxima 220 km/h
Aceleración 0-100 Km/h 6,7 seg
Consumos WLTP Combinado 6,8 l/100 km
Velocidad baja Nd
Velocidad media Nd
Velocidad alta Nd
Velocidad muy alta Nd
Emisiones WLTP Emisión CO2 155 g/km Euro 6 – Etiqueta C
Precio Precio oficial 30.168 euros (con descuentos)

Fotografías: Jaime Sainz de la Maza para Periodismo del Motor

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.