Largamente esperado, el Mercedes-AMG GT63 S E Performance 4-Door ya está aquí: la variante enchufable del modelo se convierte en la más potente de la gama, aunque su autonomía eléctrica no es lo suficientemente amplia como para hacerse con la etiqueta CERO de la DGT.

PRUEBA: Mercedes-AMG GT 63 S 4MATIC+ 4 puertas Coupé

El quid de la cuestión de esta variante está en su sistema de propulsión. Su corazón sigue siendo el archiconocido motor 4.0 V8 biturbo característico de AMG, pero en esta ocasión cuenta con el apoyo de un bloque eléctrico de 206 CV asociado al eje trasero, desarrollando en conjunto 843 CV y 1.400 Nm de par. Esto le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 2,9 segundos y alcanzar una velocidad punta de 316 km/h.

Mercedes-Benz AMG GT63 S E Performance 4-Door

El sistema está alimentado por una batería de 6,1 kWh de capacidad, aunque su función es más la de aportar potencia extra que la de dar una gran autonomía, algo que queda patente en que el alcance en modo cero emisiones es de solo 12 kilómetros. A pesar de ello, su presencia hace que el consumo se contenga a solo 8,6 l/100 km.

A los seis modos de conducción ya presentes en las otras variantes del modelo (Comfort, Sport, Sport+, Race, Slippery e Individual) se suma el mencionado Electric, en el que puede circular a velocidades de hasta 130 km/h. Cuenta, además, con sistema de frenada regenerativa con cuatro niveles de potencia diferentes.

Mercedes-Benz AMG GT63 S E Performance 4-Door

A nivel visual el Mercedes-AMG GT63 S E Performance 4-Door no presenta más que unos pequeños detalles diferenciadores, básicamente la trampilla de carga y los logos identificativos, aunque también se suman nuevos diseños de llantas de 20 y 21 pulgadas.

En el interior las modificaciones son incluso menores, ya que solo afectan a la información y gráficos que se muestran en el sistema de infoentretenimiento, que ahora incluyen datos referentes a la naturaleza híbrida del modelo.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.