Antes de comenzar con la prueba del Ford Mustang Shelby GT350 2019, déjame que repase brevemente los inicios de esta versión. En 1964, apareció por primera vez este emblemático modelo del que se lograron vender más de 100.000 unidades durante los primeros cuatro meses. Así, con fuerza, comenzaba la historia del Ford Mustang.

prueba del Ford Mustang Shelby GT350 2019

La compañía de Detroit se fijó en el famoso diseñador, empresario y piloto Carroll Shelby para crear una versión más prestacional, con la intención, también, de mantener la popularidad del modelo. Es así como nació en 1965 el Mustang GT350, también triunfando en los circuitos, puesto que solo un mes más tarde, en febrero, la versión de competición, el Shelby GT350 R, ganaba su primera carrera, y lo hacía frente a vehículos consolidados en las pistas como Chevrolet Corvette, entre otros. Y aquí tenemos el detonante para que el vehículo fuera todo un éxito. Al final de ese mismo año ya se habían construido 562 unidades del GT350. Shelby continuó con la producción del modelo hasta el verano de 1969, periodo en el que por las diferencias existentes entre él y los directivos de Ford, se acabó la colaboración… Hasta pasados 36 años.

El Ford Mustang Shelby GT350 regresa a escena

Y lo hizo con 500 unidades para Hertz, denominadas Shelby GTH, tras la aparición del Mustang en 2006. No fue hasta 2010 cuando se anunció el regreso oficial coincidiendo con el 45 aniversario del modelo original. Un año más tarde, los asistentes al Salón de Chicago pudieron ver la versión de producción.

prueba del Ford Mustang Shelby GT350 2019
Los neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2, exclusivos del Ford Mustang Shelby GT350 2019, se pegan al asfalto como una lapa.

Y yo ahora puedo probar el Ford Mustang Shelby GT350 2019, un deportivo que destaca por sus prestaciones, pero también por su diseño. El capó es muy musculoso y cuenta con una gran entrada de aire totalmente funcional. Esta variante recibe la calandra del GT350 R, que mejora la aerodinámica. Asimismo, los laterales del paragolpes cuentan con unas entradas de aire más grandes para garantizar una mayor refrigeración, y la parte inferior, con un parrilla y un splitter con la palabra Shelby.

PRUEBA: Ford Mustang Convertible GT 5.0 Ti-VCT V8

En el lateral se aprecia el esfuerzo de Ford por aprovechar al máximo la aerodinámica. Los Michelin Pilot Sport Cup 2 son exclusivos de esta versión y en su interior hay unos frenos ventilados firmados por Brembo, con medida 395 mm y pinzas de seis pistones delante, y 380 mm con pinzas de cuatro pistones, detrás. Se suman unas llantas de 19 pulgadas.

En la zaga llama la atención el alerón, que ha sido rediseñado para ser más efectivo; la insignia de la cobra y los pilotos, que mantienen las tres barras horizontales y están formados por tecnología LED.

Con la llave en el bolsillo -se ha sustituido el logo de Ford por el de Shelby, la cobra-, pulso el botón de encendido. Acomodado en el asiento certifico que el habitáculo no es muy diferente del resto de la familia Mustang, salvo por el volante, también con la serpiente en medio, achatado por la parte inferior y tapizado en Alcantara; y la placa con la insignia GT350 y el número de serie. También destacaría el cambio manual, el freno de mano de los de toda la vida y unos pedales que combinan plástico y aluminio. Y sus asientos Recaro en diferentes opciones y que, gracias a ellos, la posición de conducción es bastante buena. Si prestamos atención a los materiales observamos la utilización de Alcantara y un plástico de buena calidad. Un detalle muy acertado es el apoyo de la pierna derecha, que tiene una parte acolchada para soportar las fuerzas G, por ejemplo en un circuito.

Los asientos son unos bacquets firmados por Recaro.

Y si hablamos de espacio… El de las plazas delanteras es bastante bueno; no así el de las traseras, que además de tener un acceso complicado, sigue siendo ridículo -se nota que Ford ha hecho lo posible para aumentarlo-. Por su parte, el maletero cuenta con unos 380 litros, tiene un acceso angosto, como es normal en este tipo de coches, y esconde un kit reparapinchazos para ahorrar peso.

Debajo del capó nos encontramos el alma de este coche protegido con una barra estabilizadora. Se trata del V8 atmosférico de 5,2 litros, bloque que es capaz de entregar 526 CV de potencia a 7.500 rpm, y 582 Nm a partir de 4.750 rpm. De gestionar toda la fuerza se encarga una transmisión manual de seis velocidades.

Prueba del Ford Mustang Shelby GT350 2019

El nuevo Shelby es un deportivo versátil. Existen diferentes modos de conducción: Normal, Sport, Track, Drag y Sleeper; tres para modificar la dirección: Comfort, Normal y Sport; y dos para la suspensión: Normal y Sport. Por cierto, esta última ha sido retocada para ser un 10% más firme en el eje delantero y un 10% más blanda en el trasero. Asimismo, el sonido también puede ajustarse optando por: Normal y Sport.

prueba del Ford Mustang Shelby GT350 2019
El nuevo Mustang Shelby GT350 es un coche fácil de conducir.

Y qué mejor que un circuito para probar el Ford Mustang Shelby GT350 2019. Después de las primeras curvas puedo decir que es un coche bastante ligero… sabiendo que no lo es. El trabajo de los neumáticos es formidable; se pegan a la pista muchísimo, aunque si te pasas, de vez en cuando es posible que el coche sobrevire. ¡Menuda aceleración! Es fácil de conducir y es predecible, algo muy importante para coches de tanta potencia. Tanto, que te permite explorar tus límites sin correr riesgos innecesarios. Se dirige muy bien y mantiene su carácter de ‘muscle-car’, pero el hecho de que te ayude a saber hasta dónde puedes llegar con él me parece una jugada muy inteligente por parte de Ford.

La posición de los pedales es perfecta para hacer el punta-tacón, y algo que me encanta es tener los colores en el cuentarrevoluciones; con esta opción me hago una idea clara del esfuerzo que le estoy exigiendo al motor.

PRUEBA: Ford Mustang Bullitt 2018

Porque no solo está dirigido a entusiastas que saben sacarle el máximo partido, sino a todo aquel que quiera seguir aprendiendo… siempre que se tenga la capacidad económica, claro. El precio de partida de este coche en Estados Unidos es de 61.350 dólares, unos 56.000 euros, y puede llegar hasta los 65.000 dólares, casi 60.000 euros, a base de extras.

prueba del Ford Mustang Shelby GT350 2019

Ficha técnica Ford Mustang Shelby GT350 2019
Motor Cilindrada 5.163 cc
Cilindros 8 en V
Potencia máxima 526 CV / 7.500 rpm
Par máximo 582 Nm / 4.750 rpm
Transmisión Caja de cambios Manual, 6 velocidades
Tracción Trasera
Suspensión Delantera Tipo McPherson / Resorte helicoidal / Barra estabilizadora
Trasera Paralelogramo deformable / Resorte helicoidal / Barra estabilizadora
Dimensiones Longitud 4.783 mm
Anchura 1.928 mm
Altura 1.382 mm
Distancia entre ejes 2.720 mm
Alimentación Tipo de alimentación Inyección mixta directa/indirecta. Admisión Variable
Peso Peso 1.720 kg
Prestaciones Velocidad máxima 290 km/h
Aceleración 0-100 km/h N.D.
Consumos Urbano 11,2 l/100 km
Extraurbano 8,5 l/100 km
Combinado 14,7 l/100 km
Emisiones Emisión CO2 N.D.
Precio Precio final Desde 61.350 dólares (56.000 euros)

Fuente: Univisión Autos

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.