No son pocas las voces que gritan a los cuatro vientos que el diésel está muerto. Yo me opongo a esa afirmación, y más después de hacer la prueba del Alfa Romeo Tonale Diesel 130. Un coche y una motorización que casan como anillo al dedo por filosofía, y que además le permite disponer de una alegría en marcha relativamente estimulante, así como de unos consumos de lo más contenidos.

Sí, es verdad que este SUV italiano también cuenta con alternativas de con las etiquetas ECO y 0 de la DGT gracias a la electrificación. Pero siempre que puedas permitirte tener la etiqueta C, este turbo diésel de 130 CV es una alternativa muy interesante. Y aprovechando esta prueba, te voy a contar por qué deberías decidirte por él en el caso de que estés buscando un modelo de este tipo.

PRUEBA: Alfa Romeo Tonale Plug-In Hybrid Q4

¿Qué motor lleva el Alfa Romeo Tonale Diesel?

Dado que ya nos hemos puesto a los mandos del Tonale en otras ocasiones con el resto de mecánicas disponibles en su gama, lo primero que vamos a hacer es desgranar su sistema de propulsión. Estamos ante un bloque turbo diésel de 1,6 litros y cuatro cilindros sin ningún tipo de electrificación, de ahí que obtenga la etiqueta C de la DGT.

prueba alfa romeo tonale diésel

Siempre va asociado a una caja de cambios automática TCT de doble embrague y seis relaciones, así como a un sistema de tracción delantera. De hecho, esto ocurre en toda su gama con la salvedad del híbrido enchufable, el cual integra el sistema Q4 de tracción a las cuatro ruedas. La mencionada transmisión, por cierto, va muy fina tanto por velocidad en las transiciones como por tacto y suavidad.

Las cifras son, como este sistema de propulsión, las más ‘básicas’ de su oferta. Sin embargo, cualquier usuario medio se sentirá satisfecho con las mismas. Acelera de 0 a 100 km/h en 10,9 segundos y alcanza los 194 km/h de velocidad punta. No en vano, cuenta con 130 CV de potencia y un par motor máximo de 320 Nm para sus algo menos de 1.700 kg.

PRUEBA: Alfa Romeo 2600 Sprint (1966)

Prueba del Alfa Romeo Tonale Diesel: en marcha

Ahora bien, a pesar de haber probado otras versiones de este SUV italiano, también cabe destacar cómo es su comportamiento dinámico con este motor, cuáles son las sensaciones que nos ha transmitido y en qué cambia en relación al resto de alternativas mecánicas. Y lo cierto es que a pesar de tratarse de una motorización turbo diésel, las vibraciones casi no se perciben en el habitáculo.

No obstante, en marcha sí que se percibe algo más de ruido, especialmente de rodadura, conduciendo por vías rápidas como autovías o autopistas. Quizá esa sería la única ‘pega’ que podría ponérsele, así como un peso de la dirección demasiado ligero. Porque sí que consigue transmitir lo que hay bajo los neumáticos con cierto nivel de fidelidad, y la suspensión hace que tenga una relación estupenda entre dinamismo y comodidad.

prueba alfa romeo tonale diésel

Como te he contado más arriba, el Alfa Romeo Tonale Diesel de esta prueba no es un vehículo demasiado pesado. Eso hace que, incluso tratándose de un SUV, con un centro de gravedad elevado en relación a un turismo, tenga una buena agilidad en carreteras reviradas. El conjunto apenas balancea y se mantiene muy estable en los cambios de apoyo.

Esto también se traduce en un aplomo estupendo a la hora de viajar, transmitiendo mucha seguridad. La caja de cambios permite ciertas licencias deportivas, sobre todo si se utiliza el selector de modos de conducción DNA en modo Dynamic. Y es que puedes cambiar de forma secuencial a través de las levas, que están fijas en la columna de dirección y son de gran tamaño.

Pero también del pomo, y esto me gusta especialmente. ¿Por qué? Pues porque subes de marcha hacia atrás y reduces hacia adelante, algo que va a favor de la inercia y considero mucho más intuitivo. Es, sin duda, uno de los SUV de su categoría que mejor te permite pasarlo al volante. Así que la dualidad es casi perfecta, con un coche que te permite meter todos los ‘bártulos’ familiares en el maletero, transportar a todos los pasajeros cómodamente y darte ciertas alegrías si quieres disfrutar conduciendo.

PRUEBA: Alfa Romeo Tonale

Consumo del Alfa Romeo Tonale Diesel, ¿es demasiado?

Pues sí, su consumo de combustible es demasiado. Pero demasiado bajo. Homologa una cifra, de acuerdo al ciclo WLTP, de 5,6 l/100km. Y durante nuestro recorrido en esta prueba, que ha sido ligeramente superior a 200 km, hemos conseguido bajarlo de 5 l/100km con dos personas adultas en el coche y el maletero cargado de equipaje. No me lo esperaba.

prueba alfa romeo tonale diésel

Y no me lo esperaba porque a pesar de no ser demasiado pesado, su coeficiente aerodinámico tampoco es nada del otro mundo. Con un dato de 0,31 Cx, no es el más trabajado de la categoría, ni mucho menos. Pero hay que reconocer que si no quieres gastar mucho en combustible, este Tonale cumple y lo hace con creces.

Sea como fuere, y para terminar con la parte de conducción, sí que es verdad que no es ni mucho menos el Tonale más prestacional. Pero para ser un SUV del segmento C cumple muy bien. Más si cabe teniendo en cuenta que el consumo homologado es real. Exhibe un buen empuje cuando le demandas potencia a través del pie derecho, dinámicamente va muy bien y también es cómodo.

Un diseño y un interior de categoría

No me quiero detener sobremanera en su interior o en su diseño, dado que previamente te hemos contado todas sus características en dos pruebas con otros motores y no ha cambiado absolutamente nada. Sin embargo, sí que considero importante destacar sus medidas, que son de 4,53 metros de longitud, por 1,84 de anchura y 1,60 de altura. Además, su distancia entre ejes llega hasta los 2,64 metros.

Asimismo, al tratarse de un SUV, también tiene una altura libre con respecto al suelo que permite ir por caminos de tierra sencillos sin preocupaciones; y es que llega hasta los casi 16 cm. Su aspecto resulta increíblemente llamativo por lo ‘sexy’ del conjunto, con unas líneas muy fluidas y una firma luminosa LED inconfundible. Realmente, esto ocurre con casi cualquier modelo de la compañía italiana.

PRUEBA: Alfa Romeo SZ (1991)

Por dentro está bien hecho y los materiales son de calidad. Abundan las superficies tapizadas y los asientos son cómodos y sujetan bien el cuerpo a nivel lateral. El volante tiene un gran tacto por grosor, y cuenta con la curiosidad de que el botón de arranque se sitúa en un satélite en el mismo, bajo uno de los radios. Por otra parte, hay multitud de huecos portaobjetos.

prueba alfa romeo tonale diésel

Eso sí, me ha llamado poderosamente la atención que en la plataforma de carga inalámbrica haya que hacer malabarismos para que un teléfono móvil quepa. Al menos me ha ocurrido con un Samsung Galaxy S23 Ultra, si bien huelga decir que es bastante grande. Las plazas traseras son más que suficientes para dos adultos, aunque tres irán un poco apretados.

Aun así, considero que son suficientes para un coche de su categoría. Lo mismo pasa con el maletero, que tiene una capacidad de 500 litros. Esto significa que es 115 litros mayor al de la versión híbrida enchufable. Además, si necesitas todavía más espacio siempre puedes abatir la fila de asientos trasera, con lo que obtendrás una amplitud enorme: 1.550 litros.

Gama y precios del Alfa Romeo Tonale

En este momento, la gama del Alfa Romeo Tonale comienza con esta versión Diesel de 130 CV a un precio que parte desde 40.400 euros, sin incluir descuento o promoción alguna. Además, hay dos variantes diésel con etiqueta ECO gracias a la micro hibridación, y 130 o 160 CV. Mientras tanto, con etiqueta 0 existe una alternativa híbrida enchufable de 280 CV de potencia.

PRUEBA: Alfa Romeo Giulia GTAm

Todas las opciones vienen de serie con cambio automático, mientras que la tracción es delantera en las versiones de combustión. En el caso de la híbrida enchufable, es total, y se denomina Q4. En lo relativo a terminaciones, todos los sistemas de propulsión están disponibles con todas, y se dividen en Sprint, Veloce y Tributo Italiano. Cualquiera de ellas con un equipamiento de serie suficiente.

Conclusión de la prueba del Alfa Romeo Tonale Diesel

Es cierto que en esta prueba del Alfa Romeo Tonale Diesel no hemos conducido la versión más prestacional, ni mucho menos. Pero quizá sí la más racional si quieres un vehículo para hacer una buena suma de kilómetros anuales con un vehículo amplio, cómodo y parco en consumo de combustible. Eso, claro, siempre que no te importe el hecho de tener en el parabrisas la etiqueta C.

Quizá sus dos grandes valores añadidos sea precisamente esa conducción ágil y tacto relativamente deportivo, unido a un diseño que gira más de una cabeza a su paso. Un italiano que mira a la cara a los premium alemanes no solo por planteamiento, calidad de fabricación o gama de motorizaciones, sino también por precio. Su éxito, claro está, solo nos lo desvelará el tiempo.

Ficha técnica Alfa Romeo Tonale Diesel
Motor Cilindrada 1.598 cc
Cilindros 4 en línea
Potencia máxima 130 CV
Par máximo 320 Nm
Alimentación Tipo Inyección directa e indirecta, turbo e intercooler
Transmisión Caja de Cambios Automática, 6 velocidades
Tracción Delantera
Suspensión Delantera MacPherson
Resorte helicoidal
Barra estabilizadora
Trasera MacPherson
Resorte helicoidal
Barra estabilizadora
Frenos Delanteros Disco ventilado Ø 305 mm
Traseros Disco Ø 278 mm
Dimensiones Longitud 4.528 mm
Anchura 1.841 mm
Altura 1.601 mm
Distancia entre ejes 2.636 mm
Maletero Volumen 500 – 1.550 litros
Peso Peso 1.695 kg
Prestaciones Velocidad máxima 194 km/h
Aceleración 0-100 10,9 seg
Consumo Combinado 5,6 l/100 km
Velocidad baja 6,9 l/100 km
Velocidad media 5,4 l/100 km
Velocidad alta 4,7 l/100 km
Velocidad muy alta 6,0 l/100 km
Emisiones Emisiones de CO2 146 g/km Euro 6 – Etiqueta C
Precio Precio oficial Desde 40.400 euros

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.