Hoy todo el mundo conoce a Porsche por sus motores bóxer de seis cilindros, tanto atmosféricos como turboalimentados, así como por las altas prestaciones y rendimiento de sus coches. Pero muy pocos saben que Porsche fabricó motores de avión mucho antes que automóviles. Es una historia que, en parte, recuerda a BMW, aunque no es igual.

El último motor de avión de Porsche data de 1986. Aquel año, el 16 de enero, después de más de seis meses, 300 despegues y aterrizajes y 600 horas de vuelo, Michael Schultz y Hans Kampik regresaron al pequeño aeródromo de Donaueschingen en una avioneta Mooney propulsada por un motor Porsche PMM3200. Habían completado la vuelta al mundo. Por el camino, tuvieron que afrontar todo tipo de obstáculos, desde tormentas heladas sobre Alaska al clima tropical en Nueva Guinea y, a última hora, una fuerte ventisca que azotaba la pista.

PRUEBA: Porsche 911 GT2 (997)

A pesar de todo, la pequeña aeronave culminó la última etapa de su recorrido por el mundo, un triunfo para el hombre y la máquina. El motor aeronáutico Porsche PFM 3200 de 3.2 litros consumió 23.000 litros de carburante y 30 litros de aceite, desafió el calor y el frío y cubrió 100.000 kilómetros en el aire sin rechistar. Pero esta relación entre Porsche y los motores de avión empezó mucho antes

Porsche y los motores de avión, una relación que empezó a principios del siglo XX

Porsche motores avión

La historia aérea de Porsche comenzó en 1908, cuando Ferdinand Porsche era director técnico de la división austriaca de Daimler Motoren Gesellschaft, en Wiener Neustadt. Se hizo cargo del proyecto técnico de un motor de cuatro cilindros para el dirigible militar del comandante prusiano August von Parseval.

Tenía un diseño de válvulas laterales con culata en T y doble encendido, además de ciertas medidas de seguridad para poder usarlo en un dirigible. El 26 de noviembre de 1909, cuando el aparato despegó en su viaje inaugural y sus hélices giraban impulsadas por este cuatro cilindros, Ferdinand Porsche sobrevolaba Wiener Neustadt en la góndola y pudo cerciorarse de primera mano de la utilidad de su diseño.

Primeros motores de avión

Porsche motores avión

Un año más tarde, Ferdinand Porsche triunfaba como piloto de carreras. Con el coche llamado Prinz Heinrich, ganó una prueba con una distancia algo inferior a dos mil kilómetros. Un motor de cuatro cilindros con árbol de levas en la culata, 5.7 litros de cilindrada y 80 CV de potencia, por supuesto diseñado por el propio piloto, propulsaba el vehículo hasta una sensacional velocidad de 160 km/h.

Se hizo evidente para Porsche que ese motor tenía potencial para una tercera dimensión. Continuó perfeccionándolo para aplicarlo al monoplano Taube (paloma), concebido por el pionero de la aviación austriaca Igo Etrich. Con una cilindrada reducida a 3.1 litros, generaba inicialmente unos 40 CV a 1.450 rpm. Los sucesivos prototipos de este avión fueron exitosos y, en 1910, lo empleó el ejército austriaco, con un motor que Porsche llevó hasta 65 CV.

La magia de los Porsche olvidados que esconden hermosas historias y momentos felices

En los años siguientes, Austro-Daimler, bajo la dirección de Porsche, produjo numerosos motores aeronáuticos de cuatro, seis y doce cilindros, con hasta 400 CV. Se emplearon en aviones como el Etrich-Renntaube, concebido para las carreras, en hidroaviones y en el Lohner-Pfeilflieger (la flecha voladora de Ludwig Lohner).

Porsche motores avión

En 1935, cuatro años después de fundar su propio estudio de ingeniería en Stuttgart, Ferdinand dirigió de nuevo sus energías hacia la aviación. El motor aeronáutico Tipo 55 alcanzaba unos impresionantes 1.000 CV. Le siguieron los tipos 70 y 72, con 16 y 32 cilindros.

El raro Porsche America Roadster de 1952 construido para los pilotos norteamericanos

En 1937, recibió un encargo que demostraba la estrecha relación entre la ingeniería automovilística y la aeronáutica: diseñar el Mercedes-Benz T 80, un coche de carreras destinado a batir el récord mundial de velocidad en tierra. Estaría impulsado por el motor de bombardero Daimler-Benz DB-603. Con algo menos de 45 litros de cilindrada, desataba la colosal potencia de 3.500 CV. En última instancia, el objetivo del vehículo era superar la barrera de los 600 km/h entre Dessau y Halle. En 1939, el monstruo se colocó por primera vez en el banco de pruebas, sin embargo, el estallido de la guerra el 1 de septiembre frustró el intento de récord previsto.

Del Porsche 356 a los cielos

Porsche motores avión

En 1955, cuando Ferry Porsche ya había creado la empresa con el nombre de la familia, se autorizó a Alemania a producir aeronaves con motor (hasta entonces sólo podía fabricar planeadores). Ferry reconoció el potencial en el campo de los aviones deportivos y ya disponía de un motor adecuado como base para futuros desarrollos en Zuffenhausen: el Porsche 356 alcanzaba unas magníficas ventas y estaba equipado con un potente y eficiente bóxer de cuatro cilindros.

La historia del Porsche 965: el 911 con motor V8 que jamás llegó a producción

Poco después, presentó el primer motor de avión de la posguerra sobre esta base: el tipo 678, que rendía entre 65 y 75 CV. Se utilizó en aparatos como el Rheinflug RW-3, el primer avión pequeño alemán que entra en producción tras la Segunda Guerra Mundial, o en el Elster, que el ingeniero Alfons Pützer, afincado en Bonn, diseñó por encargo de las recién fundadas Fuerzas Armadas Federales alemanas.

El 911 despega

En 1976, la empresa británica Airship Developments empezó el desarrollo del SkyShip 500 y en 1981 emprendió su vuelo inaugural, equipado con dos motores del tipo 930, los del 911 Turbo. Pilotos e ingenieros aficionados ya habían probado los compactos y potentes motores del 911 en aviones deportivos.

Su fiabilidad y su refrigeración por aire lo hacían ideal para un avión. Además, generaba una gran potencia con un consumo de combustible relativamente bajo. Surgió entonces la oportunidad de pasar a la producción con un motor específico para aviones y las mentes creativas del Centro de Desarrollo de Weissach se pusieron manos a la obra: transformaron el motor del 911 en uno aeronáutico con doble encendido, un segundo alternador, engranajes rectos para los árboles de levas y otras modificaciones.

Historia de todas las denominaciones y códigos internos de los modelos de Porsche

El 8 de agosto de 1982, una Cessna 182 Skylane despegó del aeródromo de Mindelheim-Mattsies, al sur de Ulm, Alemania, propulsada por el Porsche PFM 3200. Su misión era completar el programa de homologación del nuevo motor. En 1984, recibió la certificación de las autoridades alemanas y, en 1985, de las estadounidenses. A partir de 1987, el motor de seis cilindros de Zuffenhausen se fabricó en serie.

El motor susurrante

Incluso hoy en día, el PFM 3200 sigue haciendo sombra a otros motores de avión de producción. Por ejemplo, una Cessna 182 volando en modo de crucero solo consume 13 litros de combustible en una distancia de 100 kilómetros. Equipado con un silenciador, el motor es también significativamente menos ruidoso que otros, por lo que pronto se hizo conocido como el ‘Flüstermotor’ (motor susurrante en alemán) entre los pilotos. Sin embargo, su mayor triunfo es su facilidad de manejo: solamente requiere una palanca de mando.

A pesar de su superioridad técnica, el motor aeronáutico tuvo poco éxito económico: llegó en el mercado en el momento equivocado. En contra de todas las previsiones, las ventas mundiales de motores para aviones pequeños se estancaron a finales de los años ochenta. Los precios relativamente bajos del combustible de aviación, sobre todo en Estados Unidos, hicieron menos atractiva la actualización de los aviones existentes con el moderno y eficiente motor. En total, apenas se vendieron 80 unidades.

70 años de la recogida del primer coche en la fábrica de Porsche

Sin embargo, para sus pocos y orgullosos propietarios, el PFM 3200 es el motor de avión definitivo. Sigue siendo objeto de culto entre los pilotos deportivos, porque su rendimiento y fiabilidad son indiscutibles. Además, la vuelta al mundo de Michael Schultz y Hans Kampik es un recuerdo imborrable.

Fuente: Porsche.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.