Los distintos fabricantes lanzan al mercado muchos automóviles, pero algunos otros se quedan en el camino y no pasan de ser un simple proyecto. Y, a veces, muchos años después, sale a la luz aquello que pudo ser. Es el caso de este Porsche 965, un modelo que nunca llegó a producción, pero al que la marca alemana dedicó tiempo e inversión y pudo haber sido el primer 911 con motor V8 de la historia.

Historia de todas las denominaciones y códigos internos de los modelos de Porsche

El 965 fue un proyecto de los años 80 destinado a ocupar el hueco que había entre el Porsche 911 Turbo y el superdeportivo por aquel entonces, el Porsche 959. La idea de la marca era crear un deportivo con motor V8 atmosférico colocado atrás y refrigerado por agua.  El prototipo que vemos aquí es el único superviviente y recibió el sobrenombre de ‘bombardero negro, debido al acabo negro mate de su carrocería.

Porsche 965, ‘casi’ el primer 911 con motor V8

El coche es, en esencia, una mezcla de 959 y 911. Del primero, recibe el diseño exterior, como se aprecia claramente en el vídeo de 9WERKS TV. Del segundo, toma el interior, aunque la iluminación del salpicadero es más parecida a la del Porsche 928. Aunque no es el diseño lo que realmente importa de este concept que nunca llegó a producción.

Aparte del motor, el 965 tenía un tren motriz muy especial, compuesto por el sistema de tracción total y la suspensión adaptativa del 959. Y, por primera vez, los responsables del proyecto contemplaron la opción de incluir la primera generación de un cambio automático de doble embrague de Porsche. Por tanto, era un coche muy avanzado, al menos en su concepción.

Tecnología de vanguardia

Porsche 965

Ahora sí, vamos con el motor. Porque esta unidad no equipaba el conocido seis cilindros bóxer. El ligero prototipo (apenas pesaba 1.435 kg), montaba un motor V8 biturbo de 3.4 litros que producía 340 CV que le permitía alcanzar los 290 km/h, que no estaba mal para los estándares de la época.

Entre otras características, el coche incluía una gestión electrónica del motor, un vanguardista sistema de descontaminación de los gases de escape, un ordenador de a bordo y un sistema de control de la presión de las ruedas.

Sin embargo, en 1988, Porsche comenzó el desarrollo de un motor bóxer de seis cilindros refrigerado por agua. Por este motivo, el prototipo exhibido montaba un motor V8 de origen Audi, con el que hicieron numerosas pruebas y mediciones de la temperatura en el circuito del Centro Técnico Nardó de Porsche.

La historia del Porsche 911: generaciones y versiones especiales

El 965 debía salir al mercado en 1990, aunque, de haberse comercializado, la marca habría recurrido a la nomenclatura 969, ya que el coche mezclaba elementos del 964 y del 959. Porsche esperaba vender unas 2.500 unidades por año, pero los elevados costes, unido a la modificación de la estrategia de productos, obligaron a suspender el proyecto para centrase en el desarrollo del 911 Turbo de la generación 964. Los 16 prototipos construidos fueron desguazados, excepto uno, el que ves aquí.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.