Tal y como se anunció, algunos países de la UE, entre ellos España, han votado prohibir la venta de motores de combustión desde 2035. La medida adoptada por el Parlamento Europeo supone una reducción del 100% de las emisiones para todos los vehículos nuevos que se construyan a partir de esa fecha, al tiempo que eleva los objetivos provisionales de emisiones.

En consecuencia, el acuerdo tendrá como resultado la desaparición de todos los vehículos nuevos con motores de gasolina, diésel e híbridos de cualquier modalidad a mediados de la próxima década.

España vota prohibir la venta de motores combustión desde 2035

España votan prohibir motores combustión 2035

La decisión acordada forma parte del plan ‘Fit for 55’ de la Unión Europa que busca reducir en 2030 las emisiones de CO2 en un 55% para los automóviles y en un 50% para las furgonetas, con respecto a los valores de 1990. A partir de 2035, todos los vehículos nuevos vendidos en la Unión Europea deberían funcionar a baterías, logrando una reducción del 100% en las emisiones de CO2. Esos objetivos se revisarán en 2026, teniendo en cuenta los avances tecnológicos que haya en ese momento.

Varias empresas y ONG piden al Gobierno que prohíba los coches de combustión en 2035

Los fabricantes con menos volumen de ventas quedan excluidos de la medida, gracias a la conocida ‘enmienda Ferrari’. Aun así, estarán obligado a cumplir con los objetivos de reducción de emisiones. Para aumentar las ventas de coches eléctricos, todos los estados miembros revisarán sus objetivos para aumentar el despliegue de infraestructura de combustibles alternativos, incluidas las estaciones de recarga. Además, para 2030, Europa dejará de incentivar la compra de vehículos de bajas emisiones y eléctricos.

Combustibles ecológicos, la solución para los motores de combustión

España votan prohibir motores combustión 2035

Algunos países mostraron sus reticencias a la prohibición de los motores de combustión interna, como Bulgaria, Italia, Portugal, Rumanía y Eslovaquia, que solicitaron retrasar la fecha en cinco años, hasta 2040. Sin embargo, todos terminaron aceptando el acuerdo. España también se situó desde el principio entre los países a favor de vetar los motores tradicionales.

Alemania y Francia no quieren acabar con el motor de combustión todavía

Por otro lado, Alemania no se ha mostrado a favor de prohibir los motores de combustión interna sino, más bien, permitir que éstos convivan con los eléctricos y desarrollar combustibles ecológicos neutros en carbono. De hecho, marcas como Porsche hace tiempo que trabajan en ello, como una solución para salvar sus motores de combustión interna. Aunque, finalmente, el voto de Alemania también ha sido positivo.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.