Opel Insignia GSi Sports Tourer: el familiar deportivo en Frankfurt

Opel Insignia GSi Sports Tourer

Opel ha hecho lo propio y ha adaptado el acabado GSi para la carrocería familiar de su nueva berlina. Su debut ante el gran público tendrá lugar entre el 14 y 24 de septiembre en el Salón de Frankfurt 2017 y recibe el nombre de Opel Insignia GSi Sports Tourer. Además de su marcado carácter deportivo, adopta una serie de medidas únicas y una pareja de potentes motores sobrealimentados a elección del comprador.

Hace apenas unas semanas conocíamos el Opel Insignia GSi y lo que su lanzamiento suponía para la marca, el renacimiento de las siglas más deportivas que alguna vez hayan estado ligadas al fabricante. Ahora le ha tocado el turno a la carrocería familiar de la segunda generación del Opel Insignia Grand Sport, la cual adopta parachoques, taloneras y un spoiler en el techo, así como un set de llantas de aleación de 20 pulgadas de diseño exclusivo. Todo ello manteniendo su versatilidad con un maletero de hasta 1.665 litros.

Opel Insignia GSi Sports Tourer

El interior, por su parte, se beneficia de una pareja de asientos de corte deportivo, un modo deportivo de conducción denominado ‘Competition’ y una pareja de levas para el cambio situadas tras el volante. Además, otros detalles que diferencian a la variante GSi del Opel Insignia Sports Tourer de un modelo regular son los potentes frenos firmados por Brembo y la altura de la carrocería, la cual se ha rebajado en 10 mm.

El Opel Insignia GSi Sports Tourer, que compartirá protagonismo con el Opel Grandland X, el Opel Corsa S y el Opel Insignia Country Tourer en el stand de la marca en Frankfurt, contará con un nuevo motor diésel de 2.0 litros biturbo anunciado ayer mismo que ofrece una potencia de 210 CV y un par motor de 480 Nm, cifras más que suficientes para pasar de cero a 100 km/h en apenas 7,9 segundos y golpear una velocidad punta de 231 km/h.

Opel Insignia GSi Sports Tourer

Por su parte, si eres más de gasolina, el GSi Sports Tourer puede ser equipado con el motor 2.0 turbo de 260 CV y 400 Nm, el cual pasa de cero a 100 km/h en 7,5 segundos y alcanza una velocidad tope de 245 km/h. Asociada a ambos propulsores encontramos una transmisión automática de ocho relaciones que canaliza la potencia al asfalto a través de un sistema de tracción total con vectorización de par.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here