BMW Group España ha tenido la oportunidad de ‘esconder’ una unidad preserie del nuevo BMW X4 en sus instalaciones de Madrid, y nosotros, la posibilidad de admirar la segunda generación del modelo alemán antes de su presentación en el Salón de Ginebra 2018.

nuevo BMW X4

El vehículo, que está ’encerrado’ en una sala en la cual está prohibido hacer fotografías, luce sensacional. Tiene una enorme presencia, la misma que el modelo del que deriva, el BMW X3 2018, solo que con más atractivo gracias a su silueta, que es más baja. Es 8 cm más largo y casi 4 cm más ancho que el modelo precedente, pero no por ello más pesado, porque en la báscula marca 50 kg más.

Nos subimos al BMW i8 Roadster un día después de su presentación

Lo primero que llama la atención, imán para mi mirada, son los pilotos traseros: son de nueva factura y destacan porque son más estrechos, alargados e incorporan un diseño 3D. Sin duda, esta novedosa identidad lumínica en disposición horizontal es un claro ejemplo del gran trabajo que realiza la firma alemana. Los grupos ópticos traseros ceden algo de mi atención a dos colas de escape, una a cada lado; disposición que incorpora el BMW X4 2018 desde la motorización de acceso -en la anterior generación solo los más potentes podían presumir de ello-.

Y si de la zaga lo más llamativo son los pilotos, de la parte frontal es el elemento que los separa: los riñones. Son activos, pero sobre todo, enormes. ¡Vaya tamaño!

nuevo BMW X4

Antes de acceder al interior abro el maletero, que tiene una capacidad de carga de 525 litros, 25 más que la primera generación y 25 menos que el actual X3. Tiene formas regulares. Además, si se abaten los respaldos de los asientos traseros, divididos 40:20:40, puede aumentar hasta 1.430 litros.

Voy directo a las plazas traseras para comprobar el espacio que existe para los pasajeros. Nada que objetar: suficiente para las piernas y cuatro dedos para que mi cabeza roce con el techo (mido 1,78 cm), y eso a pesar de la inclinación de su techo. Me acomodo en la banqueta del conductor para que mis dedos palpen los materiales de primera calidad como el cuero o las inserciones en aluminio con la X. Y es que BMW quiere dale más protagonismo a la familia X -dentro de nada llegará el BMW X7-, como también pone de manifiesto el X4 que está grabado en el pilar B.

Antes de despedirme echo un vistazo de nuevo a la carrocería de este BMW X4 25d. El paquete M-Sport que se encarga de vestirlo le sienta brutal: esos faldones bicolor, esas llantas de 19 pulgadas, esas pinzas de freno en azul…

Sin duda, el nuevo BMW X4 2018 será una de las novedades más destacadas del Salón de Ginebra -listado-. Después de su presentación oficial, como a mediados de verano llegarán las primeras unidades a los concesionarios.

PRUEBA: BMW X4 xDrive30d

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.