Malas noticias para la industria del automóvil en España y el empleo nacional. Tras varios días de rumores e informes que llegaban desde Japón, finalmente Nissan ha confirmado el cierre de su planta de Barcelona, una fábrica que genera 3.200 puestos de trabajo directos y otros 25.000 de forma indirecta. La decisión de cierre llega en un mal momento provocado por la pandemia de coronavirus que ha afectado particularmente al sector automotriz.

Nissan Navara 2019: mejoras para seguir liderando el segmento

La fábrica de Nissan se divide en tres instalaciones, la principal de Montaje en Zona Franca y las satélites de Montcada y Sant Andreu, donde se ensamblan diferentes modelos, entre ellos el Nissan Navara (prueba) y el Mercedes Clase X (prueba), ambos compartiendo la misma plataforma. Sin embargo, el contrato para la producción del pick-up de Mercedes espiraba este mes de mayo, por lo que la fábrica ya estaba experimentando una reducción de la carga de trabajo.

Esto provocó una huelga indefinida en la fábrica de Montcada desde el pasado 4 de mayo, debido a la reducción de carga de trabajo y la incertidumbre sobre su futuro. La empresa ha comunicado que su intención era reabrir tras el confinamiento (lo hizo, pero tan solo dos días) para terminar el pedido de Mercedes Clase X antes de que expirara el contrato.

Los intentos de España para conservar la fábrica de Nissan

Nissan Zona Franca Barcelona
Planta de Nissan en la Zona Franca (Barcelona)

El Ministerio de Industria ha propuesto a la cúpula de Nissan crear un grupo de trabajo para “estudiar escenarios alternativos que garanticen la continuidad de la actividad industrial”, según ha explicado el diario ABC. El Gobierno cree que la continuidad de las instalaciones de Zona Franca y alrededores es “posible” si se ejecuta el plan de viabilidad que Industria presentó hace meses a la compañía japonesa y que pasaba por adaptar las instalaciones para la producción de un coche eléctrico.

En enero de este año, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se reunió en el Foro de Davos con los máximos responsables de la Alianza Renault-Nissan y aseguró que el mantenimiento del empleo en la planta “está garantizado”. Por otro lado, en octubre del año pasado, la Generalitat de Cataluña otorgó una subvención de 3 millones de euros para la construcción de una nueva planta de pintura entre 2020 y 2022.

Por otro lado, en el plan de futuro de la Alianza no tiene cabida la planta de Nissan en Barcelona. La compañía ya ha avisado en varias ocasiones que las instalaciones de la Zona Franca, en dura competencia con Sunderland (Reino Unido), donde se fabrican el Nissan Qashqai y el Nissan Juke, era de una de sus fábricas menos competitivas. A esto va ligada la falta de contratos para producir coches exitosos, así como la pérdida de otros modelos como el reemplazo del e-NV200, o el Pulsar que no resultó tener la aceptación que esperaba la compañía y cesó su producción en 2018.

Ahora, el Gobierno convocará a la Generalitat de Cataluña, al Ayuntamiento de Barcelona, al Consorcio Zona Franca y a centrales sindicales para analizar la situación y estudiar “escenarios de futuro” con el fin de dar salida a un problema que afecta a más de 28.000 puestos de trabajo en España.

Fuente: ABC

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.