Las sinergias entre los distintos fabricantes hacen que éstos compartan numerosos componentes a la hora de fabricar diferentes productos. Así, podemos encontrar varios vehículos construidos sobre la misma plataforma o compartiendo motores, por citar solo dos ejemplos bastante comunes. Con el nuevo SUV francés ocurre lo mismo: este es el motor del Renault Austral -desarrollado por la firma francesa- que también utiliza Mercedes.

La historia de FASA-Renault: la industrialización de España

El nuevo Renault Austral, un modelo fundamental para el devenir de la firma francesa, se construye en la planta de Palencia y cuenta con importantes novedades, no solo en materia de conectividad, donde muestra un potencial muy elevado, sino también a nivel de motorizaciones.

Este es el motor de origen Renault que es utilizado por Mercedes

motor Mercedes Renault Austral

La oferta mecánica del Austral está compuesta por motorizaciones electrificadas, dos híbridas ligeras y una híbrida no enchufable.

Las versiones Mild-Hybrid se apoyan en un motor de cuatro cilindros de gasolina de 1.3 litros, conectado a un alternador de arranque y a una batería de 12 V. Arroja dos niveles de potencia, 140 y 160 CV, siendo el par idéntico en ambos casos: 270 Nm. El cliente puede elegir esta opción con un cambio manual de seis relaciones o automáticos X-TRONIC.

PRUEBA: Renault 4CV

Luego está la variante híbrida no enchufable, denominada Full Hybrid E-Tech, que conecta el motor térmico a dos motores eléctricos más una batería de 1,7 kWh y 400 V y una transmisión automática multimodo. Ese motor térmico es de 1.2 litros y tres cilindros y desarrolla 130 CV y 205 Nm de par. Está unido a un motor eléctrico de 68 CV y a un generador de alta tensión de tipo HSG (High-Voltage Starter Generator) que se encarga del arranque del motor térmico, los cambios de velocidad y la recarga de la batería.

Disponible en otros modelos de Mercedes y Nissan

motor Mercedes Renault Austral

Este sistema de propulsión híbrido ya figura en algunos modelos de la marca de la estrella, como el Clase A, el Clase B y el GLA, así como en el Nissan Qashqai. Tampoco es nuevo en Renault, ya que el Clio y el Captur lo incluyen. Incluso el Dacia Duster cuenta con una mecánica similar. Gracias al acuerdo de colaboración entre Renault y Mercedes, el resto de fabricantes de la Alianza Renault-Nissan se benefician de esta tecnología.

En concreto, en el Austral E-Tech, el sistema está disponible con 160 o 200 CV. Por su parte, la batería obtiene su energía a través de sistemas como la frenada regenerativa o las inercias y, según Renault, en ciudad se consigue circular en modo eléctrico hasta el 80% del tiempo, lo que permite ahorrar hasta un 40% de consumo de combustible, en comparación con un motor térmico en ciclo urbano. Por supuesto, gracias a este sistema híbrido, el SUV compacto francés estará exento del Impuesto de Matriculación y del Impuesto de Circulación, además de obtener la etiqueta ECO de la DGT.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.