Escoger entre los mejores motores de la década que acaba de terminar no es para nada sencillo. Además, en una selección de estas características siempre entra un componente subjetivo que hace que sea completamente imposible establecer una verdad absoluta. Sin embargo, si algo está claro es que los de la lista que hemos traído hoy son unos propulsores dignos de estar en ella. ¿Cuál es el que más te gusta?

2.5 TFSI de Audi

mejores motores de la década audi

Vale que el downsizing haya perdido un poco de fuerza últimamente, pero ver motores tan grandes como este, de cinco cilindros en línea y 2,5 litros, en un compacto -o en coches como el TT RS-, tampoco es sencillo. Su rendimiento es espectacular y desarrolla una potencia de 400 CV. Pronto veremos cuál es el que monta el próximo RS3.

1.0 EcoBoost de Ford

mejores motores de la década focus

El 1.0 EcoBoost de Ford es un motor muy pequeño, pero que a lo largo de los últimos años ha demostrado un rendimiento sobresaliente. Puedes encontrarlo en modelos como el Fiesta o el Focus, y está disponible con varios escalones de potencia, empezando por los 100 CV. Si quieres eficiencia sin hibridación, esto es lo mejor que hay en el mercado.

6.5 V12 de Ferrari

mejores motores de la década 812

Un motor atmosférico de gran cilindrada unido a un superdeportivo como el (prueba) Ferrari 812 Superfast siempre es una gozada. Este bloque es un V12, que ya quedan pocos, con una cilindrada de 6,5 litros. Alcanza su potencia máxima, de unos 800 CV, a las 8.500 rpm, por lo que se presta a que lo subas de vueltas. Un espectáculo para los sentidos.

5.0 V10 de BMW

mejores motores de la década m5

El 5.0 V10 que montaron los míticos BMW M5 y BMW M6 dejó de fabricarse en el año 2010, así que entra en esta década sobre la bocina. Tiene un sonido extremadamente rabioso, uno de los mejores bramidos que he escuchado nunca. Desarrolla 507 CV casi a 8.000 vueltas, y un par motor máximo de 520 Nm a las 6.100 rpm. Una bestia.

Skyactiv-X de Mazda

mejores motores de la década mazda

El nuevo Skyactiv-X de Mazda es uno de los mejores motores de la década por sus innovaciones. Con una potencia de 180 CV, destaca sobre todo por ser un bloque de gasolina... con la eficiencia de un diésel. Su encendido por compresión hace que consuma mucho menos combustible y también que emita menos partículas contaminantes.

8.0 W16 de Bugatti

mejores motores de la década chiron

Es imposible que no se te escape una risa tonta al pensar en el motor del (prueba) Bugatti Chiron. 16 cilindros dispuestos en forma de W. 8,0 litros de cilindrada. Cuatro árboles de levas. Cuatro turbos. Exacto, son dos motores V8 que, unidos, pueden desarrollar entrte 1.000 y 1.600 CV de potencia. ¿Lo mantendrá el Grupo Volkswagen durante mucho más tiempo?

5.2 V10 de Lamborghini

mejores motores de la década lambo

El hecho de que todavía puedas comprar, 20 años después de que haya empezado el nuevo milenio, un motor 5.2 V10, me parece una -maravillosa- locura. El Audi R8 y el Lamborghini Huracan se pueden elegir con este bloque, que puede entregar una potencia que oscila entre algo más de 500 CV y puede llegar casi hasta los 700. Increíble.

4.0 bóxer de Porsche

mejores motores de la década 911

El bóxer 4.0 de seis cilindros vino en un envase tan especial como el (historia) Porsche 911 GT3 RS en su generación 997.2, y se ha convertido en uno de los mejores motores de la década. Unos 500 CV de potencia y una línea roja que se situaba incluso por encima de las 8.000 rpm ya son credenciales suficientes para entrar en esta selecta lista.

6.2 V8 de AMG

mejores motores de la década sls

Este bloque, llamado M156, ha sido utilizado en numerosos modelos de AMG. Sin embargo, la culminación del mismo fue la M159, una evolución utilizada en el magnífico Mercedes SLS AMG, la reedición del 'alas de gaviota'. Se trató de un propulsor con un sonido espectacular que recordaba a los de los muscle cars americanos, por lo bruto que era.

4.5 V8 de Ferrari

mejores motores de la década 458

El Ferrari 458 Italia fue otro de los coches en disponer de uno de los mejores motores de la década. Un V8 de 4,5 litros de aspiración natural con un corte de inyección situado a 9.000 rpm. Así que subirlo de vueltas era casi una obligación para disfrutar de lo lindo de sus más de 560 CV de potencia. Ya no se hacen mecánicas así.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.