El año largo que llevamos conviviendo con la Covid-19 ha cambiado muchas cosas en nuestras vidas… y en nuestras mentalidades. El ejemplo más claro en nuestro país es la fiebre por las casas con jardín o balcón, que ha convertido a los pisos interiores en prácticamente imposibles de vender. Pues en el mundo del motor, y más concretamente en el de los clásicos, también ha habido un cambio similar, aunque menos visible. Según el portal especializado británico Car & Classic, se está disparando el interés por los clásicos modernos. Coches de los 80 y 90 que hasta ahora no aparecían entre los más buscados, pero que en últimamente han dado un salto importante.

10 coches clásicos que subirán de precio y serán una buena inversión

Los datos de este portal sugieren que el mercado del coche clásico en su conjunto está viviendo un ‘boom’. Las búsquedas totales de los europeos han crecido un 39% entre el primer trimestre de 2020 (prepandemia) y el primero de este año. Los primeros puestos de la lista de los más deseados no son demasiado sorprendentes, con el Porsche 911 como líder y el Jaguar E-Type como segundo.

Sin embargo, mirando un poco más allá, descubrimos coches que antes no figuraban (o lo hacían en puestos realmente bajos) y que han experimentado un crecimiento espectacular. El tercer cajón, por ejemplo, lo ocupa un BMW de los 80, el E30.

interes clasicos modernos mazda rx7

Los deportivos japoneses son quizá los grandes beneficiados de esta nueva tendencia. Tanto el Mazda RX-7 con motor rotativo como los Toyota Supra y MR2 están entre los 16 primeros clasificados. Y poco más abajo, en el lugar 27 de la lista, encontramos el Nissan Skyline, que sube de golpe 131 puestos. También los ‘hot hatches’ de los años 80 y 90, y en especial los de Ford, han explotado en los últimos 12 meses. El Fiesta XR2 (cuyas búsquedas han aumentado un 25%) y el Escort XR3i (un 44%) se colocan entre las posiciones delanteras.

¿Las explicaciones para este creciente interés en los clásicos modernos? Son diversas, según el director editorial de Car & Classic, Chris Pollitt: “Para algunos, la pandemia ha significado más tiempo disponible para iniciar un proyecto, mientras que otros, al ahorrarse las vacaciones, se han visto con el dinero suficiente para invertir en el coche que siempre habían deseado”. Y es que la evolución es hacia vehículos con los que todos hemos soñado en la adolescencia. Mientras, modelos más asequibles, como el Escarabajo o el Ford Cortina, que solían estar en la parte alta de la lista, han perdido impulso. Y, claro, por último también está el simple hecho de que pasar más tiempo en casa frente al ordenador lleva a muchos a fantasear con poseer un mito, aunque finalmente no se decidan.

En última instancia, Pollitt cree que el mercado del coche clásico no deja de evolucionar. Y que ahora muchos compradores provienen de las generaciones que crecieron en los años 80 y 90 soñando con estos deportivos y ‘hatchbacks’ potentes.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.