En el mundo del motor existen locuras de toda índole, pero hay algunas que resultan más sorprendentes que otras. No sabríamos dónde poner esta que hoy nos ocupa, pero creemos que un Ford Mustang de 1995 con ocho turbos es lo suficientemente locura como para que sea el desencadenante de estas palabras que estáis leyendo.

Ford Mustang ocho turbos motor

Dicho mérito se lo debemos a Kyle Williams, quien en sus días de a pie se dedica a conducir camiones. Sin embargo, cuando llega a casa y quiere desquitarse se va a su circuito más cercano a correr, tarea que hasta la fecha llevaba a cabo con un Ford Mustang de 2003.

Este Ford Mustang de 1995 tiene ocho turbos

Pese a que ya estaba más que rodado en el mundo de las carreras, Williams sufrió un accidente con su anterior Mustang tras pisar líquido refrigerante, provocando un golpe que dejó siniestro el muscle car; pero nuestro protagonista no se rindió.

Así es el Hoonicorn V2, el Mustang de 1.400 CV de Ken Block

Tiempo después se topó con un Ford Mustang de 1995 que, aunque no tenía ni motor ni transmisión, contaba con una jaula anti-vuelco y frenos y neumáticos de competición. Teniendo ya la base perfecta sobre la mesa, Kyle Williams decidió recurrir al motor LS de 5.3 litros que montaba en su anterior Mustang.

“Nadie cree que un motor LS pertenece a un Mustang, pero lo hice de todas formas. Es la manera más barata de conseguir potencia.”

Sin embargo, quiso ir más lejos y decidió instalar ocho turbos, no sin antes pelearse para conseguir instalar un sistema de aceite capaz de nutrir a los turbocompresores. Y es que no es la primera vez que Williams se mete en un berenjenal de semejante calibre, sobre todo teniendo en cuenta que a su primer coche, un Ford Escort LX con un motor de 1.9 litros, ya le instaló un turbo aunque con resultados muy distintos. Él mismo admite que ha aprendido mucho gracias a esos errores.

PRUEBA: Ford Mustang Convertible GT 5.0 Ti-VCT V8

De esta manera, el Ford Mustang con ocho turbos ya está listo para acudir al banco de potencia y así descubrir cuántos CV desarrolla. Kyle Williams afirma que estará decepcionado si no llega, por lo menos, hasta los 1.000 CV. Por si acaso lleva instalado un sistema nitroso capaz de aportar 200 CV extras.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.