Nissan anunció hace no mucho tiempo algo que a los más frikis y puristas del mundo del motor no encanta. Y es que la firma nipona, de la mano de su departamento de deportivos Nismo, desarrolló un programa ideado para restaurar a los Skyline clásicos y dejarlos como el primer día.

Vídeo Nissan Skyline GT-R R32 restauración

Y es que tan solo imaginar un área de una fábrica destinado íntegramente a la puesta a punto con piezas originales de uno de los deportivos más emblemáticos resulta digno de admiración. Es por ello que este vídeo de un Nissan Skyline GT-R R32 rejuveneciendo es digno de admirar.

Vídeo: así de satisfactorio es ver la restauración de un Nissan GT-R R32

Y es que Nissan está demostrando que sabe cuidar de sus vehículos más emblemáticos, ya que, en caso de decantarnos por una restauración íntegra, Nismo desmonta por completo el coche. En este caso se encuentra el R32 que hoy nos ocupa, el cual se ha desatornillado por doquier para recibir piezas nuevas y originales.

La historia completa del Nissan GT-R

No queda ni un solo detalle sin examinar, asegurándose así que el coche abandona las instalaciones como si lo hubiesen fabricado de cero. Nismo también comprueba la rigidez torsional y la forma del coche para comprobar que todo encaja perfectamente.

Todas las piezas del interior son limpiadas y restauradas -en caso de que sea necesario- una vez que son extraídas del coche. El apartado mecánico también se repasa al milímetro, garantizando así que tu GT-R esté como el primer día. Como toda prueba es poca, los ingenieros de Nissan y Nismo lo comprueban con varias vueltas en un circuito privado a modo de rodaje.

Sin embargo, afrontar este tipo de restauraciones no es barato. Y es que si queremos someter a nuestro Nissan Skyline GT-R R32 a una revisión íntegra tendremos que desembolsar 35 millones de yen, o lo que es lo mismo, 270.000 euros.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.