Aún hay esperanza. No todos los coches serán eléctricos o electrificados. No todos los automóviles tendrán formas sinuosas y fluidas. No. El Ineos Grenadier es un coche de la vieja escuela: un todoterreno puro, con formas cuadradas y motores de seis cilindros en línea sin enchufes o chutes de energía eléctrica, chasis de largueros, tres diferenciales bloqueables, reductora y tracción total permanente.

La firma nos ha invitado a conocerlo en vivo en Madrid. Y gracias a esta presentación estática, hemos podido ver qué ofrece, en parado, eso sí, el nuevo 4×4 que llegará en 2022.

Frente a frente impresiona por tamaño. Y no es raro porque tiene una longitud de 4.927 mm, una anchura de 1.930 mm y una altura de 2.030 mm. También por su diseño, muy parecido al Land Rover Defender… al Defender anterior, no al nuevo. Y no lo ocultan, porque quieren ‘atacar’ a los clientes del modelo inglés.

Por ello muestra las bisagras y los tornillos de las puertas, y la posterior es de doble hoja. Eso sí, no esperes el típico sonido al cerrarlas característico del Defender o del Mercedes Clase G; en el Ineos es más refinado.

PRUEBA: Land Rover Defender 2020

Una vez dentro, tras saltar al asiento firmado por Recaro -como ves no han escatimado en buenos componentes (los motores son BMW)-, me encuentro con muchos, muchos botones. La consola parece la de un vehículo militar y la de la parte superior, la del techo, la de un avión comercial. Yo soy partidario de botones físicos en lugar de táctiles o escondidos en pantallas, pero… Y como ‘coche clásico‘ que es, nada de arranque por botón: la llave, de las de toda la vida.

Ineos Grenadier

Eso sí, no falta la pantalla táctil para el sistema de infoentretenimiento con conectividad para Apple Car Play y Android Auto. Sí, cuadro de instrumentos detrás del volante, porque no existe ni digital ni analógico. Los datos más importantes como los de la velocidad o la información del viaje se muestran en la pantalla anteriormente citada.

Me llama la atención el pomo de la palanca de la reductora -tiene cuatro posiciones-, que me recuerda al del Ford Mustang Bullitt, mientras que la palanca del cambio automático de ocho velocidades firmado por ZF no es que me recuerde a la de algún modelo de BMW, es que es de BMW.

Y no puedo dejar de acordarme del pedalier del antiguo Defender, que estaba desviado hacia la derecha; en el Grenadier está donde tiene que estar.

Toco los materiales del salpicadero y de los paneles de las puertas: se han utilizado materiales gomosos en las zonas superiores. También en las puertas traseras. Además, todo parece consistente y bien ajustado.

Y por ultimo, antes de despedirme del Ineos Grenadier, me desplazo a la segunda fila donde compruebo el gran espacio que hay tanto para las rodillas como para la cabeza. No hay pega.

Los mejores 4×4 que no puedes comprar en España

Las primeras unidades llegarán en 2022. El precio aún se desconoce, pero Dirk Heilmann, CEO de Ineos Automotive, manifestó a mi compañero Kike Ruiz de Auto Bild, que la cifra estaría por encima del Defender pero que sería bastante menor que la del Mercedes Clase G.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.