Ahora mismo, en el seno de la Unión Europea se está gestando una dura batalla sobre el futuro del automóvil. De un lado, están los países que quieren seguir adelante con la prohibición de los motores de combustión y, de otro, una alianza liderada por Alemania que apuesta por los e-fuel. Pero, ojo, porque esos combustibles sintéticos podrían ser un 50% más caros que los fósiles y, por tanto, convertirse en un producto de nicho, sólo al alcance de unos pocos.

Según un estudio del Consejo Internacional de Transporte Limpio (ICCT por sus siglas en inglés), los combustibles sintéticos podrían costar hasta 2,80 euros por litro, es decir, aproximadamente un 50% más caro que el precio actual de la gasolina en Alemania, como señala Transport & Environment. Eso significa que llenar un depósito de 75 litros, como el de un Porsche Cayennne, costaría 210 euros y llenar un depósito medio de 50 litros costaría unos 140 euros.

Los combustibles sintéticos podrían ser un 50% más caros que los fósiles

combustibles sintéticos 50% más caros fósiles

El ejemplo del Cayenne no es baladí. Porsche es uno de los fabricantes que está trabajando más en el desarrollo de e-fuel y ya tiene en funcionamiento la planta de Haru Oni en Punta Arenas, Chile. También Lamborghini, entre otros, han empezado a trabajar en esta tecnología.

Algunos críticos señalan que la enorme cantidad de energía necesaria para producir e-fuel, así como la necesidad de importarlos del extranjero, los hace muy caros para la mayoría de los conductores. Esto quiere decir que, probablemente, solo las personas con un alto poder adquisitivo que quieran seguir conduciendo coches de altas prestaciones tendrán acceso a este combustible ecológico.

5 razones por las que los combustibles sintéticos pueden ser la salvación del motor de combustión

Precisamente esto elimina de un plumazo uno de los argumentos a favor de los combustibles sintéticos: su uso para descarbonizar la actual flota de vehículos de combustión interna. Podría funcionar como un parche, para ayudar a reducir los niveles de emisiones de los vehículos que ya circulan y que seguirán haciéndolo más allá de 2035.

Los e-fuel siguen contaminando

combustibles sintéticos 50% más caros fósiles

Sin embargo, su uso como alternativa a los coches eléctricos y su inclusión en la legislación europea podría terminar desbaratando los objetivos medioambientales de la Unión Europea. Al relajar las normas de transporte, los e-fuel podrían prolongar el uso del petróleo por más tiempo, como apunta CarScoops.

Y todo por una tecnología que contamina más que los vehículos eléctricos, incluso en circunstancias ideales. Aunque los combustibles sintéticos ahorran emisiones, en comparación con la gasolina y el gasóleo, su uso en motores de combustión interna sigue generando CO2 y otras partículas cancerígenas, como el NO2.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.