Los coches clásicos japoneses caros son de los más deseados por cualquiera al que le guste esto de conducir. Y aunque es verdad que existen algunos 'chollos' en el mercado de ocasión, lo normal es que los más demandados tengan una valoración económica altísima. En esta lista te enseñamos varios de ellos. Modelos que solo están al alcance de los petrolheads con mayor salud económica:

Toyota 2000GT

coches clásicos japoneses caros

Este Toyota puede equipararse al Jaguar E-Type tanto por atractivo como por prestaciones. Por lo tanto, es lógico que sea uno de los coches clásicos japoneses caros de esta lista. Necesitarás más de un millón de euros para llevar uno a tu garaje. El 2000GT es uno de los modelos más icónicos de la firma nipona. No olvides que James Bond lo condujo.

Nissan Skyline GT-R R34

coches clásicos japoneses caros

El Skyline GT-R R34 es una de las leyendas del JDM por derecho propio. No en vano, hace pocas semanas una unidad de este Nissan se ha llegado a vender por aproximadamente medio millón de euros en una subasta. Además, se trata de uno de los coches de A todo gas más reconocibles al haber sido conducido por Paul Walker.

Lexus LFA

coches clásicos japoneses caros

No todos los días Lexus se saca de la manga un superdeportivo. Pero cuando lo hacen, lo hacen bien: he aquí el Lexus LFA. En estos momentos casi se ha doblado su precio original, por lo que para comprar uno tendrás que arrimar algo menos de un millón de euros. Quizá algo más si hablamos de la versión más radical Nürburgring Edition.

Mazda RX-7 Spirit R

coches clásicos japoneses caros

Cuando Mazda lanzó el RX-7 a principios de la década de los '90, el motor rotativo estaba un poco verde y perdía en prestaciones contra rivales como el Skyline GT-R o el Supra. Sin embargo, como el buen vino, este coupé japonés mejoró con los años. La última versión, el Spirit R, fue la mejor. Solo se fabricaron 1.500 ejemplares y uno fue vendido hace poco por unos 100.000  euros.

Mitsubishi Lancer Evo VI Tommi Mäkinen

coches clásicos japoneses caros

El último modelo homologado para rallye de la firma de los diamantes llegó en forma de Evo 6,5, también conocido como Mitsubishi Lancer Evolution Tommi Mäkinen Edition. El piloto finlandés ganó nada menos que cuatro campeonatos consecutivos a lomos de esta berlina japonesa. Estamos ante un modelo prácticamente de colección, así que no sorprende que su precio en buen estado pueda casi alcanzar los 150.000 euros.

Subaru Impreza 22B STi

coches clásicos japoneses caros

Al igual que el Lancer, este Impreza 22B fue el modelo de homologación de rally que presentó Subaru en los '90. Principalmente es uno de los coches clásicos japoneses caros por su exclusividad, ya que tan solo fueron fabricadas 400 unidades. Eso sí, parece difícil que su precio vaya a superar el millón de euros algún día: ahora este Subaru Impreza STI rondan los 300.000.

Datsun 240Z

coches clásicos japoneses caros

El Datsun 240Z es el abuelo del actual 370Z de Nissan y del próximo 400Z, que debería salir a la venta a finales de año. Su herencia aumenta mucho su valor, y es normal ver muchos restaurados. De hecho, muchos coleccionistas están dispuestos a desembolsar grandes cantidades de dinero, de más o menos 300.000 euros, por ejemplares bastante 'usados'.

Honda NSX Type R

coches clásicos japoneses caros

El NSX de primera generación fue la base del McLaren F1 diseñado por Gordon Murray. Eso ya pone el listón de este Honda muy alto, y por eso está considerado como uno de los mejores coches deportivos japoneses de todos los tiempos. La versión Type R solo se fabricó en 140 ocasiones, y su precio actual podría rondar los 500.000 euros.

9 coches clásicos japoneses por los que se pelean los coleccionistas

Nissan Skyline GT-R KPGC10

coches clásicos japoneses caros

Mucho antes de ser llamado 'Godzilla', el primer Skyline GT-R ya había ganado 49 veces consecutivas el Campeonato de Turismos de Japón. Una de las últimas unidades que se vendieron consiguió llegar a un precio que superó los 200.000 euros, pero ya hace más de un lustro de eso. Así que lo lógico sería que ahora estuvieran todavía más caros.

Toyota Supra

coches clásicos japoneses caros

Una de las últimas subastas de un Supra de cuarta generación superó los 150.000 euros. Y eso por no mencionar la unidad que salió en la saga de Fast and Furious, por la que se pagaron más de 500.000 euros a pesar de que ni siquiera podía circular. Sin embargo, este Toyota es ya una leyenda a pesar de no tener demasiados años a sus espaldas. Y eso cuesta dinero.

PRUEBA: Toyota Supra A80 (1994)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.