El que es uno de los coches más exclusivos del planeta, el Bugatti Chiron, sigue acaparando nuestra atención incluso cuando ya han transcurrido más de dos años desde su debut en el Salón de Ginebra de 2016. Pero esta vez no es por el extraordinario rendimiento que proporciona su motor 8.0 W16 con cuatro turbocompresores y 1.500 CV de potencia, tiene que ver con la experiencia que supone poseer uno de estos modelos de ensueño.

Bugatti Chiron Sport: el superdeportivo más ligero y ágil

Porque los acaudalados clientes que pagan más de dos millones de euros por hacerse con uno de los 500 ejemplares que producirán esperan recibir algo más que un simple vehículo extremadamente rápido y potente. Eso en la marca lo saben, por eso innovan fabricando las primeras pinzas de freno de titanio en 3D u ofrecen servicios como este que probablemente no conocías: Bugatti monitoriza cada Chiron gracias a la telemetría.

De esta forma, los técnicos de la marca gala puede conocer a distancia y en tiempo real cómo está cada unidad. No es una tecnología nueva, pues ya se usa habitualmente en competiciones como la Fórmula 1 o el DTM, pero sí es la primera vez que se aplica a un vehículo de calle. Hay muchas ventajas para el usuario, como por ejemplo, que si surgiera un problema pueden enviar a uno de sus ‘flying doctors’ al lugar para reparar el vehículo ahí mismo o informar a uno de los 34 distribuidores autorizados para que estén prevenidos.

La primera vez que Bugatti usó esta tecnología fue con el Veyron en 2004, pero el sistema de telemetría del Bugatti Chiron añade muchas funcionalidades con respecto a aquel. Se trata de un dispositivo del tamaño de una pequeña caja, con exterior de aluminio y un sistema de telecomunicaciones que usa la red móvil para enviar y recibir información. De esta forma, los técnicos de la marca pueden variar a distancia los ajustes del coche, instalar una actualización o comprobar el estado de diferentes elementos.

Bugatti explica que gracias a este dispositivo, uno de sus ‘flying doctors’ pudo saber antes de recorrer en avión 6.000 km hasta la ubicación del vehículo que lo único que le pasaba al coche es que tenía un neumático deshinchado. También asegura que es una excelente herramienta de vigilancia, ya que sus trabajadores pueden saber dónde está el coche en todo momento y si está siendo transportado.

No es obligatorio activar el sistema de telemetría del Bugatti Chiron (prueba) cuando adquieres el vehículo, es algo que el comprador debe autorizar expresamente. Pero la marca asegura que la inmensa mayoría de su clientela prefiere llevarlo activado y disfrutar así de todos los beneficios de esta tecnología.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.