Aunque la producción llegó a su fin en 2012 debido a las bajas ventas, el Aston Martin Cygnet fue el intento de la compañía de Gaydon de crear un coche urbano bajo los estándares de la marca británica. Ahora, seis años después de que desapareciera oficialmente, la división Q ha hecho realidad una unidad muy especial bajo petición de un cliente, el Aston Martin Cygnet V8. El coche debutará este fin de semana en el Festival de la Velocidad de Goodwood.

La división Q de Aston Martin de pedidos especiales atendió las demandas de un cliente que quería que el pequeño motor de cuatro cilindros y 1.3 litros fuer reemplazado por una unidad V8 de 4.7 litros del anterior Aston Martin Vantage S. Se desconocen los costes del proyecto, pero este one-off tan solo podía ser la petición de un acaudalado cliente entusiasta de los coches.

Aston Martin Cygnet V8

Así es el Aston Martin Cygnet V8 de 430 CV

La carrocería del Aston Martin Cygnet V8 se soldó a una jaula antivuelco, “convirtiéndose en una parte integral del chasis”, dice la marca. Se debía construir un nuevo cortafuegos y una transmisión para adaptar el motor. Esto también ha conllevado que el ancho de vías haya aumentado, con extensiones en los guardabarros de fibra de carbono que cubren las llantas de aleación de 19 pulgadas y cinco radios.

Los frenos también han sido actualizados, con pinzas monobloque de seis pistones mordiendo discos de 380 mm en la parte delantera y de cuatro pistones y 330 mm en el eje posterior. La configuración de la suspensión es de doble horquilla tanto en la parte delantera como trasera. En cuanto a rendimiento, el propulsor entrega 430 CV y 428 Nm de par motor, una potencia que se envía al eje posterior a través de una caja de cambios secuencial Sportshift II de siete relaciones.

La balanza se inclina hacia los 1.375 kilogramos, siendo más ligero que un Aston Martin Vanquish S, y necesita 4,2 segundos para pasar de 0 a 100 km/h con una velocidad máxima de 275 km/h. Todo ello está acompañado de un melódico sonido emitido por el sistema de escape específico. Por último, el interior ofrece asientos de cubo Recaro con arneses de cuatro puntos, volante en Alcantara y un tablero de fibra de carbono. El cuadro de instrumentos se ha heredado del Vantage y aún conserva algunos lujos, como la tapicería de cuero, el aire acondicionado y dos puertos USB.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here