Las ediciones especiales que Ferrari crea para sus clientes más fieles y acaudalados a través de su división Ferrari Special Projects rara vez salen a la venta. Coches que difícilmente tendrás la oportunidad de ver en directo, como el espectacular Ferrari F12 TRS, el Ferrari SP FXX o el Ferrari SP12 EC que Eric Clapton encargó a la casa italiana. Pero ahora, sin embargo, podrías hacerte con uno de ellos pues ha salido a la venta el único Ferrari SP30 del mundo.

Ferrari 488 Pista Spider, 720 CV sin techo en Pebble Beach

El Ferrari SP30 quizá sea una de las creaciones más desconocidas de la división Special Projects de la compañía de Maranello. Fue fabricado en 2012 en exclusiva para Cheerag Arya, un empresario indio afincado en los Emiratos Árabes Unidos que posee una amplia colección de automóviles de la marca. Y aunque pueda parecer un Ferrari F12berlinetta modificado, en realidad está basado en el antecesor de este, el Ferrari 599 GTB Fiorano.

Lo que hace que sea todavía más especial, pues en cierto modo el Ferrari SP30 que está en venta anticipó las formas que posteriormente luciría el F12. Como decíamos, toma elementos del 599 GTB Fiorano, pero también del espectacular Ferrari 599 GTO, del radical Ferrari 599XX o del Ferrari 458 Italia, del que diríamos que ha heredado los faros delanteros.

Poco más se sabe sobre este modelo, más allá de que cuenta con un motor 6.0 V12 atmosférico o una caja de cambios automática F1-Superfast. Lo que es seguro es que Cheerag Arya prácticamente no ha usado su Ferrari SP30, pues según el anuncio de venta que ha publicado Crave Luxury Auto, el concesionario encargado de buscarle un nuevo dueño, tan solo ha recorrido 103 kilómetros desde que fue fabricado.

¿Y cuál es el precio del Ferrari SP30? Pues lamentablemente no lo indican, pero dada su rareza, seguro que la cifra supera con mucho margen el millón de euros.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.