El segmento de las berlinas no atraviesa su mejor momento desde hace ya algunos años. El mercado de los sedanes, referente durante años en Europa y Estados Unidos, vive momentos difíciles a consecuencia de los SUV. A pesar de la situación, este segmento sigue en activo y durante el año pasado se vendieron 3,13 millones de unidades, según informa Car Industry Analysis. Sin embargo, dentro de este segmento hay un dato curioso: en 2020 se vendieron más unidades del Peugeot 405 que del Peugeot 508.

PRUEBA: Peugeot 508 PSE

En el segmento D de berlinas compiten más de una treintena de modelos reinados por el Toyota Camry (prueba) y sus 635.000 unidades vendidas en 2020. Le siguen el Honda Accord (500.000), Nissan Altima (270.000), Volkswagen Passat (215.000) y KIA K5/Optima (215.000). Más abajo en el ranking, ocupando la posición 12ª, aparece el Peugeot 405, un modelo que ha logrado comercializar 77.000 unidades durante el último ejercicio a pesar de una caída del 24% en sus ventas (frente al -15% del segmento D).

Esto significa que supera en ventas al Skoda Superb (prueba), al Subaru Legacy y lo que es más llamativo, al nuevo Peugeot 508 (prueba). La berlina francesa registró unas ventas totales de 24.000 unidades, es decir, 53.000 coches menos que el 405, por lo que ocupa la posición 19ª de la lista con una caída en la comercialización del 30% durante el año pasado.

En 2020 se vendieron más unidades del Peugeot 405 que del Peugeot 508

A pesar de llevar descatalogado casi un cuarto de siglo, el 405 sigue fabricándose y comercializándose. Iran Khodro, también conocido como IKCO, es la empresa que más tiempo ha producido el vehículo original de Peugeot. A partir de 2019, una empresa conjunta con la participación de IKCO comenzó a producir una versión azerbaiyana del 405, comercializada como 406. Estos coches siguen siendo increíblemente populares en mercados de Asia Central y África, pese a estar basado en un diseño de hace casi 35 años.

Peugeot 405

Disponible con un motor de gasolina de 1.8 litros y 100 CV de potencia, o uno diésel con 105 CV, el Peugeot 405 se asocia en exclusiva a un cambio automático. Entre su equipamiento destacan tecnologías modernas como un climatizador, asientos delanteros eléctricos y sensores de aparcamiento disponibles tanto de serie como opcionalmente. En el apartado de serie, los compradores obtienen una pareja de airbags.

El Peugeot 405 se lanzó originalmente en 1987 y estuvo en activo una década hasta que fue descatalogado en 1997. Fábricas en Chile y Argentina prolongaron la producción hasta 2001 para los mercados locales. La compañía francesa se centró en sus sucesores, los Peugeot 406, 407 y 408, hasta llegar hasta nuestros días con el actual Peugeot 508.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.