Volkswagen lleva un tiempo dando pistas de cómo cree que serán sus coches en el futuro con la familia I.D., pero es  el nuevo VW I.D. Vizzion el que lleva más allá la idea. Se presenta en el Salón del Automóvil de Ginebra 2018 y presenta las características comunes a sus hermanos: diseño evolucionado, naturaleza eléctrica y conducción autónoma, que por primera vez es de nivel 5.

Volkswagen I.D. Crozz II: evolución hacia el futuro SUV eléctrico

Y es que este es el punto central del modelo desde el que se construye todo. En el de vista exterior, el diseño va en consonancia con los otros I.D, con superficies limpias, líneas minimalistas, silueta bien definida, llantas grandes, etc. Pero su gran tamaño (5.163 mm de largo, 1.947 mm de ancho, 1.506 mm de alto y 3.100 mm de batalla) obedece a la intención de ofrecer un interior lo más amplio posible. En esa dirección también se han tomado otras decisiones como que las puertas traseras sean suicidas y tengan un ángulo de apertura de 90 grados para facilitar el acceso al habitáculo.

En él se pueden montar hasta cuatro personas, cada una con un asiento individual, y con un control rotativo entre ellos para cada fila. El resto es completamente diáfano, no hay volante, ni pedales, ni salpicadero; la idea es que actúe como una sala de estar sobre ruedas en la que los ocupantes puedan relajarse y entretenerse mientras realizan su trayecto. Para ello el VW I.D. Vizzion lleva a cabo un auténtico despliegue tecnológico que entra en acción incluso antes de acceder al interior.

VW I.D. Vizzion

Cualquier usuario registrado en el coche, será reconocido gracias por la llave electrónica o mediante escáner facial y al acercarse será recibido por una luz de cortesía que ilumina el lateral del vehículo; una vez dentro el asiento se adaptará a los parámetros que haya guardado de manera previa para su mayor comodidad, y las ventanillas se pueden oscurecer en solo 200 milisegundos para que la privacidad sea total.

El minimalismo interior se debe a que la práctica totalidad de las funciones del VW I.D. Vizzion se gestionan mediante comandos de voz y control gestual, existiendo la posibilidad de emplear Hololens para que cada pasajero proyecte su propia pantalla virtual. Si prefiere descansar, el vehículo cuenta siempre con un asistentes que cumple muchas funciones como llevar a cabo recomendaciones, ajustar parámetros según lo soliciten los pasajeros, avisar de incidencias, etc.

VW I.D. Vizzion

Será la Inteligencia Artificial del coche la que se encargue de conducirlo también, puesto que la berlina tiene el nivel más avanzado de conducción autónoma, el 5, en el que su programación le permite analizar datos, sacar conclusiones y tomar decisiones por su cuenta. Volkswagen considera que para 2025 este tipo de vehículos ya estarán en el mercado.

Y para entonces hablar de las características técnicas del coche será algo menos relevante, aunque habrá que hacerlo de todas maneras. En este caso la mecánica 100% eléctrica está formada por dos motores eléctricos, uno asociado a cada eje, que entregan 225 kW de potencia (75 y 150 respectivamente) y le permiten acelerar de 0 a 100 km/h en 6,3 segundos y alcanzar los 180 km/h de punta. Una batería de 111 kWh otorga autonomía de hasta 665 kilómetros.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.