Artículo actualizado con información detallada y nuevas imágenes del esta edición especial del Volkswagen Polo.

Seis generaciones separan al Volkswagen Polo (prueba) actual del modelo que se lanzó al mercado en 1975. Con casi medio siglo de Historia detrás, el utilitario alemán ha dado para mucho, desde modelos poco conocidos hasta versiones tan famosas como el Volkswagen Polo Harlekin. Esta curiosa y colorida variante llegó en 1995 sobre la base del Polo 6N, o lo que es lo mismo, la tercera generación del Polo.

Harlekin hace referencia a arlequín, un personaje popular de la comedia del arte italiano que surgió en el siglo XVI. Este personaje se caracteriza por lo colorido de sus vestimentas y en esto se inspiró Volkswagen hace casi 30 años para bautizar a una de las versiones más famosas del Polo, un modelo que tuvo tanto éxito que la marca de Wolfburg lanzó una versión similar para su hermano mayor, el Volkswagen Golf -conoce su historia-.

La versión más colorida del Polo 6N

volkswagen polo harlekin

Caracterizado principalmente por la caótica combinación de colores en su exterior, que cubría cada uno de los paneles que conforman la carrocería, la idea del Polo Harlekin surge en 1994 con la intención de dar a conocer el modelo de configuración por bloques en el Polo. Así, Volkswagen elige cuatro colores (azul, amarillo, verde y rojo) para identificar los cuatro bloques en los que diferencia sus vehículos: motores y chasis, interior, carrocería, y equipamiento y accesorios.

La historia de los 3 Volkswagen Polo G40 de 1985 que rodaron a 200 km/h durante 24 horas

Sin embargo, también hay una segunda teoría que explica esta decisión. Al parecer Volkswagen podría haberse basado en un anuncio de 1964 de la agencia Doyle Dane Bernbach para Volkswagen of America, donde se mostraba un Beetle con los paneles de la carrocería de diferentes colores en un intento por probar que cada uno de ellos había sido actualizado y que, además, eran intercambiables entre modelos sin importar su año de producción.

volkswagen polo harlekin

Con esto en mente, Volkswagen crea cuatro esquemas de colores diferentes basados en las pinturas azul Chagallblau, amarillo Ginstergelb, verde Pistazie-grün y rojo Flashrot. De este modo, los paneles formados por el paragolpes delantero, frontal y aletas delanteras, capó, puerta delantera, puerta trasera, portón, paragolpes trasero y al conjunto formado por techo, pilar C y bajos laterales estaban terminados en un color diferente.

El Volkswagen Polo Harlekin se presentó en Frankfurt en 1995

Una de las particularidades del Polo Harlekin es que, independientemente del ángulo desde el que fuera contemplado, quien mirara el coche podría ver siempre los cuatro colores a la vez. Además, los pilares C, el techo, los estribos laterales y el vano motor estaban pintados en el mismo color, que es la pintura base del modelo.

volkswagen polo harlekin

Y es que la producción de esta versión especial del Harlekin se llevaba a cabo como un Polo estándar. Sin embargo, a diferencia del modelo base, el Polo Harlekin se desmontaba una vez terminado para intercambiar los paneles de su carrocería con otros tres modelos pintados en los colores de esta versión, logrando así la famosa combinación que caracteriza al modelo. El cliente, por otro lado, no podía elegir el color base, sino que debía conformarse con el que le tocara.

Volkswagen Polo Playa (1996): el SEAT Ibiza sudafricano con logos de Volkswagen

Aunque en su habitáculo era algo más normal, contaba con múltiples detalles que explotaban la temática colorida del exterior. Así, los asientos deportivos regulables en altura lucían una tapicería específica que combinaba los tonos de la carrocería con el gris, las alfombrillas tenían costuras azules y el volante estaba forrado en cuero azul.

volkswagen polo harlekin

Antes de llevarlo al mercado, Volkswagen probó con una tirada de 20 unidades del Polo Harlekin denominado Ur-Harlekin. El modelo de pre-serie se diferenciaba del que finalmente se produjo en gran volumen en los intermitentes naranjas y en que el techo estaba terminado en un color diferente al del pilar C y los estribos laterales.

Esta pre-serie llamó tanto la atención que pronto comenzaron los pedidos a fábrica. Esto llevó a la compañía a presentar el modelo definitivo en el Salón de Frankfurt de 1995 con la promesa de producir tan solo 1.000 unidades. Fue tal la demanda que la marca amplió la producción hasta las 3.806 unidades.

El Volkswagen Golf también tuvo su versión Harlekin

De hecho, su acogida fue tan buena que la marca alemana creó un Volkswagen Golf Harlekin, aunque de este solo se produjeron 275 unidades que se vendieron en exclusiva en Estados Unidos y Canadá. El modus operandi fue muy similar al seguido en el Polo, recurriendo a los mismos colores y combinaciones que los que utilizaba éste.

Una historia curiosa sobre este modelo es que se vendió durante los Juegos Olímpicos de Atlanta de 1996 en dicha ciudad. Un concesionario tenía varias unidades del Golf Harlekin y las fue comercializando poco a poco, pero, finalmente, se quedó con cuatro que no conseguía vender, una de cada una de las variantes. Tras un tiempo y ver que no les daba salida, tomó una decisión que había estado delante durante mucho tiempo: desmontarlos y hacer cuatro Volkswagen Golf nuevos, cada uno con todas las piezas del mismo color.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.