Que McLaren fabrica algunos de los coches con mayor capacidad de aceleración del mercado es algo que sabemos todos o deberíamos. Sobre todo por la infinidad de veces que hemos visto en vídeo cómo sus modelos humillaban a (casi) todo aquel que se atreviera a retarlos en un duelo de aceleración. Pero, ¿cómo lo consiguen? En este vídeo, en el que el nuevo McLaren 765LT se enfrenta a un banco de potencia, tienes parte de la respuesta a esta pregunta.

Vídeo: el Toyota GR Yaris se enfrenta a un banco de potencia

Porque oficialmente, el motor 4.0 V8 biturbo del imponente McLaren 765LT desarrolla una potencia máxima de 765 CV (de ahí su denominación) y un par motor de 800 Nm. Todo ello en un coche con un peso en vacío de tan solo 1.229 kilogramos. Con estos datos, anuncia una aceleración en el paso de 0 a 100 km/h de tan solo 2,8 segundos. Y completa el 0 a 200 km/h en 7,2 segundos. Unas cifras increíbles, sin duda, pero que sorprendentemente en la práctica son todavía mejores.

El McLaren 765LT en un banco de potencia, ¿cuánto rinde realmente?

Antes de entrar a analizar los resultados obtenidos por el 765LT en el banco de potencia, hay que puntualizar que generalmente las marcas anuncian sus datos de potencia y par medidos directamente al cigüeñal. Es decir, son cifras reales pero que no tienen en cuenta las pérdidas que se producen por fricción desde que esa potencia sale del motor hasta que llega a las ruedas. Por lo tanto, en un banco dinamométrico como este teóricamente debería alcanzar un dato de potencia y par inferiores a los anunciados por la marca.

PRUEBA: McLaren Senna

Sin embargo, este ejemplar del 765LT ha entregado en el banco de potencia unos datos incluso superiores a los oficiales: 779 CV y 808 Nm (769 hp y 596 lb-ft) medidos en las ruedas. Teniendo en cuenta que estiman que hay un 13% de pérdidas por fricción, la cifra de potencia al cigüeñal sería de unos 895 CV y 928 Nm. Unos datos astronómicos, sin duda. Y una buena forma de entender por qué son tan veloces estos coches.

A modo de comparativa, el mejor dato obtenido por un McLaren 720S en este mismo banco dinamométrico (que no en el mismo día o condiciones) fue de 669 CV y 734 Nm. Esto significa que en realidad hay una diferencia de 110 CV de potencia entre el 720S y el 765LT en lugar de los 45 CV que reconoce McLaren.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.