McLaren 720S: presentado el sucesor del McLaren 650S

McLaren 720S

El McLaren 720S, el sucesor del McLaren 650S, ha sido desvelado en el Salón de Ginebra 2017. A pesar de que el McLaren 650S solo llevaba tres años a la venta, el famoso deportivo está basado en el McLaren MP4-12C, por lo que los modelos con los que compite directamente como el Ferrari 488 GTB o el Lamborghini Huracán están más tecnológicamente avanzados. Por este motivo no nos sorprende que la firma de Woking lleve un tiempo trabajando en su reemplazo, un nuevo vehículo al que la propia compañía denomina internamente como McLaren P14.

La segunda generación de la gama Sport Series de McLaren recurre a un chasis de fibra de carbono denominado ‘Monocage II’, un elemento que le hace más liviano, también más rígido que el del modelo actual. Pero ahí no quedan las ventajas, puesto que al ser más delgado, facilita la entrada y la salida del vehículo. También favorecen las nuevas puertas, de las que una sección importante del techo también se mueve al abrirse.

Para ir a degüello a por sus rivales, equipa el motor M480T V8 de 3.8 litros capaz de entregar una potencia máxima de 720 CV y un par de 770 Nm -no se descarta que en un futuro se híbrido-. Trabaja asociado a un cambio automático de doble embrague y siete velocidades para logran un 0 a 100 km/h de solo 2,9” y un 0 a 200 en 7,8”. ¡Alucinante! “El nuevo 4.0 litros M840T es una mecánica extraordinaria que propulsa un superdeportivo capaz de cubrir el cuarto de milla en 10,3 segundos”, afirma Haydn Baker, responsable de la gama Super Series. Pero es que ahí no queda la cosa, porque al igual que es capaz de acelerar de una manera fulgurante, también destaca por su capacidad de frenada, y es que el McLaren 720S Super Series utiliza 4,6” y 117 metros para detenerse desde los 200 km/h.

“La potencia, el par y la respuesta del acelerador se han mejorado significativamente en comparación con la primera generación de la gama Super Series al tiempo que el consumo de carburante y las emisiones también se han visto notablemente mejoradas”, añade Baker. El empleo de unos turbocompresores con menos inercia ha permitido mejorar el tiempo de reacción de los mismos, incrementando la respuesta del motor en toda la franja de revoluciones. Además y como parte del proceso de encendido del vehículo, el vano motor luce un sistema de iluminación que se pone en marcha al abrir el coche y que deja entrever el nuevo motor M840T.

Como sucede en el McLaren 675LT y no en los 650S, su alerón trasero es un elemento activo que cubre el ancho completo del vehículo y que hará las veces de freno aerodinámico cuando el conductor demande una gran capacidad de deceleración -aquí tienes uno de los secretos de su excelente capacidad de frenada-.

El McLaren 720S equipa el sistema Proactive Chassis Control II, con el 12 sensores controlan diferentes parámetros del coche dependiendo del modo de conducción escogido: Comfort, Sport y Track. También adopta el sistema Variable Drift Control, con el que el control de estabilidad y el de tracción se desactivan para poder driftar sin que los sistemas interfieran.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here