Los coches de A todo gas superan en muchas ocasiones en fama a los personajes que los conducen. Son una serie de vehículos icónicos que representan casi en su totalidad a la taquillera franquicia de Fast and Furious, como el Dodge Charger de Dominic Toretto o el Nissan Skyline GT-R de Brian O’Conner. Sin embargo, hay un tercer vehículo que vive en reproducciones y tributos por todo el planeta. En el siguiente vídeo puedes descubrir nuevos detalles y secretos del Toyota Supra original de A todo gas.

Los coches de Hobbs and Shaw, el spin-off de ‘A Todo Gas’

Uno de los principales protagonistas de la primera entrega de Fast and Furious, con su icónica decoración en naranja, es el Toyota Supra (prueba) que conduce Brian (Paul Walker) durante buena parte de la segunda mitad de la película. Hace unos días conocíamos nuevos detalles del Dodge Charger original de la primera entrega de mano de su creador, Craig Lieberman, y ahora es el turno del segundo gran protagonista de esa carrera final apoteósica.

Detalles y secretos del Toyota Supra original de A todo gas

En el vídeo (en inglés) descubrirás muchos secretos sobre su construcción y piezas que incluía. Lieberman siempre sintió gran pasión por los coches, construyendo todo tipo de vehículos, desde algunos Datsun 240Z hasta algunas muscle car americanos. Su primer encuentro con un Supra le permitió descubrir el verdadero potencial del deportivo japonés como plataforma para modificaciones y decidió adquirir uno.

Lieberman se hizo con un Supra Mk4 Targa biturbo de 1994 con transmisión manual. El coche era originalmente blanco, pero más tarde acabó siendo pintado en Amarillo Mica, el mismo color que utilizaba Mazda en el RX-7 FD de competición. Las primeras modificaciones estaban firmadas por GReddy, incluyendo un intercooler, admisión, escape completo e inyectores Denso de 650 cc. También se instaló un completo kit de carrocería y un juego de llantas OZ.

Con el tiempo, el Supra de Lieberman recibió más modificaciones, incluida una instalación completa de óxido nitroso con dos botellas que acabaría inspirando la misma preparación para el Supra de A todo gas. El vídeo cuenta algunos aspectos interesantes de su propio coche, de cómo llamó la atención de Universal Studios (el estudio que se encarga del rodaje de las famosas películas) y como, de alguna manera, el Supra acabó inspirando a uno de los coches de Fast and Furious más famoso de todos los tiempos. No te lo pierdas.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.