Tras años de especulaciones, fotografías espía y prototipos que nos anticipaban sus características, ha llegado el momento de probar el Toyota GR Supra. El regreso del mito japonés se produce exactamente 17 años después de que su predecesor, el legendario Supra A80, dejara de comercializarse. Una espera que a algunos se nos ha hecho eterna, pero tras haberlo conducido en carretera y en circuito, tengo claro que ha merecido la pena.

Las diferencias entre el BMW Z4 2019 y el Toyota Supra 2019

A comienzos de esta década, BMW y Toyota decidieron colaborar en la creación de un deportivo. Un modelo que, ahora, se comercializa como el BMW Z4 2019 dentro de las filas del fabricante alemán, mientras que para los nipones se ha traducido en el Toyota GR Supra que hoy pruebo. Ambos comparten motorización (GR Supra y Z4 M40i), chasis y muchos elementos de equipamiento, todos de origen BMW, pero Toyota ha realizado una puesta a punto específica y ha imprimido un diseño propio con mucha personalidad en la carrocería.

Toyota GR Supra tres cuartos trasera

El equipo de Toyota quería escribir un nuevo capítulo en la historia del Toyota Supra. Desde que comenzó el proyecto, tenían claras tres prioridades para el sucesor: debía contar con un motor con turbocompresor de seis cilindros en línea en posición delantera, tenía que ser de propulsión y ofrecer un comportamiento verdaderamente deportivo. Las dos primeras características son comunes a dos de las generaciones anteriores del Supra, pero a nivel dinámico los antecesores estaban más cerca de un Gran Turismo puro que de un deportivo al uso.

Por esa razón y junto con BMW, prestaron mucha atención a la relación entre el ancho de vías y la distancia entre ejes, además de buscar un reparto de pesos perfecto o un chasis extremadamente rígido. Todas ellas son características esenciales para crear un coche ágil y deportivo y han conseguido plasmarlas en este GR Supra: la relación entre ancho de vías y batalla es de 1,55, el reparto de pesos del 50:50 y el chasis es más resistente a la torsión que el del superdeportivo Lexus LFA.

Así es el motor del Toyota GR Supra: hallo B58, auf wiedersehen 2JZ

Toyota GR Supra motor

El Toyota GR Supra es el primer vehículo de calle diseñado desde cero por Toyota GR, el departamento de altas prestaciones y competición de la compañía con sede en Aichi (Japón). Y como tal, quizá podrías pensar que el corazón de este modelo es de origen japonés, pero tampoco. Porque bajo su largo y ancho capó no se esconde una evolución del famoso motor 2JZ-GTE que propulsó al anterior Supra (y a otros muchos modelos de Toyota, por cierto).

Se trata en realidad del conocido bloque 3.0 turboalimentado de seis cilindros en línea de BMW, una mecánica que internamente es conocida con esta denominación: B58B30M1. Desarrolla una potencia máxima de 340 CV disponibles de forma constante entre las 5.000 y las 6.500 vueltas, entregando un par motor de 500 Nm entre las 1.600 y las 4.500 revoluciones por minuto.

Toyota GR Supra detalle trasera

Este propulsor cuenta un sistema de reglaje variable de las válvulas de admisión y escape, dispone de inyección directa de alta presión y monta un turbocompresor de doble entrada que garantiza una respuesta más contundente desde bajas revoluciones (recuerda que los 500 Nm están ahí desde tan solo 1.600 vueltas). Está asociado exclusivamente a una caja de cambios automática de origen ZF, una transmisión con ocho velocidades que puede manejarse desde la palanca de cambios o desde las levas ubicadas en el volante y que ofrece dos modos de funcionamiento: Normal y Sport.

Esta, a su vez, envía la potencia al eje trasero a través de un diferencial activo de dos vías (es decir, que actúa en aceleración y en frenada). Este elemento es capaz de variar el porcentaje de bloque entre el 0 y el 100% de forma prácticamente instantánea, facilitando la entrada y la salida de las curvas y mejorando así la capacidad de tracción.

Toyota GR Supra habitáculo

Esta combinación mecánica, junto con la función ‘Launch Control’, permite que el Toyota GR Supra que pruebo acelere de 0 a 100 km/h en 4,3 segundos y que alcance una velocidad máxima limitada a 250 km/h. Esos son los datos oficiales, pero lo cierto es que en la práctica el GR Supra parece más rápido de lo que dice la marca y posiblemente sea así, pues es habitual que los fabricantes se muestren conservadores tanto con los datos de aceleración como de potencia o par.

Prueba del Toyota GR Supra: así va en carretera

Toyota GR Supra delantera curva

Como te decía al comienzo del artículo, llevamos años esperando para conocer y probar el nuevo Toyota Supra. He de reconocer que soy un amante de los deportivos de Toyota e incluso soy propietario de un antecesor de este Supra, así que podrás imaginar las ganas que tenía de conocerlo en detalle y de conducirlo.

Dicen que la primera impresión es fundamental y la primera vez que vi a los nuevos Toyota GR Supra circulando por los alrededores del Circuito del Jarama (Madrid) no pude evitar quedarme ‘embobado’ con su diseño exterior. Visualmente, no deja duda de que es un verdadero deportivo: es ancho y bajito, cuenta con unos voladizos cortos, con un capó largo que obliga a retrasar el puesto de conducción y con una trasera marcada por los abultados pasos de rueda. En definitiva, con una imagen exótica que transmite fuerza y deportividad con cierto toque manga.

Toyota GR Supra asientos

Una vez visto por fuera, abro la puerta y subo al habitáculo, donde me encuentro con un espacio que de no ser por el logo de Toyota en el volante, podría pasar por el del BMW Z4. No hay prácticamente nada que lo diferencie de su ‘primo’ alemán y aunque me hubiera gustado que contara con un diseño específico como en el exterior, tampoco es algo malo. Sobre todo porque BMW sabe crear interiores bien rematados, orientados al conductor y que transmiten solidez; y el del Supra no es una excepción.

Presiono el botón de arranque y el motor cobra vida con un sonido contundente. Desde el primer momento es fácil encontrar una postura de conducción cómoda, pues los asientos cuentan con regulación eléctrica de serie y el volante se puede ajustar tanto en altura como en profundidad. Me dispongo a salir del garaje y a comenzar la ruta y es ahí cuando me doy cuenta de que la visibilidad hacia adelante es buena, pero no tanto hacia atrás. Suerte que de serie también cuenta con una cámara de marcha atrás y con sensores de aparcamiento, que solventan este problemilla cuando maniobramos a baja velocidad.

Toyota GR Supra delantera carretera

Circular por ciudad, autopistas y carreteras secundarias con el Toyota GR Supra es un verdadero placer. Las suspensiones, aun siendo rígidas, filtran muy bien las irregularidades de la calzada. A esto ayuda sin duda la suspensión variable adaptativa, que equipa de serie y que es ajustable en dos modos: Normal y Sport. Pero también el hecho de que el habitáculo esté bien aislado o que el tacto de la dirección o la respuesta del conjunto motor/caja de cambios sean tan agradables.

A pesar de que es un vehículo rápido en términos absolutos, es posible disfrutar al volante en la vía pública sin convertirte en un ‘delincuente’. Los frenos Brembo de cuatro pistones con discos ventilados en ambos ejes son más que suficientes para carretera abierta y las ruedas delanteras siguen fielmente las órdenes del conductor, con una zaga que ayuda a redondear las curvas gracias a ese diferencial activo del que ya te he hablado.

Toyota GR Supra tres cuartos trasera cenital

Tras completar un recorrido de cerca de 200 kilómetros a través de las carreteras del norte de la Comunidad de Madrid, me bajo del coche con una sonrisa. Y eso es al final lo que importa en un coche tan pasional como este, que sea capaz de emocionarte en cualquier circunstancia.

Prueba del Toyota GR Supra: a fondo en circuito

Toyota GR Supra trasera circuito

Ahora llega el momento de comprobar cómo se comportar el Toyota GR Supra en circuito, en concreto, en el madrileño trazado del Jarama. Una oportunidad perfecta para experimentar sin limitaciones de ninguna clase las prestaciones y bondades de este modelo. Así que no pierdo el tiempo, me subo a bordo del GR Supra y encaro la recta de los boxes para proceder a salir a pista.

Las sensaciones que me había transmitido en carretera abierta son todavía más nítidas en el circuito. La dirección, incluso contando con asistencia eléctrica, es precisa, rápida e informa de lo que está sucediendo con las ruedas; y la capacidad de tracción es notable, con un diferencial activo que te permite tanto buscar la máxima efectividad como diversión. Seguro que a esto también ayudan los neumáticos Michelin Pilot Super Sport desarrollados especialmente para este modelo (en medidas 255/35 R19 delante y 275/35 R19 detrás).

Toyota GR Supra llantas frenos neumáticos

Las prestaciones del conjunto son contundentes. El motor empuja con rabia en toda la franja de revoluciones y produce un sonido agudo y estimulante cuando se aproxima al corte de encendido. La caja de cambios, aun siendo de convertidor de par, es rápida y siempre que sea posible sigue con fidelidad las órdenes que transmito a través de las levas de cambio. Completo unos cuantos giros en pista y regreso a los boxes.

Me bajo del coche sonriendo de nuevo y pensando que se nota que se han pasado horas, días, semanas y años poniendo a punto el conjunto. Pero como todo en esta vida, siempre se puede encontrar algún pero. Y en este caso el límite lo ponen los frenos, que son más que suficientes para carretera pero que en circuito y tras unas cuantas vueltas, se ven superados por el poderoso conjunto mecánico. De todas formas, esto es algo que siempre podrás solucionar recurriendo al mercado de accesorios.

Conclusión de la prueba del Toyota GR Supra

Independientemente de lo que se diga sobre su parecido técnico con el BMW Z4, está claro que los japoneses han sabido dar una personalidad propia al Toyota GR Supra. Los anteriores Supra son coupés de cuatro plazas con mecánicas de seis cilindros en línea y un comportamiento más cercano al de un Gran Turismo. El nuevo mantiene el nombre y las características mecánicas de sus predecesores, pero añade a eso una imagen exterior mucho más agresiva y un comportamiento dinámico verdaderamente deportivo.

El argumento que usan muchos aficionados para criticar al nuevo Supra es que comparte casi todo con un BMW. En mi opinión eso, lejos de ser malo, es algo positivo. Primero porque parece que los que lo dicen no tienen en cuenta la capacidad que tienen los alemanes para crear brillantes automóviles deportivos, que es lo que precisamente buscaba Toyota. Y segundo, porque de no haber sido por el acuerdo al que llegaron ambas compañías allá por el año 2012, el nuevo Supra directamente no existiría.

Además, de nada sirve tener un chasis rígido, una mecánica poderosa o un reparto de pesos equilibrado si la puesta a punto del conjunto no es acertada y es ahí donde el equipo de ingenieros y probadores de Gazoo Racing ha imprimido su propio sello. El resultado es un coche que se beneficia del saber hacer de BMW, que cuenta con un diseño exterior totalmente japonés y que ofrece un comportamiento ágil y apto para que todos los usuarios, independientemente de su nivel de conducción, se lo pasen en grande cuando se sienten en el puesto de mando y pisen el acelerador.

Ficha técnica Toyota GR Supra
MotorCilindrada2.998 cc
CilindrosSeis en línea
Potencia máxima340 CV / 5.000 – 6.500 rpm
Par máximo500 Nm / 1.600 – 4.500 rpm
TransmisiónCaja de cambiosAutomática, convertido de par, 8 velocidades
TracciónTrasera
SuspensiónDelanteraTipo McPherson / Resorte helicoidal / Barra estabilizadora
TraseraParalelogramo deformable / Resorte helicoidal / Barra estabilizadora
DimensionesLongitud4.379 mm
Anchura1.854 mm
Altura1.292 mm
Distancia entre ejes2.470 mm
AlimentaciónTipo de alimentaciónInyección directa. Turbo e intercooler.
PesoPeso1.570 kg
PrestacionesVelocidad máxima250 km/h
Aceleración 0-100 km/h4,3 seg
ConsumosUrbanoNd.
ExtraurbanoNd.
Combinado7,1 l/100 km
EmisionesEmisión CO2187 g/km (Euro 6d Temp)
PrecioPrecio final69.900 euros

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.