En diciembre del año pasado, el actor Michael B. Jordan, quien interpreta a Adonis Creed en la franquicia de películas ligada a Rocky, ‘Creed’, sufrió un accidente de tráfico con un Ferrari 812 Superfast. El actor de XX años se estrelló contra un KIA Niro (prueba) y, aunque no resultó herido en la colisión, su coche quedó gravemente dañado. Tanto, que incluso decidió deshacerse de él.

Lo hizo en una subasta a través de eBay y el famoso YouTuber James Stradman fue quien vio la oportunidad de comprar el Ferrari por una fracción de lo que costaría si estuviera en perfecto estado. El objetivo del youtuber siempre fue el de reparar el coche con los mínimos costes posibles, lo que implica que la mayor parte de los trabajos los realizaría él mismo, ahorrando así miles de dólares en mano de obra.

El Ferrari accidentado de Michael B. Jordan está peor de lo que parecía

Michael B. Jordan accidente Ferrari 812 Superfast

Sin embargo, tras embarcarse en este ambicioso proyecto, TheStradman (así se le conoce en YouTube) se arrepiente de su decisión. A consecuencia del accidente, el Ferrari 812 Superfast (prueba) de Michael B. Jordan sufrió graves daños en la parte delantera derecha, unos daños que no eran visibles en las imágenes compartidas para subastar el coche y que se han descubierto después de comprarlo.

El Ferrari 812 Superfast del portero del Genoa destrozado después de dejarlo en una empresa de lavado

En el vídeo que ilustra este artículo (en inglés), Stradman hace un repaso al estado del vehículo, donde vemos que hay que reemplazar el parachoques, quitar el parabrisas y realizar varios trabajos en el interior para sustituir todas las piezas donde se encuentran los airbags que, por supuesto, se desplegaron a consecuencia del accidente.

El youtuber se ha dado cuenta que, aunque trate de realizar la mayor parte de los trabajos, tendrá que pasar por caja para comprar los recambios, y las piezas de Ferrari no son baratas. Por ejemplo, el parachoques delantero cuesta casi 9.000 euros, mientras que el guardabarros delantero del lado del pasajero supera los 5.000 euros. Solo en piezas tendrá que invertir varios miles de euros.

Además, el coche está en peor estado del que a simple vista se puede apreciar. Una vez retira parte de los paneles de la carrocería, Stradman descubrió daños en el chasis, lo que sin duda es algo grave (en realidad, siempre es grave si se ve afectada la estructura de un coche).

Aunque “el presupuesto para este coche ha quedado completamente destruido”, como admite el youtuber, también anuncia que se ha comprometido con el proyecto y que el siguiente paso será consultar a profesionales para conocer sus opiniones acerca de los próximos pasos a seguir. No te pierdas el vídeo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.