En el momento en el que le das al ‘play’ para disfrutar de una drag race esperas encontrarte con deportivos de potencias imposibles y pistas en las que no se adivina el final. Cuando hagas lo propio con este vídeo las cosas serán completamente distintas: en esta ocasión, Chris Harris comparte protagonismo en esta divertida drag race con su Citroën 2 CV de 1957.

El Citroën 2CV nos dijo adiós hace 30 años y así lo homenajeamos

Hace años, mucho antes de llegar Top Gear, Chris Harris presumía de su Citroën 2 CV de 1957: tanto es así que en 2014 lo usó para la mayoría de los trayectos que hacía y que eran inferiores a 20 kilómetros. Aquel modelo de Citroën con 17 caballos de fuerza era suficiente para lo que él necesitaba y, probablemente, no se imaginó que acabaría participando en una drag race junto a su amigo Andrew Frankel.

Ambos cuentan con el mismo modelo en su garaje. El Citroën 2 CV se fabricó desde 1948 hasta 1990 y cuando la marca francesa lo presentó aseguró que su suspensión había sido diseñada para que un granjero pudiera llevar en el asiento una cesta de huevos sin que las irregularidades del campo los rompieran. El 2 CV se convirtió en una solución para los desplazamientos habituales de millones de personas, un modelo pequeño con una potencia limitada, pero fiable y simple.

40 CV… en total

Unas características de las que presume Chris Harris… a pesar de que su Citroën 2 CV no se lo pone fácil: la drag race tuvo que esperar cuatro días porque al coche le costaba… arrancar. Superado ese hándicap, la campiña británica les esperaba: no creemos que las verdes colinas del campo inglés vibrasen con los 40 CV totales que se deslizaban por ellas, pero lo cierto es que la estampa es tan pintoresca como divertida.

Vídeo: Chris Harris nos explica el diseño del Citroën 2CV

La competición entre el presentador de Top Gear y su amigo Andrew Frankel estuvo marcada por las risas y los nervios de un Chris Harris que, por momentos, sintió que el asiento de su coche acabaría expulsándolo al exterior. ¿Quién se llevó la victoria? No os haremos ningún spoiler para que disfrutéis tanto como nosotros, pero lo que sí os aseguramos es que el Citroën 2 CV puede llegar a ser tan divertido como los mejores modelos que han pasado por las manos de los protagonistas de esta drag race. No en vano, ninguno de los dos se desprendería de él… y eso lo dice todo.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.