El BMW M3 E30 (prueba) es considerado como el súmmum de los M3. Es pequeño y ligero, y ofrece la suficiente potencia como para ser tremendamente divertido de conducir. Además, cuenta con una puesta a punto que transmite la esencia de BMW Motorsport. Sin embargo, siempre hay una forma de mejorar un E30 y el proyecto presentado por Renner es uno de los ejemplos más claros.

Lo puedes ver y conocer en detalle en el vídeo que ilustra este artículo, donde se muestra un BMW M3 E30 al que han equipado el motor V10 del M5 E60. Considerado como un restomod, una restauración donde se han empleado piezas para mejorar las prestaciones del vehículo, este E30 ha multiplicado por dos su potencia original.

Este BMW M3 E30 está equipado con el motor V10 de un M5 E60

bmw m3 e30 motor bmw m5 e60
Larry Chen (YouTube)

Terminado en una exquisita pintura plateada, la carrocería integra detalles en color azul oscuro presentes en los parachoques y en unas franjas longitudinales que recorren ambos laterales. Todo parece original hasta que ves las enormes llantas Renner de 18 pulgadas con un diseño bastante carenado y aerodinámico. También hay suspensión coilover.

Los 9 mejores BMW de segunda mano que puedes comprar

El interior de este BMW M3 E30 también recibe algunas mejoras. Se han tapizado de nuevo los asientos y los paneles de las puertas, e incluso el salpicadero cuenta ahora con un nuevo acabado de cuero con pespuntes expuestos. El volante es el original del M3, pero está tapizado de nuevo y se ha reemplazado el logotipo de BMW por un emblema del preparador. También hay un nuevo cuadro de instrumentos y un pomo para la palanca de cambios manual.

Pero todo esto es solo estética, ya que la gran novedad en esta modificación es el swap de motor. El M3 E30, conocido como ‘Projekt 3’, ya no está equipado con el bloque de cuatro cilindros y 2.3 litros de aspiración natural original, sino que ahora cuenta con un propulsor S85 V10 de 5.0 litros y aspiración natural procedente de un BMW M5 E60 (también disponible en el BMW M6 E63/E64).

Esto significa que este E30 desarrolla ahora 507 CV de potencia y 520 Nm de par gestionados por un cambio manual de seis velocidades que envía toda la energía al eje trasero. De serie, el M5 E60 necesitaba 4,7 segundos para pasar de 0 a 100 km/h con el cambio automático. El M3 de Renner, aunque es manual, debe ser incluso más rápido gracias a su menor peso.

No te pierdas el vídeo (en inglés) para descubrir más acerca del BMW M3 E30 de Renner con motor V10 de M5 E60.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.