Las versiones especiales de deportivos nos encantan. Son coches que añaden una pizca de exclusividad, y a veces de picante en forma de potencia, a un modelo que ya nos gusta de por sí. Curiosamente existen ocasiones en que estas variantes, después de un tiempo, cuestan incluso menos que la versión estándar de un vehículo en cuestión. Y aquí te traemos varios ejemplos en los que es así. En un futuro... ya lo veremos:

Porsche 968 Club Sport

versiones especiales de deportivos

Sí, incluso Porsche cuenta con una de las versiones especiales de deportivos más barata que la variante convencional. Dado que el 968 no tuvo el más cálido de los recibimientos, la firma de Stuttgart decidió darle un poco de emoción adicional. Y llegó a la conclusión de que la mejor manera de llevar a cabo esta idea fue, sencillamente, quitando cosas.

Aislamiento, elevalunas eléctricos y más elementos que 'sobraban' fueron eliminados. En total se ahorraron 50 kg en esta versión Club Sport, y sin necesidad de recurrir a los materiales exóticos que vemos hoy en día. Asimismo, la altura se redujo en 20 mm y los neumáticos eran más anchos. Se ofrecía unos 5.000 euros más barato, aunque su precio en el mercado de segunda mano es el más caro de toda esta lista.

Peugeot 306 Rallye

versiones especiales de deportivos

Cuando el 306 Rallye apareció en el mercado con esta nomenclatura Peugeot ya llevaba un tiempo haciendo este tipo de versiones. Mucho tiempo para perfeccionar la receta que hizo que, a día de hoy, este modelo siga siendo una auténtica joya. El aire acondicionado, elementos de insonorización y elevalunas eléctricos fueron eliminados para ahorrar peso.

Peugeot 106 Rallye: así era aquel lobo con piel de cordero

Algunas superficie tapizadas en cuero se cambiaron por la piel vuelta y, además, contó con varios vinilos diferenciadores de esta variante especial. En total fueron 50 kg de ahorro de peso. En relación al GTI, costaba algo más de 2.000 euros menos, y eso que tan solo se construyeron 500 ejemplares. Actualmente están bastante cotizados.

Renault Clio Sport 182 Cup

versiones especiales de deportivos

Hay una larga historia en las versiones Cup de Renault, y la gran mayoría de ellas fueron bastante rentables para la marca francesa. Sin embargo, el Clio 182 Cup era aproximadamente 1.000 euros más baratos que su homólogo convencional. Además, incorporaba una suspensión deportiva de manera gratuita. Un chollo.

Ahora bien, no menos cierto es que tuvo que prescindir de ciertas comodidades, como suele ocurrir en estos casos. Una tapicería de tela sustituyó a la de cuero y el climatizador dijo adiós en beneficio de un aire acondicionado bastante rudimentario. Eso sí, lo importante es que pesaba 20 kg menos y tenía un comportamiento todavía mejor.

Mitsubishi Lancer Evo VII RS Sprint

versiones especiales de deportivos

La tradición de la firma japonesa de ofrecer versiones un poco menos equipadas de serie y más económicas llegó hasta el Mitsubishi Lancer Evolution con el apellido RS. En la séptima generación, además, existió una variante denominada Sprint y 'tocada' por Ralliart, pero solamente estuvo disponible en el mercado de Reino Unido.

Contaban con una caja de cambios con relaciones más cortas y con un sistema formado por un diferencial delantero y por otro mecánico trasero de deslizamiento limitado. Y aunque tenía más de 300 CV para divertirse con él, el fabricante nipón cobraba por él unos 4.500 euros menos que por la versión estándar.

Honda NSX Type S-Zero

versiones especiales de deportivos

Si piensas en un Honda NSX efectivo dentro de la pista, seguramente te vengan a la cabeza el NSX-R o el Type R. Sin embargo, los más entendidos quizá hayan caído también en la existencia del NSX Type S-Zero. Este supuso el aumento del motor V6 de 3,0 a 3,2 litros de cilindrada. Además de una severa reducción de peso.

A su vez, Honda endureció la suspensión, introdujo algunos elementos fabricados en titanio y añadió unas llantas firmadas por BBS. Frente al NSX estándar, el Type S-Zero perdió la friolera de 95 kg, marcando 1.224 kg en total. ¿Lo mejor? Era casi un 10% más barato que el NSX convencional.

PRUEBA: BMW M3 CSL (E46)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.